Público
Público

Directivos de Liberbank confirman en la Audiencia Nacional que fueron extorsionados por Ausbanc

La entidad pagó más de un millón a la asociación de Pineda para evitar demandas de clientes afectados por cláusulas suelo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de Ausbanc, Luis Pineda.- EFE

MADRID.- Dos directivos de Liberbank han ratificado este jueves ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz las declaraciones que prestaron ante la Policía en la causa que investiga a la Asociación de Usuarios de la Banca (Ausbanc) y su presidente Luis Pineda por amenazas y extorsión.

Ambos altos cargos han confirmado que se sintieron extorsionados por Pineda. La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional sospecha que éste se quedó con un remanente 917.000 euros que le pagó el banco y que iba destinado a varios afectados por cláusulas suelo en las hipotecas que tenían suscritas en la entidad.

Uno de los testigos ha explicado este jueves que, tras la reunión mantenida con el delegado de Ausbanc en Extremadura y con la jefa de la Asesoría Jurídica de la entidad, María Mateo, se formalizó un acuerdo de 18 meses de duración y que incluía tres asuntos diferenciados para indemnizar a afectados por la firma de cláusulas suelo en sus contratos hipotecarios.

Por un lado, el pago de 7.000 euros por cada una de las 127 demandas judicializadas, por otro, el pago de 4.000 euros de un segundo bloque de 64 expedientes sin judicializar, y finalmente un tercer bloque de asuntos que pudieran ir entrando durante la vigencia del acuerdo entre Liberbank y Ausbanc, suscrito en 2013, y por el que se abonaba una cantidad de 1.400 por expediente.

El informe policial que figura en el sumario del Juzgado Central de Instrucción número 1 concluye que Liberbank pagó directamente a Ausbanc un importe total de 1.145.000 euros procedentes del acuerdo que ambos habían alcanzado en relación con 191 demandas presentadas por clientes.

Parte de este dinero se transfirió en pequeñas cantidades a 164 personas, posiblemente clientes de Liberbank asociados de Ausbanc, según la Policía, que añade que la entidad que presidía Pineda -en prisión provisional desde abril de este año- se "beneficia del remanente" de 917.000 euros, que fueron transferidos a cuentas de Ausbanc.

Por ello, la Policía concluyó que Liberbank paga directamente a Ausbanc para que sea ésta quien se encargue de distribuir dicho dinero entre sus asociados así como de convencerlos para que firmen la novación de las condiciones de sus hipotecas con la misma entidad, "no comprobando Liberbank si las cantidades abonadas se distribuían en las cuentas acordadas o si Ausbanc se quedaba con el remanente".

Suavizar la imagen

El otro testigo ha explicado que la entidad dispone de dos líneas de actuación en relación a los gastos de publicidad; una mediante acuerdos de colaboración y otra por patrocinios puntuales, y que, dado que los medios de Ausbanc eran "muy agresivos con las cláusulas suelo", intentaron "suavizar su imagen".

Por ello Ausbanc percibió de Liberbank cuatro abonos con un importe total de 1.145.000 euros, de los cuáles 346.161 euros fueron destinados a 164 personas diferentes, tal y como señala la UDEF en su informe en el que aprecia que Ausbanc se beneficia de un remanente de 917.000 euros y que ingresó en sus cuentas a través de 16 transferencias.

Además, en el registro efectuado en la oficina de Ausbanc, la Policía se incautó de un documento relativo al acuerdo con Liberbank en el que consta reflejado de forma manuscrita las condiciones alcanzadas entre las partes en referencia a los pagos a los afectados por las cláusulas suelo.

El informe señalaba además que en la misma fecha se establecieron convenios de colaboración entre Liberbank y Ausbanc, ya fueran publicitarios o por la adquisición de los ITCRA (Informe trimestral de Consultas y Reclamaciones) como condición que imponía la entidad presidida por Pineda para sellar los acuerdos.

Por todo ello, la UDEF concluía que los convenios establecidos con Ausbanc eran "perjudiciales para sus asociados, bien porque esta entidad buscaba ser quien se encargase de distribuir el dinero entre sus asociados tras ser ella quien calculase la cantidad que le corresponde a cada uno de ellos, bien por cobrar una determinada cantidad por evitar que los asociados demandasen a las entidades".