Público
Público

El director de la DGT y otros amigos andaluces del 'clan de Zoido'

El ministro del Interior ha rescatado a algunos cargos de su máxima confianza para resolver las crisis heredadas en su departamento de la época de Fernández Díaz, pero su cartera aún no está exenta de polémicas. 

Publicidad
Media: 3.25
Votos: 8

(De izda a dcha): El director general de la Policía, Germán López Iglesias; el director general de la Guardia Civil, José Manuel Holgado Merino; el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido; el secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto Ballesteros; el director general de Tráfico, Gregorio Serrano; y el director general del gabinete del Ministerio, Francisco Luis Pérez Guerrero. Fuente: MINISTERIO DEL INTERIOR

El caso del pequeño Nicolás, la guerra policial y las escuchas de Interior reveladas por Público. Esas son sólo algunas de las grandes crisis a las que el nuevo ministro del ramo, Juan Ignacio Zoido, tiene que hacer frente desde que cogió la cartera de manos de Jorge Fernández Díaz

Para ello, el nuevo titular se ha rodeado de un equipo de amigos que, rescatados de Andalucía, ahora forman parte de la cúpula de su departamento. Aunque, a tenor del escándalo del piso de la Guardia Civil presuntamente adjudicado al director general de Tráfico, no están libres de polémicas. Este es 'el clan de Zoido': 

Gregorio Serrano, director general de Tráfico

Gregorio Serrano, sevillano como Zoido, fue su concejal para todo en el Ayuntamiento de la capital andaluza: era el titular de Empleo, Economía, Turismo y Fiestas.

En 2011 se vio salpicado por el caso Fitonovo, en el que hasta el propio Zoido tuvo que comparecer ante la comisión de investigación abierta en el Consistorio. Él, Serrano, incluso se arrepintió de haber hecho favores al mediar entre la citada empresa -que habría ofrecido comisiones a cambio de contratos del cuidado de parques y jardines- y la Guardia Civil. 

Precisamente, es con ese Cuerpo con el que recientemente ha vuelto a estar en los titulares. Según adelantó La Sexta el pasado domingo, Serrano habría ocupado y reformado, con cargo a las arcas públicas, un piso oficial del instituto armado. 

La Dirección General de Tráfico (DGT) desmintió dicha información asegurando que Serrano vive "en un hotel" y el propio implicado afirmó que "jamás" se le ha adjudicado una vivienda de la Benemérita "por la cara". Su amigo, el ministro, por su parte, salió en su defensa este miércoles en la sesión de control al Gobierno del Congreso de los Diputados.

En un pleno muy bronco en el que hasta la presidenta de la Cámara, Ana Pastor, llamó al orden a varios diputados, Zoido negó rotundamente que se le hubiera adjudicado vivienda alguna a uno de sus manos derecha"No se ha producido ninguna ilegalidad y no se ha atendido a la petición de permuta que se formuló por parte de la Guardia Civil", intentó zanjar la cuestión el ministro. Sin embargo, las numerosas preguntas sobre la cuantía de la reforma del piso (50.000 euros) y los procedimientos de adjudicación de viviendas de la Benemérita siguieron en el aire.

Germán López Iglesias, director general de la Policía

Quien tampoco tuvo un buen estreno en el Congreso fue el nuevo director general de la Policía. Uno de los encargados de regenerar el Ministerio en la época post-Fernández Díaz afirmó en la Comisión de Interior que "la brigada política [que, según las grabaciones de este diario podría haber conspirado contra los partidos nacionalistas] no existe" y la rebajó a algo que él oía "en algunos corrillos". Hizo lo propio con la llamada guerra entre comisarios, "esos señores que no tienen ninguna credibilidad".  

Germán López Iglesias no es andaluz, pero sí extremeño, como la madre de Zoido. De los nuevos nombramientos de altos cargos, López Iglesias es el único que tenía experiencia en el campo de la Seguridad: era el anterior delegado del Gobierno en Extremadura. Fue también alcalde de Badajoz y concejal de dicho Ayuntamiento desde tiempos de la CDS. Asimismo, fue diputado nacional durante tres legislaturas. 

Ahora volvió a Madrid por nombramiento directo del ministro. Del mismo modo, mantiene su relación con el PP extremeño tras haber sido nombrado por José Antonio Monago vocal por designación directa (a dedo) de su nueva Ejecutiva

José Manuel Holgado Merino, director general de la GC

Compañero de procedencia y hasta de profesión de Zoido es también el director general de la Guardia Civil.

José Manuel Holgado Merino es magistrado de la Audiencia Provincial de Sevilla, donde tanto el ministro como él mismo tienen reservadas sus plazas al haber solicitado la situación de "servicios especiales" a la que tienen derecho los funcionarios públicos que se dejan sus cargos para dedicarse a la política. 

En dicho tribunal ejerce desde 1998. Allí fue el ponente encargado de los recursos relacionados con el caso de Marta del Castillo, entre otros. Su experiencia judicial es extensa pero en política, nula. 

José Antonio Nieto, secretario de Estado de Seguridad

Más tablas (políticas, al menos) tiene el número dos del Ministerio, también andaluz. El actual secretario de Estado de Seguridad es exalcalde de Córdoba, fue coordinador electoral del PP andaluz y también diputado nacional: era el portavoz de Administraciones Públicas del Grupo Popular en la Cámara baja. 

José Antonio Nieto ha anunciado ya su intención de seguir presidiendo la organización provincial del partido en Córdoba. Incluso ha recibido apoyo de buena parte de los altos cargos provinciales. Pero podría encontrarse con una piedra en el camino: el propio presidente regional, Juan Manuel Moreno, es partidario de no acumular cargos.

Es decir, Moreno apoyaba la llamada enmienda antiCospedal que Génova logró tumbar por apenas una veintena de votos en el Congreso nacional del partido. Sin embargo, es la dirección nacional del PP quien tiene la última palabra al respecto. Será la Oficina del Cargo Popular quien dictamine sobre su posible excepcionalidad pero, así las cosas, todo apunta a que Nieto podrá repetir como líder del PP cordobés pese a ser el número dos de Zoido. 

Francisco Luis Pérez Guerrero

Su mano derecha, en cambio, es Francisco Luis Pérez Guerrero. Él, licenciado en Derecho, sevillano -como Zoido-, fue su número dos en el Ayuntamiento de Sevilla: era su teniente de alcalde y portavoz de su Gobierno municipal. Con él se cierra el círculo de amigos al que ya se conoce como el 'clan andaluz de Zoido'.

el redactor recomienda...