Publicado: 19.07.2016 14:17 |Actualizado: 19.07.2016 18:46

La elección de la Mesa del Congreso apunta a que CDC y PNV se están acercando a Rajoy

Los dos grupos nacionalistas conservadores “suman” diez” votos a los del PP y Ciudadanos en la elección de las vicepresidencias del órgano de dirección del Congreso de los Diputados, lo que se interpreta como un ensayo para la investidura del candidato popular

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 6
Comentarios:
Francesc Homs, líder de CDC, ha sido de los últimos en llegar al Congreso/EFE

Francesc Homs, líder de CDC, ha sido de los últimos en llegar al Congreso/EFE

MADRID.- La elección de los nueve miembros de la Mesa del Congreso de los Diputados celebrada este martes en la sesión constitutiva de la Cámara baja se ha desarrollado según lo previsto tras el acuerdo alcanzado en la tarde anterior entre el PP y Ciudadanos: Ana Pastor, propuesta por los populares y persona muy cercana a Rajoy, ha sido elegida en segunda votación frente al candidato socialista, Patxi López, para presidir la cámara en su XII Legislatura.

Sin embargo, el largo proceso de votaciones —hasta cuatro procesos diferentes mediante papeleta en urna han tenido que realizar los 350 parlamentarios— ha deparado una sorpresa bastante significativa: en la votación para la elección de las cuatro vicepresidencias, la alianza entre PP y Ciudadanos (169 escaños en total que engloban los 137 de los populares y 32 de la formación naranja) ha recibido el apoyo extra de diez votos adicionales.

Este hecho no ha pasado desapercibido para el resto de las formaciones políticas, toda vez que el sentido de los votos de cada grupo estaba más que anunciado previamente y así se reflejó en las dos primeras votaciones para elegir a quien iba a ocupar la presidencia. Tanto en la primera ronda como en la segunda Ana Pastor logró 169 respaldos, mientras que las formaciones nacionalistas votaban en blanco —25 votos, salvo en la primera vuelta en la que los 8 de CDC votaron a Homs y los otros 17 en blanco—.



Pero esa “normalidad” prevista se vio alterada en la votación de las vicepresidencias, que se eligen en una sola ronda y salen elegidos los cuatro candidatos más votados y que ocupan la relación entre ellos en función de los votos recibidos. Así, los dos candidatos de la alianza del PP y Ciudadanos sumaron 179 votos – 96 para el aspirante de Ciudadanos, Ignacio Prendes, que ocupará la primera vicepresidencia, y otros 83 para la propuesta del PP, Rosa Romero, que será vicepresidenta tercera -.

Esa “ayuda” no prevista inicialmente tuvo como primera consecuencia que el pacto PP-Ciudadanos se garantizase la vicepresidencia primera, prometida a la formación naranja, y la tercera, para el PP. Pero, principalmente, la votación refleja un respaldo de votos a esa alianza de una parte de los 8 escaños de CDC y de los 5 del PNV.

Estas dos formaciones habían anunciado antes de la apertura de la sesión plenaria de este martes que iban a votar en blanco —con la excepción de la primera ronda para la presidencia en la que CDC voto a su propio candidato, Francesc Homs—. Desde las filas de ERC, Bildu y Coalición Canaria se ratificó que sus papeletas fueron en blanco en cada una de las cuatro votaciones. Los resultados así lo confirman.

"La importancia de esta votación hay que trasladarla más allá de la elección de la Mesa". Esa es la opinión generalizada en todo el arco parlamentario

La importancia de esta votación hay que trasladarla más allá de la elección de la Mesa. Esa es la opinión generalizada en todo el arco parlamentario: todo apunta a que existe una vía abierta a un entendimiento entre el PP con CDC —todavía el ministerio del Interior no ha inscrito el nuevo nombre de la formación soberanista, Partit Demòcrata Català y el PNV para negociar el respaldo de estas dos formaciones, bien con apoyo o con su abstención, a la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno.

Desde ambas formaciones se ha desmentido que los diez votos adicionales a los del PP y de Ciudadanos hubiesen salido de sus filas, aunque esa actitud se ve desmentida por la fuerza de los números y la lógica del proceso de las cuatro votaciones. En la votación de las vicepresidencias hubo 14 votos en blanco y uno nulo, coincidentes con las posiciones de ERC, Bildu, CC y el resto de escaños no utilizados de los dos partidos nacionalistas.

“Empieza uno a explicarse por qué Rajoy dijo que la investidura podría ser en la primera semana de agosto”, han comentado a Público dos parlamentarios de larga trayectoria en la Cámara baja. El propio Rajoy ha explicado en una breve comparecencia ante los periodistas que no ve razones para retrasar el proceso de negociaciones de cara a su investidura.

Por su parte, la nueva presidenta de la Cámara baja, la popular Ana Pastor, ha explicado a lo periodistas que este miércoles acudirá al Palacio de la Zarzuela a comunicar al jefe del Estado la constitución del Congreso de los Diputados de la XII Legislatura y, al mismo tiempo, le trasladará los representantes de las formaciones políticas con representación parlamentarias para que el rey inicie la habitual ronda de consultas previas a designar a un candidato para someterse a la investidura.