Público
Público

Los diputados rebeldes del PSOE ponen en pie a los críticos de Susana Díaz en su casa

La plataforma de socialistas críticos de Sevilla reúne a más de 200 militantes, exparlamentarios y exmiembros de la Junta. Odón Elorza y Zaida Cantera agitan a las bases andaluzas y denuncian presiones de la gestora para desmovilizar a los que piden que se celebren primarias ya.

Publicidad
Media: 3.26
Votos: 19
Comentarios:

Los diputados socialista Odón Elorza (d) y Zaida Cantera (i), que rompieron la disciplina de grupo votando 'no' a la investidura de Mariano Rajoy, durante el acto organizado hoy por la Plataforma Pro-Congreso Extraordinario y Primarias de Sevilla. EFE/José Manuel Vidal

SEVILLA.— “¡Buenas noches Sevillaaaa! ¡Buenas noches Andalucíaaaa!”. El exalcalde de San Sebastián Odón Elorza, uno de los diputados socialistas que se ha rebelado contra la dirección interina del PSOE, defensor acérrimo del “no es no” a la investidura de Mariano Rajoy y crítico declarado de Susana Díaz, se presentó este jueves ante la militancia socialista crítica de Sevilla como quien va a dar un concierto de rock. Ese es el espíritu que quería levantar, el de un mitin electoral, el de “un acto de partido”. El objetivo era levantar los ánimos de las bases, agitar el orgullo de los que van a contracorriente de la gestora que pilota el PSOE tras la dimisión de Pedro Sánchez. “¡No bajéis los brazos! La militancia no se ha quedado en casa esperando a que la dirección resuelva este conflicto. La militancia se ha alzado en pie, ha habido una rebelión democrática de la militancia socialista”, gritó Elorza, desatando la euforia entre los asistentes.

El diputado vasco admitió sus diferencias con Susana Díaz, reconoció que hay una “batalla interna”, pero pidió “unidad”. “No estamos para romper el partido. ¿Cuándo coño nos vamos a reunir y a debatir si no es ahora, ante esta situación?”, dijo. El aforo, con 200 sillas, se quedó pequeño. Muchas personas siguieron las intervenciones de pie y otros quedaron fuera. El alcalde de Jun no asistió al acto porque viniendo a Sevilla tuvo una subida de tensión y tuvo que parar de urgencia en el hospital de Osuna. Envió a los organizadores una foto suya con los electrodos en el pecho para excusarse.

“¡No bajéis los brazos! La militancia no se ha quedado en casa esperando a que la dirección resuelva este conflicto. La militancia se ha alzado en pie, ha habido una rebelión democrática de la militancia socialista”, gritó Elorza

Los socialistas críticos con Susana Díaz agrupados en la plataforma de militantes de Sevilla, epicentro del poder de la presidenta andaluza, congregaron este jueves a más de 200 militantes y simpatizantes en un céntrico hotel de la capital, en la primera demostración real de fuerza contraria a la gestora que dirige el PSOE. Bajo el lema ‘Recuperar el PSOE’, el objeto de la plataforma es instar a la dirección provisional actual a que convoque cuanto antes un Congreso extraordinario y las primarias para elegir a un nuevo líder.

Al acto asistieron tres disputados díscolos del grupo parlamentario socialistas, tres que votaron no a la investidura de Mariano Rajoy, en contra del mandato de su partido, y que fueron sancionados con una multa de 600 euros por ello. Se trata de Odón Elorza, la excomandante Zaida Cantera (independiente) y la diputada gallega Rocío de Frutos, que fueron recibidos con aplausos por los militantes sevillanos al grito de “¡no es no!”, lema de los críticos. “Esta es una lucha épica y utópica”, dijo Cantera, animando a los asistentes a blandir sus banderas socialistas.

Ni ellos ni el resto de militantes andaluces aparecieron ya como sanchistas, defensores del exsecretario general del PSOE, Pedro Sánchez, porque ya no están seguros al 100% de que éste culmine su carrera hacia las primarias que regirán al nuevo líder del partido, aunque hoy por hoy no hay ningún otro socialista con más recorrido para aspirar a liderar el partido. De lo que sí están seguros es de que Susana Díaz se presentará, y su movilización en Andalucía tiene por objeto plantarle cara. A pesar de la multitud que lograron congregar, la debilidad de esta plataforma es evidente: carecen de candidato a la secretaría general del PSOE, por el momento no hay un líder que se haya puesto al frente de esta corriente crítica para disputarle el puesto a Díaz, y no está claro que Sánchez vaya a ser esa persona. De hecho, el acto evidenció ausencias notables de reconocidos sanchistas, como el exconsejero de Presidencia Luis Pizarro o el exdiputado andaluz Alfonso Rodríguez Gómez de Celis.

El objeto de la plataforma es instar a la dirección provisional actual a que convoque cuanto antes un Congreso extraordinario y las primarias para elegir a un nuevo líder

En cambio sí estaban férreos críticos con la presidenta de la Junta, como el histórico alcalde de Dos Hermanas, Francisco Toscano. Entre los asistentes no había ni un solo diputado andaluz y nadie del Gobierno de Susana Díaz ni de su ejecutiva. Los críticos salen de las bases de algunas de las diez agrupaciones de Sevilla, y rostros conocidos de los viejos tiempos, exdiputados, exmiembros del Ejecutivo andaluz, exconcejales del Ayuntamiento, cargos socialistas que fueron relegados hace tiempo, y que mantienen un discurso muy crítico con la presidenta: Ramón Díaz, Maribel Montaño, María José Vázquez, Pilar Gómez Casero, Nieves Hernández, Manuel Fernández, Rafael Martín o Elia Maldonado. La mayoría de los asistentes pertenecían a agrupaciones de Sevilla, aunque también vinieron militantes de Córdoba o Jaén.

La dirección regional del PSOE admite con la boca pequeña su preocupación por los movimientos críticos que empiezan a emerger en Andalucía, una federación donde cualquier atisbo de sector crítico fue cercenado con el ascenso de Susana Díaz a la secretaría general. La sevillana logró unificar el partido a costa de orillar o pacificar a los entonces críticos, como ocurrió en Jaén, probablemente la provincia más afín a Díaz, después de Sevilla. El secretario provincial del PSOE en Jaén, Francisco Reyes, está detrás de la convocatoria del acto que tendrá lugar este viernes en su provincia, un encuentro multitudinario con Susana Díaz y la militancia, con la presencia invitada del expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero.

Uno de los militantes de Jaén intervino para denunciar que “esperaban que Díaz no usase el acto como plataforma para su candidatura a la secretaría general”. “Espero que no use este acto de partido y mi cuota de 60 euros como militante para impulsar su candidatura”, avisó. También intervino Juan Cantero, un concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Cádiz, “el ayuntamiento del Kichi”, dijo, donde gobierna Podemos con apoyo de los socialistas. Este concejal también exigió “que se celebre un congreso ya para que la militancia decida”.

La debilidad de esta plataforma es evidente: carecen de candidato a la secretaría general del PSOE para disputarle el puesto a Díaz, y no está claro que Sánchez vaya a ser esa persona

Susana Díaz ha utilizado la excusa del décimo aniversario de la Ley de la Dependencia para darse un baño de multitudes, revitalizar la figura de Zapatero (el de la primera legislatura, previa a los recortes) y, de paso, contraprogramar los actos de Pedro Sánchez con las bases, primero en València y luego en Asturias. El exlíder del PSOE ha declinado la propuesta de los sanchistas andaluces, otrora miembros de su círculo de confianza, de reaparecer en Andalucía para “tensionar” a la militancia. Sánchez no quiere medirse aún con Susana Díaz en su feudo, una decisión que los socialistas andaluces más críticos con la baronesa tildan de “grave error”.

Como consecuencia de ello, la plataforma de militantes de Sevilla se ha movilizado al margen de Sánchez y de los sanchistas. Su portavoz, Nieves Hernández, que también fue portavoz del gobierno municipal de Sevilla durante el mandato del PSOE, se presenta como portavoz de todas las plataformas críticas de militantes que están aflorando, no sólo en Andalucía, sino en otras partes del país. En total se contabilizan ya una treintena.

En el inicio del acto leyó un manifiesto reclamando a la gestora la celebración del congreso del PSOE “cuanto antes”, un manifiesto que también han firmado las plataformas de Navarra, Extremadura, Comunidad Valenciana, Galicia, Asturias y País Vasco. El acto lo cerró Toscano, alcalde de Dos Hermanas desde hace tres décadas, cuya intervención recibió una ovación tremenda de los asistentes. “Estoy convencido, con la gente que estamos aquí, que el futuro es nuestro. Es una incoherencia que los valores de izquierdas tengamos que pelearla y defenderla dentro de nuestro partido. La defensa de la Transición y la democracia...si no lo defendemos para nosotros, para nuestra organización, ¿cómo lo vamos a defender para el resto de la sociedad?”, dijo. “Cuando se pierde a los más débiles, nunca se pierde, pase lo que pase”, culminó.