Publicado: 28.02.2016 23:36 |Actualizado: 29.02.2016 08:47

Echenique: “Podemos debe generar anticuerpos éticos para evitar las derivas autodestructivas”

El secretario general de Aragón reabre el debate interno sobre la organización con una reflexión en la que invita a analizar los “ingredientes venenosos” de las dinámicas actuales para ser “la única fuerza con posibilidades de gobernar fundamentalmente distinta”

Publicidad
Media: 4.06
Votos: 17
Comentarios:
El secretario general de Podemos Aragón, Pablo Echenique. EP

El secretario general de Podemos en Aragón, Pablo Echenique. / EP

ZARAGOZA.- “Podemos debe crear anticuerpos éticos para evitar las derivas que han llevado a los partidos a autodestruirse”. Ese es el principal objetivo del debate que el secretario general de la formación morada en Aragón, Pablo Echenique, ha abierto este domingo al publicar en su blog una reflexión titulada Remake de una tragedia o el partido del futuro.

“A veces, los valores que defiende Podemos no coinciden con algunas formas de funcionar”, señala Echenique, que reclama para su formación “una cultura de organización distinta a la que hemos visto en los viejos partidos”. “En el PSOE y el PP, conforme pierden poder, salen comportamientos que responden a meras luchas de poder que no tienen nada que ver con los problemas de la gente”, añade.

En el post alerta de la aparición de “dinámicas y comportamientos que no auguran un futuro feliz si dejamos que crezcan”, a las que se refiere como “ingredientes venenosos”, al tiempo que apunta que “la única innovación de largo alcance y no coyuntural que Podemos puede encarnar es la organizativa”. “No estamos hablando solamente de que esté en nuestra mano no repetir los errores del pasado –añade-; es que, además, podemos convertirnos —seguir convirtiéndonos— en la única fuerza con posibilidades de gobernar que sea fundamentalmente distinta”.

“Hemos visto el final de la película, y por eso podemos evitarlo”

Entre otras, y sin personalizarlas en miembros de la formación en ningún caso, apunta varias: dinámicas de confrontación sin motivos políticos sustanciales, maledicencias entre miembros de la formación, generalización del término “casta” a cualquier cargo público, tensiones internas entre grupos o, también, interrupciones y elevaciones del tono de voz en los debates.Se trata, explica a Público, de “crear una organización con anticuerpos que evite esas derivas. Ya hemos visto el final de la película, a dónde lleva hacer mal las cosas. Y, como ya la hemos visto, podemos evitar repetirla en lo organizativo”.

Echenique, destaca que Podemos es “una organización fundamentalmente distinta a las viejas, pero está formado por personas y hay riesgos potenciales de sufrir esas derivas”. En este sentido, anota, el objetivo de su reflexión es “dar un toque de atención para mirar hacia dentro”. “En algunos momentos de conflicto he visto esas cosas –añade-. Debemos atajarlas, y creo que tenemos la posibilidad de hacerlo. Son tics. Lo pongo en un papel para que la gente lo vea y reflexione”.

“Seguir los principios de lo que defendemos nos daría eficacia”

En cualquier caso, el líder de los morados en Aragón remarca que “no se trata de propuestas organizativas” formalmente sino de “un documento de principios, una tormenta de ideas que puede servir para dibujar las dinámicas que debemos tener como organización. Es un documento atemporal, una visión de Pablo Echenique sobre cómo debe funcionar” Podemos.

“Seguir los principios y dinámicas de las políticas que defendemos, como la feminización o el debate abierto, nos daría mucha eficacia”, añade, antes de reconocer que “en algunos casos he querido meter el dedo en la llaga. A veces se cree que un problema no existe porque no se le menciona”.



En ese sentido, apunta “el demasiado tiempo que a veces perdemos en los adversarios internos, que consume tiempo y esfuerzos que no dedicamos a la labor política”. Y, también, lo que denomina “repartos de carnet” o “discusiones sobre quién es más morado o quien estaba antes”.

Para Echenique, “eso son criterios excluyentes, que solo sirven para dejar gente fuera. Y son contrarios a los principios de Podemos, que nació en las plazas. No ocurre siempre, pero sí en ocasiones. Y es algo que hay que identificar. Pongo esos problemas en positivo. Hay que pelear por crear espacios abiertos en los que nadie sea más de Podemos que nadie”.

“Pretendo arrancar un debate con propuestas más bien éticas”

Echenique, que anota que algunas medidas que salgan de esa reflexión pueden ser recogidas en una futura reforma de los estatutos de Podemos mientras que otras pueden ser implementadas conforme se debatan en las organizaciones, destaca que “en Aragón estamos abriendo un debate de mejoras organizativas, de autocrítica, después de cerrar un ciclo electoral que ha tenido a la organización muy ocupada.

“Hemos comenzado a evaluar el funcionamiento y vamos a mirarnos a nosotros mismos mientras se resuelve la situación estatal”, explica, mientras insiste en que “pretendo arrancar un debate con propuestas más bien éticas, y he tenido cuidado en no hacer propuestas organizativas, que deben salir del debate de los órganos internos”.