Público
Público

Echenique pide a los cargos de Podemos que "dejen trabajar" al tribunal interno del partido

El secretario de Organización afirma que en la Ejecutiva están "convencidos" de haber actuado correctamente con la modificación estatutaria aprobada a finales de julio. "Si en algún momento la Comisión de Garantías estatal dice que hay que cambiar los Estatutos, los cambiaríamos". 

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, durante la rueda de prensa que ha ofrecido hoy tras el primer Consejo de Coordinación de la formación morada tras el verano. EFE/Diego Pérez Cabeza

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, ha pedido este lunes a los "cargos orgánicos" de la formación que "dejen trabajar" a los tribunales internos de Podemos, para resolver la tensión que existe entre la Comisión de Garantías Democráticas (CgD) estatal y la Ejecutiva a raíz de los cambios estatutarios efectuados por este último órgano.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Coordinación, la Ejecutiva del partido, el también portavoz de este órgano ha afirmado que antes de su comparecencia aún no habían abordado esta cuestión, que previsiblemente sería tratada tras la comparecencia cuando continuaría la reunión, aunque sería mencionada en "un punto breve", según Echenique.

A su juicio, la "solución" a esta tensión está reflejada en los documentos aprobados en el último Congreso del partido, Vistalegre 2, en febrero de este año: "Hay un expediente abierto en garantías, garantías tiene que decidir sobre ese expediente".

"Si en algún momento la Comisión de Garantías estatal dice que hay que cambiar los Estatutos, los cambiaríamos"

"Si en algún momento la Comisión de Garantías estatal dice que hay que cambiar los Estatutos, los cambiaríamos", sostenía el secretario de Organización, insistiendo en que en la Ejecutiva están "convencidos" de que han hecho "las cosas bien" en lo que respecta a la modificación estatutaria aprobada el pasado 25 de julio.

Las modificaciones estatutarias, ya registradas en el Ministerio del Interior, fueron tumbadas por una resolución de la Comisión de Garantías estatal, que consideró que estos cambios debían haber sido votados por las bases de la formación. A su vez, la formación ha abierto un expediente disciplinario por supuesta "vulneración del código ético" a la presidenta del órgano, Olga Jiménez -el expediente al que se refiere Echenique.

Además, recientemente se conocía el apoyo de representantes de 11 de las 16 Comisiones de Garantías autonómicas  a la resolución que declaraba la nulidad de los nuevos Estatutos. Desde el fin de semana ha circulado un manifiesto respaldado por cerca de 1.300 firmantes, que exige declarar nulos los cambios estatutarios, e insta al archivo del expediente a Jiménez.

A este respecto, Echenique ha afirmado que se han detectado "firmas falsas" en apoyo a este manifiesto, y ha insistido en que la decisión final corresponde al tribunal interno estatal:"Las decisiones de la Comisión de Garantías no las toman manifiestos ni páginas web ni editoriales, se toman en la propia Comisión, y eso es lo democrático, lo lógico, lo habitual y lo que tiene que pasar", ha dicho.

Otra de las claves de la cuestión está en el número de integrantes de la CgD: la anulación del cambio estatutario, el pasado 28 de julio, fue aprobada por cinco votos a favor y tres en contra, en una votación en la que participaron los miembros titulares y los suplentes.

Tradicionalmente, los cinco suplentes y los cinco titulares tuvieron derecho a voto, y este hábito se ha mantenido tras Vistalegre 2. El Reglamento por el que se rige la CgD es algo ambiguo, y mientras parte de este órgano defiende que los 10 deben tener derecho a voto, la dirección sostiene que sólo cinco personas tienen estas atribuciones -este equilibrio de fuerzas les permitiría contar con mayoría en el Órgano-. "El Pleno de la Comisión de Garantías lo forman cinco titulares, como dicta el sentido común", zanjaba este lunes Echenique.