Público
Público

Perfil Una economista convencida de que la independencia es la mejor herramienta social

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Elsa Artadi

Elsa Artadi es una economista de 40 años,que se implicó en la vida política catalana de la mano de Andreu Mas-Colell, conseller de Economía de la Generalitat durante el primer gobierno de Artur Mas.

Se presentó a las pasadas elecciones del 21 de diciembre en la lista por Barcelona de Junts per Catalunya. Ocupó sólo el puesto número 10, pero ejerció como directora del comité de campaña y desde esta posición jugó un papel de primer orden.

Su currículum académico es de los que llaman la atención. Doctorada en Harvard, profesora en universidades de diferentes países –como Italia, Marruecos o China– consultora del Banco Mundial, asesora de la European Economic Association.., pero Mas-Colell, a quien admiraba como fundador en Catalunya de la Graduate School of Econòmics, le hizo una oferta hace siete años para entrar en la Administración en un cargo de confianza, como asesora en el departamento de Economía. Entendió que era una oportunidad que no podía dejar pasar.

Dos años más tarde fue nombrada directora general de Tributos y Juego. La Generalitat de Catalunya necesitaba recaudar y ella creó un premio de lotería, la "Grossa de Cap d'Any", destinado a competir de alguna manera con el 'Gordo' de Navidad", 

Un ascenso fulgurante

Antes de todo eso, Elsa Artadi ni se había planteado la posibilidad de entrar en politica, pero en el año 2015 subió un nuevo peldaño y fue nombrada secretaria de Hacienda del Departamento de Economía y Conocimiento. Todavía mandaba Artur Mas. Con él como president ya había trabajado en el proyecto de pacto fiscal que infructuosament se quiso negociar con el gobierno del PP.

Tras las elecciones del 27S, el paso atrás de Artur Mas y la investidura de Carles Puigdemont, Artadi pasó a formar parte del equipo del nuevo President, en calidad de directora de la Coordinación Interdepartamental de la Generalitat.

Hasta hace poco, esta cualificada economista, procedente de los barrios altos de Barcelona -el upper Diagonal-, se descartaba a sí misma como futura presidenta, a pesar de que los admiradores de su mentor, Andreu Mas-Colell, ya la señalaban como personaje clave para desbloquear la formación de nuevo gobierno. Incluso afirmaba que no tenía previsto convertirse en profesional de la política. Es más, aseguraba que si estaba en las listas para las elecciones del 21D era porque Puigdemont se lo había pedido.

Sea como sea, su trabajo político ha dejado huella. En 2017 incluso coordinó y presidió la ponencia ideológica del partido surgido de la refundación de CDC, el PDeCAT, del cual se dio de baja para formar parte de la "llista del President" –la candidatura más votada entre las formaciones independentistas–,  junto a un buen número de personas sin trayectoria política anterior.

Elsa Artadi es conciente de que su opción política tiene mucho trabajo por delante para intentar ganar la confianza de quienes se sienten totalmente alejados de los partidos soberanistas, colocados en los dos extremos de la pirámide social. Piensa y dice que la independencia no es una finalidad, sino una herramienta para conserguir un país más justo. "Estoy totalmente convencida de que es la mejor herramienta social que tenemos", explicó en una conversación con este diario seis días antes de las elecciones del 21D.