Publicado: 13.07.2014 13:07 |Actualizado: 13.07.2014 13:07

Dirigentes del PP discrepan sobre la idoneidad de atacar a Pablo Iglesias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El PP ha aprovechado la Escuela de Verano celebrada esta semana para pasar a la carga contra Podemos y los constantes ataques contra la casta política en la que la formación de Pablo Iglesias sitúa a los 'populares', que han reivindicado estos días sus siglas y han rechazado los "populismos", el extremismo y a los "telepredicadores bolivarianos".

La Escuela de Verano del PP se había organizado para hablar de regeneración y casi todos los que han tomado la palabra estos días han hecho referencias a Podemos, más o menos directas o veladas, y no sólo para defenderse sino también para acusarlo de poner en riesgo la estabilidad de la democracia, de querer tumbar un sistema que en su opinión funciona, aunque se pueda mejorar.

Fuentes del partido aseguran a Europa Press que no había ninguna directriz en ello y que los únicos mensajes al respecto previstos y preparados fueron los que lanzaron la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, al arranque de las jornadas, y el vicesecretario de Organización del PP, Carlos Floriano, al día siguiente.

La mano derecha de Rajoy acudió a la Escuela de Verano con la intención de dejar un mensaje contra los "populismos" que desde las televisiones y las tertulias, precisó, "dicen a la gente lo que quiere oír". "Eso no es conectar con la gente, sino saber dónde está la sensibilidad de la gente y utilizarla para debilitar la democracia", ha señalado. E instó a los suyos a sentirse orgullosos del trabajo del Gobierno y a no tener "miedo a los debates" sino a enfrentarse a ellos "bien preparados".

Carlos Floriano, al día siguiente, dedicó el calificativo de "telepredicador" de "populismo bolivariano" a Pablo Iglesias, a quien sin embargo no citó. "Quiere subvertir la democracia", añadió el dirigente 'popular', que cargó contra esa idea de que la democracia "está secuestrada", de que los resultados electorales no son legítimos.

Pero a los dos se les sumaron otros muchos intervinientes, miembros del Parlamento europeo o del Congreso y el propio ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, quien se rió de que a él le consideren miembro de ninguna "casta" cuando nació en Jaén en una España con una renta per cápita inferior a 2.000 dólares, según dijo. "Lo que hemos sido capaces de hacer desde este país para que algunos jóvenes nos llamen casta", añadió.

Sin embargo, otros miembros del partido aseguran a esta agencia que no comparten la idea de lanzar mensajes contra Podemos. No lo consideran el adversario político del PP tras las elecciones europeas de mayo, sino la abstención y la fuga del voto de centro, el que concede las mayorías. Un cargo público recelaba además de la necesidad de que su propio partido le haya concedido estos días tantos titulares a la formación de Pablo Iglesias.

El jefe de la delegación del PP en el Parlamento Europeo, Miguel Arias Cañete, compañero de hemiciclo de Pablo Iglesias expresó por su parte su respeto hacia Podemos y su presencia en la eurocámara, pero añadió que no quiere distraerse "en polémicas estériles" y advirtió contra perderse en ellas: la prioridad es el crecimiento económico y la generación de empleo.


http://www.quoners.es/debate/crees-que-el-pp-ha-escuchado-el-resultado-de-las-urnas-en-estas-elecciones