Publicado: 11.02.2014 07:00 |Actualizado: 11.02.2014 07:00

Los diputados votan en secreto la retirada de la reforma del aborto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El sistema electrónico que mecaniza las votaciones del Congreso quedará hoy paralizado, al menos, durante unos minutos. Después de mucha insistencia, el Grupo Socialista ha conseguido que el primer examen que ha de pasar en la Cámara Baja la contrarreforma del aborto impulsada por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, se haga en secreto. 

Porque con ello, con una papeleta en una urna, los diputados no tendrán que posicionarse y, si rompen la disciplina de voto, no podrán ser multados por sus partidos. Es la tercera vez que esto ocurre en democracia, informa Efe. Y eso es lo que perseguían los socialistas desde un principio, desde que el Ejecutivo de Mariano Rajoy dio el visto bueno al anteproyecto de Ley Orgánica para la protección de los derechos del concebido y de la mujer embarazada que restringe la posibilidad de interrumpir voluntariamente el embarazo a sólo dos supuestos: violación y riesgo para la salud de la madre.

La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, volvió a presionar ayer a los posibles díscolos del PP para que este martes apoyen la proposición no de ley con la que los socialistas pretenden "detener el procedimiento" de esta reforma con la retirada del anteproyecto de Gallardón. "Los diputados y diputadas del PP tendrán una gran ocasión de demostrar que efectivamente están con la libertad de las mujeres", sentenció Valenciano ayer, en la rueda de prensa posterior a la reunión de la Ejecutiva Federal que la ha ratificado como "número uno" en la lista del PSOE a las elecciones europeas. Valenciano será la encargada de defender la proposición socialista esta tarde en el Pleno del Congreso.

Aunque en las dos ocasiones anteriores en las que se ha votado en secreto una proposición no de ley los diputados han respetado la disciplina de voto de sus respectivos grupos, Valenciano ha confiado en que en la de mañana se sumen a la postura del PSOE parlamentarios del PP que no están de acuerdo con el anteproyecto del Gobierno, informa Efe.

El líder de Izquierda Unida, en cambio, no se mostró tan esperanzado al respecto. "Da igual el voto secreto o no",  auguró Cayo Lara, que cree que en el caso de que el PP perdiera la votación pese a su mayoría absoluta, debería dimitir todo el Gobierno y convocar de inmediato elecciones generales, informa Europa Press. Lara defendió que el Ejecutivo no debe "atentar contra los derechos fundamentales" de las mujeres y restringir los derechos de los que gozan con la actual legislación. En todo caso, sostiene el coordinador federal de IU, "si se modifica la ley vigente, debería ser precisamente para ampliar esos derechos", concluyó.