Publicado: 11.04.2014 19:29 |Actualizado: 11.04.2014 19:29

Las direcciones regionales y autonómicas del PP niegan tener caja B y acusan a Bárcenas de mentir

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Gobiernos autonómicos y direcciones regionales del PP en varias comunidades han desmentido este viernes de forma rotunda que hayan tenido cajas B para sufragar gastos de las campañas electorales, como afirmó ayer el extesorero del partido Luis Bárcenas ante el juez central de instrucción 5, Pablo Ruz.

"Como hemos dicho muchas veces, el Partido Popular de la Comunitat Valenciana no tiene ninguna caja B", ha sentenciado el vicepresidente valenciano, José Císcar, quien ha subrayado que las palabras de Bárcenas no merecen "ninguna credibilidad".

El extesorero señaló ayer que el PP tenía una contabilidad B en todas las provincias y en todas las comunidades, y señaló, entre otros, al secretario general del PP de La Rioja, Carlos Cuevas, quien -según Bárcenas- le pidió en 2008 que le ayudara a "blanquear" 200.000 euros que había recaudado en donativos.

El presidente del PP de La Rioja y de la comunidad autónoma, Pedro Sanz, ha advertido de que el partido responderá "con los medios jurídicos que considere oportunos" a cualquier "ataque" que se haga para defenderse de "calumnias" y ha insistido en la total "transparencia" de las cuentas de su formación política.

Otra comunidad señalada por acusaciones de Bárcenas es Castilla-La Mancha, donde, según el extesorero, se percibieron 200.000 euros de una comisión por un contrato del Ayuntamiento de Toledo.

Riolobos, del PP de Castilla-La Mancha: "Bárcenas es un preso que miente como un bellaco" y debe explicar de dónde sacó "toda la pasta que tiene en paraísos fiscales"

La portavoz del PP en esa comunidad, Carmen Riolobos, ha subrayado su "absoluta tranquilidad" ante esas acusaciones y ha añadido: "El señor Bárcenas es un preso que miente como un bellaco y que lo que tiene que hacer es explicar de dónde ha sacado toda la pasta que tiene en paraísos fiscales, en lugar de estar siempre hablando mal de los demás, que todavía el juez no lo sabe ni los españoles tampoco".

En la misma línea, en Castilla y León, el secretario provincial del PP en Valladolid y delegado del Gobierno en esa comunidad, Ramiro Ruiz Medrano, ha opinado que lo ocurrido ayer es "otra de las maniobras de Bárcenas para intentar explicar su situación cuando lo que tiene que hacer es decir de dónde ha sacado los 40 millones de su patrimonio".

El presidente de Extremadura, José Antonio Monago, ha declarado que Bárcenas no puede "justificar lo injustificable" y ha agregado: "El valor de su palabra ya sabemos cuál es. No cotiza en España, cotiza fuera".

Sobre las acusaciones de Bárcenas -al que ha calificado de "pájaro"- también se ha pronunciado el portavoz parlamentario del PP vasco y presidente del partido en Gipuzkoa, Borja Sémper, quien ha recalcado que la formación en Euskadi "sólo cuenta con una cuenta A, además exigua".

Un mensaje similar al expuesto por el presidente del PP en Navarra, Enrique Martín, quien ha afirmado que su partido tiene una "caja pequeña y toda ella es A".

La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, ha planteado que las afirmaciones de Bárcenas "deben formar parte del contexto de su defensa, pero son absolutamente falsas" y ha dejado claro que su partido siempre ha tenido "una única contabilidad, auditada por todas las instituciones correspondientes, y por lo tanto, transparente y pública".

También el PP gallego, a través de su portavoz parlamentario, Pedro Puy, ha incidido en que "las cuentas oficiales del PP en Galicia son las que están remitidas y conocidas en el ámbito público". Ha advertido Puy que Bárcenas "cada día que declara algo es distinto a lo que declaró el anterior".

Otro presidente autonómico que ha desmentido las palabras de Bárcenas ha sido el cántabro Ignacio Diego, también presidente regional del PP, un partido que -ha dicho- tiene "los bolsillos bien limpios y bien claros".

El secretario general del PP de Canarias, Asier Antona, ha remarcado el mensaje de la "máxima transparencia y claridad" de las cuentas del partido.