Público
Público

Exteniente Segura "Para el Ejército, la culpable de los accidentes siempre es la víctima"

El exteniente Segura fue denunciado por la ministra de Defensa por pedir responsabilidades tras dos accidentes de helicópteros militares. Sobre el caso del F18, señala que el patrón es el mismo: evitar cualquier responsabilidad política. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

F-18 en la Base Aérea de Gando (Canarias). Ejército del Aire

El teniente Fernando Pérez Serrano falleció el 17 de octubre de 2017 tras sufrir problemas mecánicos en su F-18 y estrellarse poco después de despegar desde Torrejón de Ardoz (Madrid). El Ministerio de Defensa explicó entonces que una pérdida de potencia en uno de los motores del aparato provocó el accidente. Poco más se supo de los hechos hasta la semana pasada, cuando un medio publicó que el piloto supo antes de despegar que uno de los motores del aparato no funcionaba
y, aún así, inició la misión.

Sin embargo, como ha revelado este medio, fuentes de la base aérea niegan que el piloto despegara con un motor averiado y señalan que el piloto había sido presionado por su coronel, Luis Fernando García Maur días antes por abortar un despegue por problemas mecánicos. Un hecho que, en palabras del exteniente Luis Gonzalo Segura, podría ser constitutivo de delito por parte de este alto mando.

"En las Fuerzas Armadas se cometen homicidios por negligencia"

"Su comportamiento, saltándose protocolos y presionando a un piloto para que vuele en condiciones en las que no tendría que volar, puede hacerle responsable en un porcentaje muy importante de la muerte del piloto. Estaríamos hablando de un homicidio, ya sea por negligencia o irresponsabilidad", denuncia Segura, expulsado del Ejército de Tierra por colaborar con este y otros medios de comunicación.

El exmilitar fue denunciado en 2017 por la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, por pedir responsabilidades políticas tras dos accidentes consecutivos de Súper Puma, un modelo de helicóptero militar de más de 40 años. Tras el primero de ellos, en 2014, los familiares de las cuatro víctimas mortales que dejó denunciaron que esas aeronaves ya no estaban en condiciones de volar. Un año después, otro Súper Puma sufre un accidente similar y fallecen otros tres militares. Segura acusó entonces al exministro Pedro Morenés y a la cúpula militar de "tener las manos manchadas de sangre" por permitir que estos aparatos siguieran volando a pesar de conocían sus problemas mecánicos.

"En los accidentes es el Ministerio de Defensa el encargado de investigar y juzgar al Ministerio de Defensa"

"Yo estoy denunciando que dentro de las Fuerzas Armadas se cometen homicidios por negligencia, bien sea porque los materiales no estén correctamente mantenidos; o por casos como este, donde un coronel quiere presionar a todos sus hombres para quedar lo mejor posible, superar el examen OTAN y que eso suponga un ascenso a general. Es un hecho habitual en el Libro Negro del Ejército Español   (Akal), recapitulo varios casos", recuerda. 

El exmilitar señala además que el hecho de que los miembros de las comisiones investigadoras de los accidentes en las Fuerzas Armadas sean militares, igual que los jueces encargados de asignar responsabilidades, deriva en una falta de independencia. "Basicamente es el Ministerio de Defensa el encargado de investigar y juzgar al Ministerio de Defensa", señala: "Para el Ejército, la culpable de los accidentes siempre es la víctima".