Público
Público

EH Bildu celebra su congreso de refundación entre peticiones de más democracia interna

La organización abertzale se dota este sábado de estatutos y designará a Otegi como coordinador general. Cuarenta militantes y cargos públicos han dado a conocer un manifiesto en el que reclaman mayores vías de participación y plantean limitar los años de contrato de los liberados.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Arnaldo Otegi, el pasado 6 de junio en un acto en Donosti. | REUTERS

Mismo continente, diferente contenido. Ocho días después de acoger el traumático congreso del PP de Bizkaia, el Palacio Euskalduna de Bilbao será escenario este sábado del acto de refundación de EH Bildu. En el congreso de la coalición abertzale asumirá como líder uno de los políticos más odiados por los conservadores, tanto en territorio vizcaíno como en el resto de Euskadi: Arnaldo Otegi.

"Todavía hay gente inscribiéndose para participar. Aún no sabemos el número definitivo", explicaba en las horas previas la parlamentaria y periodista Jasone Agirre, una de las nuevas caras de EH Bildu. La coalición formada por Sortu, EA, Aralar, Alternatiba y EA se prepara para vivir una mañana de sábado intensa, en la que habrá dos capítulos: en el primero, sin cámaras, se pondrá a votación el Documento Político y los Estatutos de la organización, así como los nombres de los integrantes de las comisiones de Cuentas y Garantías.

Luego, sobre las 12.00 horas, arrancará la parte pública del congreso. Allí, con la prensa de testigo, se votará la Declaración Política, tras lo cual habrá intervenciones de los invitados internacionales —entre los que se encuentran representantes del HDP kurdo, el Frente Polisario, la Marcha Patriótica de Colombia o europarlamentarios del Grupo de la Izquierda en Bruselas—. Junto a ellos también estarán distintos dirigentes del BNG, ERC, Andecha Astur o Alternativa Nacionalista Canaria, incluidos por los organizadores en el sector de delegaciones extranjeras.

Tras dar a conocer los resultados de las votaciones, llegará el turno de la parlamentaria y ex presentadora de ETB Maddalen Iriarte —otra de las incorporaciones recientes— y del veterano dirigente independentista Arnaldo Otegi, quien ocupará el puesto de coordinador general en la mesa política de la nueva EH Bildu. Durante el proceso precongresual sólo se presentó una plancha, por lo que todo indica que resultará elegido sin mayores sobresaltos. Además, la noticia ya es de sobra conocida en los ambientes abertzales del país: para aspirar a ese puesto, Otegi tuvo que renunciar a la secretaría general de Sortu. Su sucesor en el partido de la izquierda independentista tradicional aún no ha sido designado.

"Un modelo más participativo"

Si bien nadie cuestiona el liderazgo de este político abertzale, también es cierto que en las últimas semanas han surgido distintas voces críticas con algunas propuestas que saldrán adelante en el congreso. El ejemplo más claro tiene forma de manifiesto y lleva como título Behar dugun EH Bildu (La EH Bildu que necesitamos). Según ha podido confirmar Público, la iniciativa cuenta con el respaldo de unos cuarenta militantes y cargos públicos —principalmente concejales— de la coalición. Cuesta encajarles en alguno de los partidos que la conforman: entre ellos hay integrantes de las distintas formaciones que dan vida a EH Bildu.

"Con ese manifiesto queremos expresar que EH Bildu debería caminar hacia ese modelo más democrático y participativo", explicó uno de sus firmantes, el concejal en Durango Ion Andoni del Amo. Alcanza con repasar el listado de apoyos para certificar que esta iniciativa lleva el sello inconfundible de su pueblo: todos los concejales abertzales en ese municipio —gobernado actualmente por el PNV— han suscrito el texto, que finalmente no será sometido a votación en el congreso de este sábado. "La dirección nos ha respondido que le parece interesante de cara al futuro, pero en principio ahí se queda", explicó Del Amo. A su juicio, el encuentro de este sábado "abre la puerta hacia ese modelo, aunque muy tímidamente. Creemos que habría que haber sido más valientes".

El manifiesto reivindica que esta organización política "camine decididamente hacia ese modelo de organización democrática, transparente, participativa, municipalista, y hacia la conformación política de un bloque popular antagonista y hegemónico". "Se podría resumir de la siguiente manera —apunta el concejal de Durango—: una apuesta radical por la democracia interna y la participación en todos los ámbitos, desde la elección de listas hasta los debates". Entre otros aspectos, proponen también que los contratos de los liberados —personas a sueldo de la coalición— no excedan los ocho años "para evitar puertas giratorias a otras organizaciones políticas".

"Un militante, un voto"

Ante esas propuestas, Jasone Agirre —quien ocupará el puesto de relaciones con la diáspora vasca en la nueva dirección política— asegura que la creación del Bilkide o militante de EH Bildu garantizará que todos los militantes "tendrán voz y voto". También consideró como "sano, normal y hasta obligatorio" que en el marco de un congreso surjan distintas alternativas. "Lo que sí le puedo asegurar —añadió— es que saldremos fortalecidas". Se sabrá poco antes del mediodía.