Publicado: 04.12.2015 22:57 |Actualizado: 05.12.2015 09:01

LOS EQUIPOS

Los 'doce apóstoles' de Pedro Sánchez

Seis técnicos y seis políticos conforman el equipo de confianza más cercano al candidato socialista, y serán las personas que dirigirán su campaña.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Simpatizantes del PSOE inician la campaña electoral.- REUTERS.

Simpatizantes del PSOE inician la campaña electoral.- REUTERS.

MADRID.- Pedro Sánchez tiene su equipo, sus amigos y su familia. Y, en base a estos tres pilares, afrontará el reto más importante de su vida personal y política durante los próximos veinte días: llegar a ser presidente del Gobierno.

Su mujer y sus padres están omnipresentes en sus decisiones y tienen gran influencia en el líder socialista, así como lo que él llama “mis amigos de toda la vida”. Pero también tiene sus “doce apóstoles”, su equipo más cercano y de confianza, de quien se fía, a los que consulta, y quienes son sus referentes para estar elecciones. Sánchez encomienda su campaña a seis técnicos y seis políticos.



A la derecha del “padre” se sienta Juan Manuel Serrano. Su jefe de Gabinete. No quiere protagonismo mediático, se oculta de las fotos, pero siempre está a su lado. Cuando Sánchez en el coche se echa la chaqueta por encima de la cara para intentar dormir un rato, al despertar siempre está “Juanma” ya con las notas preparadas para el acto siguiente.

A su lado también está habitualmente Verónica Fumaral. Digamos que es su jefa de prensa personal, tiene fama de ser atrevida en sus planteamientos, pero Sánchez suele acceder. Si hay que arriesgar para ganar Fumaral es la mujer adecuada, y el líder del PSOE lo sabe.

También tiene mucha complicidad con la jefa de comunicación del PSOE, Maritcha Ruiz. Ambos son amigos desde la juventud y Sánchez confía plenamente en ella, desde que decidió personalmente ponerla al frente de la jefatura de prensa del partido.

El ex-secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, durante el acto de inicio de campaña que los socialistas de Castilla y León.- EFE

En el capítulo de técnicos hay dos nombres más claves en esta campaña: el catedrático de Política Miguel Ángel Simón, que es quien le ultima y ordena los discursos; y el eterno jefe de Gabinete de los dos presidentes del PSOE en democracia, José Enrique Serrano.

Ambos se encargan de dar contenido a los discursos de Sánchez, junto con Juan Manuel Serrano, aunque al líder del PSOE le gusta pedir “papeles” a muchos otros dirigentes y luego meter “su pluma”.

Y, aunque es un político nato, también está haciendo tareas de asesoramiento y más técnicas para la campaña electoral el ex consejero de Interior del Gobierno vasco, Rodolfo Ares. El veterano dirigente socialista ya ha dirigido varias campañas electorales en el País Vasco con Patxi López como candidato, y tiene gran experiencia en esta materia.
En el capítulo de sus asesores más políticos hay otros seis nombres de la confianza plena de Sánchez.

Ni que decir tiene que el líder socialista confía todo el operativo y la estrategia en su secretario de Organización y responsable del Comité Electoral, César Luena. Al igual que Juan Manuel Serrano, el “número dos” del PSOE quiere poca prensa –lo justo a lo que le obligue su cargo- y está solamente centrado en llevar a La Moncloa al candidato socialista, de lo que está plenamente convencido.

Otros dos referentes para Sánchez son sus dos compañeros en la etapa en la que José Blanco llevaba las riendas del PSOE: Antonio Hernando y Óscar López. Los respectivos portavoces en el Congreso y en el Senado tienen ya muchas campañas electorales a sus espaldas y saben bien cómo funciona esto. Estarán en la cocina de estas elecciones y, sobre todo, en la preparación de los debates.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, el candidato socialista al Congreso de los Diputados por la provincia de Valencia, José Luis Ábalos .- EFE

El líder del PSOE también tiene mucha comunicación con el núcleo duro de la Ejecutiva, pero nadie duda que hay dos mujeres que van a ser un referente en la campaña: Meritxell Batet y María Gónzález Veracruz. A ambas, Sánchez las admira por su gran capacidad de trabajo. La primera ha elaborado el programa electoral, y la segunda es la encargada de las redes sociales. Los dos temas son claves para Sánchez en esta campaña.

Y, finalmente, quien se ha ganado la confianza y el aprecio del líder socialista es el lehendakari vasco Patxi López. Cada vez con más protagonismo en tertulias y en medios de comunicación, su experiencia y su contundencia en los mensajes han calado en Sánchez.

Y, a todo esto, hay que añadir que al líder del PSOE le gusta llamar y consultar más de lo que se dice. Fuentes de Ferraz aseguran que habla mucho con Felipe González y Alfredo Pérez Rubalcaba, pero también lo hace con José Luis Rodríguez Zapatero.

Pero, aunque a Pedro Sánchez le gustan los equipo y las consultas, de lo que está convencido es que quien se la juega en estos veinte días es él, y que será el referente casi único en la campaña. Por ello, hará su campaña de manera muy personal, como mucha presencia en la calle y con una agenda agotadora. Cree que esto le funcionó cuando resultó elegido por la militancia secretario general del PSOE, y está seguro de que le volverá a funcionar ahora.