Publicado: 11.09.2015 07:44 |Actualizado: 11.09.2015 07:44

El Ejército reconoce que solo
habrá tres mujeres en la misión española en Mali 

- Representarán el 1,8% de los 160 militares destinados a instruir a los soldados del país africano. El porcentaje de mujeres en las Fuerzas Armadas supera el 12%

- Diversas fuentes aseguran que el mando militar las ha apartado de las labores principales de la misión por las reticencias de los malienses a recibir órdenes de mujeres

- No hay antecedentes de este tipo de discriminación en misiones internacionales

Publicidad
Media: 3.25
Votos: 4
Comentarios:
Militares españoles instruyen a soldados de Mali. EFE

Militares españoles instruyen a soldados de Mali. EFE

MADRID.- Solo tres mujeres formarán parte del contingente de 160 militares españoles que se desplazarán a Mali a partir del próximo mes de noviembre, como parte de la misión de la Unión Europea EUTM-Mali. En ella participan militares de 23 países y tiene como cometido el adiestramiento de las Fuerzas Armadas del país africano, que perdieron el control del norte de su territorio tras una importante derrota a manos de grupos armados que no reconocen la autoridad del Gobierno del primer ministro Modibo Keita. 

Diversas fuentes han informado a este medio de que el mando militar había tomado la decisión de sacar a las mujeres de la lista de militares destinados a Mali, debido a las "reticencias de los soldados malienses" a recibir órdenes de mujeres. "No hay nada por escrito", han precisado dichas fuentes, que explican que se ha intentado compensar a las mujeres que han sido excluidas asegurándoles prioridad para recibir destinos en otras misiones. 

Ante las preguntas de Público, el Ejército ha confirmado que la Brigada Mecanizada "Extremadura" XI, acuartelada en Bótoa (Badajoz) y responsable del siguiente relevo de la misión, solo enviará a tres mujeres a Bamako. Tres de un total de 160 militares, un 1,8%, cuando el porcentaje de mujeres en el Ejército de Tierra es del 12%. "En este tipo de misiones la distribución de hombres y mujeres no tiene por qué ser proporcional y depende de los puestos que se necesite cubrir", se escusa el Ejército.

"Este tipo de discriminación no tendría precedentes, aunque a lo mejor la ha habido y ha pasado desapercibida"

Esta discriminación por sexo en la elección de participantes en una misión internacional no tendría precedentes en las Fuerzas Armadas españolas desde la Transición. "Aunque a lo mejor la ha habido y ha pasado desapercibida", opina Mariano Casado, presidente de la sección de derecho militar del Colegio de Abogados de Madrid. El letrado, también presidente de la AUME —principal asociación profesional de militares— señala que una decisión así iría contra dos normas básicas del ordenamiento jurídico castrense, como son la Ley de Derechos y Deberes de los militares y la Ley de Carrera Militar, que prohíben expresamente cualquier discriminación por razones de sexo, raza o religión.



Una lenta integración

Esta decisión del mando militar no solo chocaría contra la igualdad de género en el Ejército, sino que además perjudicaría la capacidad de promoción de las mujeres que se quedaran fuera de las listas. Las misiones internacionales otorgan muchos puntos válidos para ascender en el escalafón militar, repercuten en los informes de calificación y cuentan con una remuneración económica especial. Las mujeres discriminadas en este caso perderían todas esas ventajas. 

Solo un 7% de los puestos de oficiales de las Fuerzas Armadas están ocupados por mujeres

Pese a que el ingreso de mujeres en el Ejército está permitida desde 1988, no es hasta la profesionalización de las Fuerzas Armadas en 1999 cuando se hace una apuesta política por la igualdad de género. Tras 16 años los varones siguen siendo una amplia mayoría. En Tierra representan el porcentaje más bajo, alcanzando a duras penas el 12% (Unos 67.900 hombres frente a 9.148 mujeres). En la Armada el porcentaje sube mínimamente al 12,3% (18.150 frente a 2.550) mientras que el Ejército del Aire suponen un 13,4%  (17.844 hombres y 2.764 mujeres). 

Es en los Cuerpos Comunes (médicos, abogados, etc.) donde las mujeres han alcanzado una mayor presencia, ocupando el 20% de las plazas, aunque en un cuerpo de Ejército mucho más pequeño (2.450 hombres y 650 mujeres). Sin embargo, las distancias se ensanchan según se asciende en la escala jerárquica, puesto que solo un 7% de los oficiales son mujeres.