Publicado: 30.08.2016 18:57 |Actualizado: 30.08.2016 20:27

El discurso de Rajoy no convence ni a Ciudadanos, sus socios de investidura

La mayoría de los portavoces consideran que la intervención el candidato conservador no responde a una voluntad de lograr un respaldo de la cámara. “Parecía que no tiene fe en conseguir la investidura”, le dice el portavoz naranja, Juan Carlos Girauta

Publicidad
Media: 3.33
Votos: 3
Comentarios:
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera; el portavoz, Juan Carlos Girauta y la diputada Melisa Rodriguez, durante el discurso de investidura de Mariano Rajoy/EFE

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera; el portavoz, Juan Carlos Girauta y la diputada Melisa Rodriguez, durante el discurso de investidura de Mariano Rajoy/EFE

MADRID.- La intervención de Mariano Rajoy con la que se ha abierto el debate parlamentario de su investidura este martes por la tarde en el Congreso de los Diputados no ha logrado atraer ni siquiera a sus socios de Ciudadanos, formación con la que el PP ha firmado un acuerdo para votar afirmativamente al candidato conservador.

Tras un discurso de una hora y veinte minutos los diferentes portavoces de los principales grupos parlamentarios han adjudicado todo tipo de adjetivos a Rajoy, tanto a la hora de juzgar sus formas como para calificar los contenidos que ha expuesto. Pero, sin duda alguna, la opinión que despertaba mayor interés era la que podía manifestar la formación naranja que preside Albert Rivera.



Juan Carlos Girauta, portavoz del grupo parlamentario de Ciudadanos, ha sido muy claro nada más arrancar sus palabras tras levantarse la sesión: “Hemos de manifestar nuestra sorpresa”, ha dicho el representante de la formación naranja. Tras limitarse a calificar el discurso del candidato Rajoy con un escueto adjetivo: “Correcto”.

La sorpresa a la que ha aludido Girauta, que hace apenas 48 horas firmó el pacto con su homólogo popular, Rafael Hernando, el acuerdo de investidura de Rajoy, la ha concretado en la falta de voluntad del candidato popular de “sumar los seis votos que le faltan para la mayoría absoluta o las abstenciones necesarios para lograrla en la segunda votación. No ha habido ni una sola alusión al partido socialista ni a ningún otro partido”, ha sentenciado.

Girauta también ha echado en falta una alusión más contundente sobre los problemas de corrupción que tiene la política española al dedicar “poco más de un minuto a ese asunto importante y teniendo en cuenta que quien hablaba y su partido son los más indicados para ello”, ha dicho el portavoz naranja. “Se podía decir que ha demostrado una falta de fe (en conseguir los respaldos necesarios para ser investido). Animamos a que confíe más”, ha agregado.

Antonio Hernando, portavoz del PSOE, hace un balance del discurso de investidura de Mariano Rajoy en el Congreso de los Diputados/EFE

Antonio Hernando, portavoz del PSOE, hace un balance del discurso de investidura de Mariano Rajoy en el Congreso de los Diputados/EFE

La falta de entusiasmo mostrada por el portavoz de Ciudadanos respecto al tono empleado por Rajoy y sobre los contenidos de su discurso ha llegado a incomodar al representante del grupo popular, Rafael Hernando, quien no ha querido valorar las palabras de Girauta a preguntas de los periodistas alegando que su intención era destacar la intervención de su jefe de filas, al que ha calificado como “brillante”.

Incluso la representante de Coalición Canaria, Ana Oramas, que votará también a favor de Rajoy tras firmar un acuerdo con el PP, se ha limitado a destacar que el discurso del candidato “contiene los asuntos que importan a los ciudadanos canarios, el compromiso de firmar el Régimen Económico y Fiscal para Canarias y defender el estatuto de regiones ultraperiféricas en la UE”. Sobre el resto de la intervención no se ha querido pronunciar.

Ana Oramas, diputada de Coalición Canaria, formación que votará 'sí' a Rajoy y a la que tampoco ha convencido su discurso de investidura/EFE

Todas las formaciones políticas de la oposición han competido en descalificar el discurso. “Candidato cansado, proyecto caduco y palabras de burócrata, con una muestra total de falta de ambición. No nos ha dado ninguna razón para votarle mañana (por este martes) ni el viernes en segunda votación”, ha dicho el portavoz socialista, Antonio Hernando, para quien Rajoy se ha limitado a “darse autobombo”.

El representante parlamentario de Unidos Podemos, Íñigo Errejón, le ha dado una vuelta de turca sobre esa idea. “Ha sido un discurso que no tenía la intención de convencer a nadie. Se ha dedicado media hora a sostener que no había alternativa en una actitud que sonaba a chantaje, cuando apenas ha dedicado un minuto y treinta y cuatro segundos para hablar de la corrupción, básicamente para decir que estaban sobre ello”. En similares términos se han pronunciado Xavier Domènech, de En Comú Podem, y Alberto Garzón, de IU.

Los portavoces de los grupos catalanes de ERC y de la ex Convergéncia han criticado su alusión amenazante sobre Catalunya y el proceso soberanista. “No ha entendido nada. La derecha naftalínica y la derecha punto dos necesitan un enemigo y como no hay enemigos exteriores porque no hay guerra en Irak, pues tienen que buscar enemigos interiores y para eso estamos los catalanes”. Francesc Homs, en la misma línea que el resto, ha asegurado que el discurso de Rajoy "es el discurso de un perdedor" y ha denunciado “el tono de amenaza hacia Catalunya, más propio de alguien que entiende de fuerza pero no de democracia. Creo que ha sido una intervención que sonaba a despedida”. El portavoz del Partit Demòcrata Català también ha asegurado que "ni Rajoy ni nadie" podrá frenar a la formación "por muchos discursos amenazantes que hagan".