Público
Público

PROCESO SOBERANISTA El Pacte Nacional pel Referèndum se mantiene sin "avalar ni desautorizar" la consulta unilateral

Representantes de fuerzas políticas y sindicales se pronuncian a favor de la continuidad del Pacte a pesar de que su Ejecutiva ha dado por finalizado su trabajo y haya decidido disolverse sin haber conseguido mayor consenso entre los diferentes sectores del soberanismo.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:

Reunión del Pacte Nacional pel Referèndum en la sede del Parlament de Catalunya. EFE/Andreu Dalmau

El órgano ejecutivo del Pacte Nacional pel Referéndum ha presentado una declaración final en cinco puntos en la que da por terminada su tarea.

"Ha culminado el encargo recibido", dicen en el ese texto y entienden que su responsabilidad ante el plenario, en el que participan entidades, partidos políticos e instituciones catalanas, se puede dar por concluida.

El portavoz de la Ejecutiva, Joan Ignasi Elena, ha explicado a los asistentes que este organismo da por acabado el trabajo, pero que eso no quiere decir que el Pacto no pueda continuar.

Elena ha comparecido tras la reunión para aclarar que el Pacte continuará reuniéndose: "El pacto está vivo y debe ser convocado cada vez que los acontecimientos sociales y políticos lo requieran ". Segons ha explicat als mitjans, así lo han pedido la mayor parte de entidades y actores políticos adheridos al Pacte durante la sesión de este martes, ya que está pensado como "un espacio de unión del catalanismo político".

Ignasi Elena ha insistido en la transversalidad del Pacto, en la necesidad de "preservar un espacio de diálogo que se une a favor del derecho a decidir" y en seguir buscando complicidades a favor del referéndum, sin especificar si apoyarán a un referéndum no pactado con el Estado. Al respecto, ha especificado que el Pacte "ni avala ni desautoriza ninguna de las decisiones que alguien tome" en referencia a los anuncios que pueda decidir el Gobierno catalán sobre la convocatoria del referéndum.

"Comuns" en contra de las "vías rápidas"

El coordinador de Catalunya en Comú, Xavier Domènech, se ha pronunciado a favor de la continuidad del Pacte, para hacer posible que la convocatoria del referéndum no sea unilateral.

Se ha mostrado satisfecho con la vigencia del Pacte como el espacio más adecuado para avanzar hacia "un referéndum efectivo y con garantías", pero se manifestado explícitamente en contra de las "vías rápidas" marcadas por la hoja de ruta del Govern de la Generalitat. "El Pacte no sólo debía seguir, sino que debía ampliarse i situarse en el centro del debate sobre el derecho a decidir, porque representa a la mayoría transversal que quiere un referèndum con garantías", ha defendido después de la insistencia de "Els Comuns" para que se convocara esta reunión y se mantuviera el Pacte. Domènech ha asegurado que que "cualquier agresión por parte del gobierno del PP encontrará respuesta" por parte de las fuerzas del pacto y ha pedido al PSC que "vuelva a la centralidad y a la acción contra el gobierno" de Mariano Rajoy.

De hecho, entre los participantes se ha puesto de manifiesto que no hay consenso sobre la posibilidad de que la consulta se pueda convocar sin un acuerdo previo con el Estado.

Fecha y pregunta, en breve

Con mayor o menor consenso, sin embargo, el president de la Generalitat, Carles Puigdemont,  se ha abstenido de pedir apoyo para la convocatoria del referéndum unilateral, pero se ha comprometido a mantener el espíritu del pacto y ha ratificado que en pocos días, previsiblemente entre jueves y viernes de esta semana, el Ejecutivo catalán anunciará fecha y pregunta para la celebración del referèndum. Se ha comprometido además a garantizar la seguridad de los funcionarios ante la convocatoria del referèndum.

Según algunas primeras informaciones que han trascendido de lo tratado en la reunión, los representantes de los sindicatos, CCOO y UGT, así como el alcalde accidental de Barcelona, ​​Gerardo Pisarello, han defendido que la continuidad del Pacte es necesaria para lograr que el referéndum sea vinculante.

De izquierda a derecha, Oriol Junqueras, Joan Ignasi Elena, Carles Puigdemont, Carme Forcadell y Gerardo Pisarello en la reunión del Pacte Nacional pel Referèndum

El secretario general de Podem, Albano Dante Fachín, también ha defendido la continuidad del Pacte durante la reunión: "Es un espacio muy adecuado para responder desde la pluralidad a los escenarios que se puedan presentar en contra del derecho a decidir". Ha pedido, sin embargo, que no sea "utilizado como escudo", ya que tanto el Govern como los partidos han de hacer su trabajo. "La última palabra", ha precisado, "la tiene la ciudadanía".

La CUP, por su parte, ha pedido que la plataforma se convierta en un espacio que pueda velar por las garantías del referéndum unilateral que tiene previsto convocar esta semana el Gobierno, "como espacio ciudadano más que como coordinación de partidos políticos ". Así lo ha expresado el diputado Benet Salellas durante el plenario del Pacto, y ha pedido que "se convierta en una herramienta para impulsar el debate nacional necesario sobre el SÍ y el NO a la independencia".

Salellas ha dado por hecho que el acuerdo con el Estado es del todo imposible. Ha dicho que ha sido buena cosa intentarlo, pero que ahora la única manera de buscar más aliados es convocar el referéndum.

Entre el centenar de representantes asistentes, se encuentran el presidente Carles Puigdemont, la presidenta del Parlamento, Carme Forcadell; los consejeros de Gobierno Oriol Junqueras, Raül Romeva, Meritxell Borràs, Carles Mundó, Jordi Turull; el teniente de alcalde de Barcelona, ​​Gerardo Pisarello; el ex presidente y miembro de la dirección del PDECat, Artur Mas; el coordinador de Cataluña en Común, Xavier Domènech; los representantes de las entidades soberanistas Òmnium y Asamblea Nacional Catalana (ANC); y de los sindicatos CCOO y UGT.