Publicado: 07.09.2016 13:43 |Actualizado: 07.09.2016 13:44

EH Bildu moviliza a sus bases para contrarrestar el veto a Otegi

Tras la prohibición de la candidatura del político abertzale, el líder de la izquierda independentista mantiene el pulso al Estado y anuncia que seguirá adelante con su campaña electoral. “Ningún juzgado podrá detener nuestro proyecto”, afirmó.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Arnaldo Otegi continuará siendo "la cara y la voz de EH Bildu". EUROPA PRESS

Arnaldo Otegi continuará siendo "la cara y la voz de EH Bildu". EUROPA PRESS

BILBAO.- El guión dice que la campaña electoral vasca empieza a las 00.00 de este viernes 9. Sin embargo, Euskadi ha amanecido este miércoles con una gran cantidad de carteles y pancartas que llevan, paradójicamente, el rostro del único político que no podrá presentarse a las urnas. Apenas unas horas después de que el Tribunal Constitucional (TC) vetara la candidatura de Arnaldo Otegi, EH Bildu ha salido a la calle para reivindicar a su prohibido líder, que ha descartado por completo dar un paso al costado. Al menos por ahora.



Mientras las calles de distintos puntos del País Vasco aparecían decoradas con su cara, Otegi se presentaba a última hora de la mañana en la sede de Eusko Alkartasuna –partido fundado por escindidos del PNV que hoy forma parte de EH Bildu- para realizar una primera “valoración de urgencia” en torno a la decisión del TC de dejarle fuera de juego. Allí destacó que nada de esto le ha sorprendido. O mejor dicho, que no esperaba otra respuesta de los tribunales.

También comparó a España con Turquía: “No sé si el Constitucional se reunió ayer en Madrid o en Ankara. Esto refleja qué es el Estado español”, afirmó. También quiso recordar que los corruptos o la extrema derecha no reciben el mismo tratamiento por parte del Estado. “Quienes se han llevado el dinero crudo o la Falange y las JONS pueden presentarse a las elecciones. Yo no”, subrayó.

“El Estado tiene un problema con este país que quiere decidir su futuro político y social –denunció-. El problema no soy yo”. En esa línea, calificó la decisión del TC como una “tropelía”, al tiempo que realizó un llamamiento a la tranquilidad. “Ningún juzgado podrá detener nuestro proyecto”, advirtió.

Según ha podido confirmar Público, por ahí irá el mensaje de EH Bildu durante los próximos días. Además de mantener el rostro de Otegi en cada uno de sus carteles, la coalición intentará movilizar a sus bases para convertir el veto en un motivo de apoyo a sus listas. No se trata de una apuesta cualquiera: en las dos últimas elecciones generales, la formación independentista sufrió un fuerte varapalo electoral, del que pretendía recuperarse con la candidatura de Otegi en las autonómicas. El TC ha decidido que no será posible.

Preparando el relevo

Ahora cobran fuerza las especulaciones sobre quién será su sustituta –todo indica que será una mujer- como aspirante a lehendakari de EH Bildu. En realidad, el cargo de postulante no es obligatorio, por lo que la coalición independentista no está obligada a dar un nombre antes de las elecciones. Otra cosa será después, cuando llegue el turno de los acuerdos en el Parlamento Vasco para conformar mayorías.

Si la izquierda independentista tuviese posibilidades de acceder a la Lehendakaritza, debería dar un nombre. Uno de ellos podría ser el de la cabeza de lista de Araba, Miren Larrion, actual concejala en Vitoria. Las otras opciones serían dos periodistas de la Televisión Pública Vasca: Maddalen Iriarte, primera candidata por Gipuzkoa tras el veto de Otegi- y Jasone Agirre, quien ocupa el primer puesto por Bizkaia.

Según han confirmado fuentes de la izquierda abertzale a Público, el candidato vetado seguirá presente en los distintos actos de campaña, aunque también tendrán un protagonismo importante las primeras candidatas de las tres provincias. “Voy a seguir haciendo campaña electoral. Voy a seguir siendo la cara y la voz de EH Bildu”, reiteró el propio Otegi durante su comparecencia en la sede de EA en Donostia. Desde allí irá a Bilbao, donde esta tarde dará su primer mitin tras el veto de su candidatura. Se trata de un acto que ya estaba en la agenda política de esta formación y estará dedicado a presentar su propuesta política a agentes sociales y culturales.

El líder abertzale volverá a subirse al escenario mañana jueves, también en la capital vizcaína, para dar el puntapié inicial de la campaña electoral de la izquierda independentista vasca.