Público
Público

CIUDADANOS Rivera se alza con el control absoluto de Ciudadanos

Los 125 miembros del nuevo Consejo General de Ciudadanos elegido hoy pertenecen a la candidatura España Ciudadana, que apoya a Albert Rivera, con lo que la Ejecutiva se asegura el control sobre el máximo órgano del partido.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:

GRA172. COSLADA (MADRID), 05/02/2017.- El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, aplaude durante la clausura de la IV Asamblea General de Ciudadanos que se ha celebrado en el Teatro Nuevo Coslada, en Coslada (Madrid). EFE/Zipi

Los 125 miembros del nuevo Consejo General de Ciudadanos elegido hoy pertenecen a la candidatura España Ciudadana, que apoya a Albert Rivera, con lo que la Ejecutiva se asegura el control sobre el máximo órgano del partido entre Asambleas. Los 568 delegados de Ciudadanos han votado durante toda la mañana a los miembros del Consejo General y de la Comisión de Garantías para completar la nueva estructura de la formación naranja, cuya IV Asamblea ha clausurado hoy el líder del partido.

Se han emitido 518 papeletas, de las que tres han sido nulas y 12 en blanco, según los datos facilitados por la organización. También hoy se han designado los nueve integrantes de la Comisión de Garantías, de los cuales cinco, que formaban parte de la única lista presentada, han sido proclamados por asentimiento en el cónclave. De los otros cuatro, dos son a propuesta del Consejo general y otros por la Ejecutiva.

Reto de gobierno que mira a liberales de Cádiz

Ciudadanos ha cerrado hoy su cuarta Asamblea General con el liderazgo de Albert Rivera muy reforzado y un nuevo proyecto "de centro liberal" para gobernar y que quiere buscar sus orígenes en la "valentía y los valores" de los liberales de Cádiz. Y con este nuevo referente que mira a 1812, Rivera ha clausurado un cónclave que ha sentado las bases para lanzar a Ciudadanos a gobernar a partir del próximo ciclo electoral que se abre en dos años, cuando ya el partido estará preparado del todo para afrontar ese reto.

En estos dos días, Ciudadanos se ha deshecho de su origen socialdemócrata para quedarse en ese espacio de centro, que no se había vuelto a ocupar en treinta años, desde que lo dejó vacante Adolfo Suárez

En estos dos días, Ciudadanos se ha deshecho de su origen socialdemócrata para quedarse en ese espacio de centro, que no se había vuelto a ocupar en treinta años, desde que lo dejó vacante Adolfo Suárez, a quien el líder de Cs se ha vuelto hoy a referir como uno de sus referentes políticos. Solo ve posible gobernar desde la centralidad y apostando por un liberalismo que atienda a "los que se han caído", a la clase media y trabajadora, ha querido dejar claro Rivera para distanciarse de otras opciones.

Durante el fin de semana, Ciudadanos ha insistido una y otra vez en que si el partido quiere seguir creciendo tiene que dar el salto de involucrarse en los gobiernos que pueda apoyar con sus resultados electorales porque, de lo contrario, corre el riesgo de estancarse y, por tanto, perder fuerza. Y parece que ha convencido a todos porque el congreso ha sido un paseo triunfal para Rivera, que ha logrado sacar adelante casi por unanimidad no solo su gestión pasada sino su estrategia de futuro.

Ha sido tan tranquilo y cordial que ni siquiera las polémicas previas que había por el abandono del ideario socialdemócrata han tenido mucho recorrido en el cónclave y al final las voces más críticas, como la de Jordi Cañas o Sergio Sanz, han aceptado sin problemas el nuevo rumbo ideológico. Ese rumbo ha quedado escrito en los tres documentos "Valores", "Estatutos" y "Estrategia", que han sido aprobados con un apoyo de más del 90 por ciento de los delegados asistentes.

Sólo se han presentado ocho independientes más la candidatura de Rivera, España Ciudadana, con lo que el aparato se asegura un mayor control sobre las decisiones que tome el máximo órgano de Ciudadanos

Hoy se ha votado el Consejo General (125 miembros) y la Comisión de Garantías (nueve integrantes). Sólo se han presentado ocho independientes más la candidatura de Rivera, España Ciudadana, con lo que el aparato se asegura un mayor control sobre las decisiones que tome el máximo órgano de Ciudadanos entre asambleas.

Ciudadanos abre a partir de mañana una nueva etapa, sin apenas cambios en el día a día y centrada, como ha recalcado el nuevo secretario general de Cs, José Manuel Villegas, en volver a la calle, a las instituciones y a las redes sociales para contar a los españoles que tienen "una herramienta útil" para modernizar y transformar el país. Etapa que la formación naranja inicia con un partido "mejor organizado, con una definición clara de lo que es" y con una estrategia para los próximos años, ha dicho Villegas, uno de las personas que, junto a Inés Arrimadas como portavoz, cobra peso en la nueva dirección.

Y como de lo que se trata es de "renovarse o morir" como dijo la dirigente catalana hace unos días, Ciudadanos ha dado una vuelta a su imagen corporativa con un nuevo logo y una apariencia renovada que quiere superar el personalismo en torno a la figura de Rivera. Quiere así el presidente del partido dar más juego a su equipo mientras él se aplica en "patear" España para conocer de primera mano los problemas y preocupaciones "reales" de los españoles con la vista puesta en gobernar el país.