Público
Público

CONGRESOS REGIONALES DEL PP Así se eligió a los nuevos barones del PP

Mariano Rajoy preside este lunes la primera reunión del Comité Ejecutivo Nacional del partido a la que asistirán los recién elegidos líderes regionales. Las elecciones internas, pese a las novedades en el sistema de elección, han concluido con los favoritos de Génova al mando de las organizaciones autonómicas del partido.

Publicidad
Media: 1.20
Votos: 5
Comentarios:

Los nuevos barones del PP. PÚBLICO

Sin sorpresas, como en el nacional. Así han transcurrido los congresos regionales del PP. Las pocas novedades en el sistema de elección de sus líderes, un sistema de doble vuelta en la que sólo 2 comunidades se celebró la segunda, apenas han dejado posibilidades a los críticos de hacerse con el poder. Es decir, Génova mantiene todo el control territorial del partido.

Los nuevos barones del partido se reunirán este lunes con Mariano Rajoy y el resto de la cúpula nacional en la primera reunión del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) tras la celebración de las elecciones internas que se han celebrado entre el 17 de marzo y el 2 de abril. 

El riojano José Ignacio Ceniceros, el balear Biel Company, la cántabra María José Sáenz de Buruaga o incluso el polémico murciano -imputado en el caso Auditorio y pendiente de una moción de censura- Pedro Antonio Sánchez son algunas de las caras nuevas que hoy se estrenarán en el CEN. 

Pocos nombres nuevos en un PP poco renovado tras sus asambleas nacional y autonómicas. En el partido apenas quedan ya rastros de José María Aznar, Esperanza Aguirre o la fallecida Rita Barberá, pero Génova sigue imponiendo a sus candidatos y negándose a luchar contra la corrupción: mantiene a los imputados en sus filas hasta la apertura de juicio oral y sólo ha creado una Oficina del Cargo Popular como medida estrella para detectar posibles casos nuevos.

Hoy el nuevo CEN avanzará en la creación de su nueva fundación -Humanismo y Democracia, que tendrá unos nuevos estatutos jurídicos para diferenciarla de la que ya existía- y aprobará el reglamento de los congresos provinciales que se celebrarán durante la primavera y en en que no se prevé que se vayan a celebrar de forma asamblearia. También intentará ordenar el régimen de cuotas de afiliados, que difieren mucho de un territorio a otro.

En manos de los nuevos barones queda la depuración de censos tras los problemas detectados: personas fallecidas que aún cuentan como miembros del partido y militantes inactivos que no pagan ni participan. Según ha adelantado Infolibre, sólo un 9% del censo de media votó en los Congresos regionales. Éste fue el resultado:

María Dolores de Cospedal, Castilla-La Mancha

La ministra de Defensa no sólo fue cuestionada en el Congreso nacional del PP, sino también en el suyo propio en Castilla-La Mancha. Después de que Génova lograra salvar -por una veintena de votos y entre acusaciones de pucherazo- la llamada enmienda antiCospedal que pedía impedir la acumulación de cargos públicos y orgánicos, tuvo que enfrentarse a un candidato alternativo para ganar el congreso regional.

Tomás Medina, que presuntamente recibió presiones de la cúpula madrileña para que se retirara, denunció irregularidades en el proceso en lo que a democracia interna se refiere. Al final, Cospedal llegó al final del proceso como candidata única y se alzó con la presidencia con un 95,43% de los votos. Sólo 703 compromisarios acudieron a las urnas en dicha votación, de los que 663 apoyaron a la lideresa.

Cospedal, abogada del Estado que lleva ocupando altos cargos en distintas Administraciones desde el año 2000, es también secretaria general del PP nacional, aunque en la práctica ha perdido competencias en favor del coordinador general, Fernando Martínez-Maillo. 

Cristina Cifuentes, Madrid

La presidenta de la Comunidad de Madrid lleva en política desde 1980, cuando se afilió a las Nuevas Generaciones de la entonces Alianza Popular. Pese a ello, ha conseguido alzarse con el título de una de las caras "renovadoras" del PP. 

Ese mismo mensaje lanzó desde el Congreso regional del que salió elegida presidenta del PP de Madrid. Los conservadores dieron su adiós definitivo a Esperanza Aguirre -que ya había dimitido de dicha función en 2016 tras el enésimo caso de corrupción destapado en la Comunidad- y Cifuentes reconoció "errores" del pasado al tiempo que reivindicó la política "como actividad noble y digna".

Pese a ser defensora de las primarias, llegó al final de su proceso como candidata única. Su opositor, Luis Asúa, también denunció el boicot de Génova a su campaña. E incluso Cifuentes se comprometió a "depurar" el censo de militantes: de más de 90.000 que se supone que tiene el PP de Madrid, sólo 2.557 compromisarios acudieron a las urnas. 2.438 (el 93,3%) la eligieron a ella

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con el presidente de la Región de Murcia y del PP territorial, Pedro Antonio Sánchez. Archivo EFE

Pedro Antonio Sánchez, Murcia

Pedro Antonio Sánchez, licenciado en Ciencias Políticas, es miembro del PP desde los años 90. El exdiputado, exconsejero -tanto con Valcárcel como con Garre-, y exalcalde de Puerto Lumbreras -donde presidió el Ayuntamiento entre 2003 y 2013- está ahora imputado en el caso del Auditorio de dicho municipio. 

Su Gobierno regional pende ahora de un hilo. Esta misma semana, la Asamblea murciana debate la moción de censura que todavía están negociando PSOE, Ciudadanos y Podemos. Si la oposición llega a un acuerdo, Sánchez tiene dos opciones: dimitir y dejar el Ejecutivo autonómico en manos del PP o perderlo. 

Pese a ello, ha recibido -al menos hasta ahora- todo el apoyo de Génova. La cúpula está convencida de que los tribunales terminarán desimputando a su candidato, por lo que le respaldaron en el Congreso regional de su comunidad. Sin rival, Pedro Antonio Sánchez ascendió de secretario general a presidente del PP de Murcia con un 93,52% de los votos. A las urnas acudieron unos 3.000 afiliados, de los 36.000 que presuntamente tiene el PP de la Región de Murcia.

José Antonio Monago, Extremadura

Quien tampoco tuvo rival fue José Antonio Monago, que renovó su presidencia del PP de Extremadura con un 99,19% de los votos. ¿El total? 736 votos a favor, de los 745 que votaron de entre un censo de compromisarios de 904. En teoría, la región cuenta con unos 30.000 afiliados. 

En su extensa vida política, ha ocupado cargos desde los años 90, cuando fue elegido concejal en el Ayuntamiento de Badajoz. En 2011 dio la primera victoria al PP en la región al conseguir el Gobierno autonómico gracias al apoyo de IU. Un poder que perdió en 2015, cuando la Junta volvió a manos del PSOE. 

Monago fue también diputado y senador. Fue en la Cámara alta, precisamente, donde saltó el escándalo de sus viajes en business con cargo al erario público. Una polémica hoy olvidada en las filas del PP, donde siguen manteniendo el respaldo a su "barón rojo". La suya también fue una candidatura única: no hubo primarias porque no hubo rival. 

Xavier García Albiol, Catalunya

Tras la renuncia de Alicia Sánchez Camacho -que sigue como presidenta del Comité Electoral nacional- a seguir al frente del PP catalán, fue Xavier García Albiol quien recogió el testigo, aunque tuvo que aceptar la imposición de Génova a la hora de formar a su equipo

No fue una gran renovación. Albiol, con estudios de Derecho no terminados, es militante desde 1989. Sólo dos años después obtuvo su acta de concejal en el Ayuntamiento de Badalona, desde donde ha protagonizado numerosos escándalos por sus declaraciones y campañas xenófobas

En 2015 perdió la Alcaldía de la ciudad. Pese a ello, recibió el apoyo de Rajoy, que acudió a arroparle en el Congreso regional en el que fue elegido con un 92,9%. A la cita acudieron 1.068 compromisarios, de los que sólo votaron 782. De ellos, 717 votaron a favor de Albiol; el resto fueron nulos o en blanco. 

Alfonso Alonso, Euskadi

El exalcalde de Vitoria, exdiputado, exportavoz del PP en Congreso y exministro de Sanidad, Alfonso Alonso es ahora oficialmente el presidente del PP vasco. 

Con estudios de Filología, abogado de profesión y con antecedentes familiares ya ligados a la política, milita en el partido conservador desde los años 90. Tras haber ido ascendiendo progresivamente en el partido y, pese a haber sonado en las quinielas de Rajoy tanto como ministrable como para ocupar un alto cargo en Génova, Alonso ha vuelto a Euskadi

Allí tuvo que resolver la crisis abierta tras la marcha de Antonio Basagoiti y la polémica dimisión de Arantza Quiroga. Fue el candidato a las elecciones autonómicas de septiembre de 2016, donde el PP terminó como quinta fuerza en la Comunidad.

Pese a ello, mantiene el respaldo de Madrid. Fue candidato único y ganó con un 94,96% de los 777 afiliados que votaron. Apostó, además, por la "integración" de las familias del PP vasco como método para reconstruirlo.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (d), y el líder del PP andaluz, Juanma Moreno (i), en la clausura del 15 Congreso Autonómico del PP de Andalucía celebrado en Málaga. EFE/Jorge Zapata

Juan Manuel Moreno, Andalucía

Juan Manuel Moreno Bonilla es otro de los candidatos 'a dedo' por excelencia. El índice de Rajoy se impuso sobre él hasta en dos ocasiones. En la primera, para inclinar la balanza entre Cospedal y Zoido -que querían a José Luis Sanz como presidente del PP andaluz- y Santamaría y Arenas -que apostaban por Moreno-. En la segunda, para mantenerle al frente de dicha organización territorial.

El presidente del Gobierno y del partido dejó claro antes de los congresos regionales que Moreno era su candidato. La estrategia funcionó: no tuvo rival y ganó con un 95% de apoyos

Moreno, que lleva en el partido desde los 80 y que fue desde concejal hasta secretario de Estado de Igualdad -donde presuntamente falseó su currículum-, era partidario de la enmienda antiCospedal. Es decir, no está a favor de la acumulación de cargos; una postura que le traerá dolores de cabeza a la hora de organizar los inminentes congresos provinciales de su región. El principal escollo, sin embargo, lo tendrá en Sevilla, donde la batalla de poder entre las dos números dos de Rajoy sigue viva.

Alberto Núñez Feijóo, Galicia

Feijóo es el único barón que no formó parte del último ciclo de elecciones internas del PP. Él fue elegido antes de las elecciones gallegas de septiembre y, por tanto, antes de haberse aprobado el nuevo sistema de doble vuelta. Es el único conservador que ha conseguido mantener y renovar la mayoría absoluta en su Comunidad. 

El presidente gallego, licenciado en Derecho y con cargos políticos desde 1991, es otro de los delfines de Rajoy. Como Alonso y Cifuentes, espera su premio: un alto cargo en Madrid. Sin embargo, tras haber amenazado incluso con abandonar la política, decidió permanecer al frente del PP de Galicia, así como de la Xunta. 

Como Cifuentes, Feijóo cuenta con la imagen de "renovador" del PP. Pese a ello, se ha visto envuelto en polémicas como la foto de juventud en el yate del nacotraficante Marcial Dorado o el llamado 'caso del Vega Sicilia' que la Justicia acaba de archivar. También se le ha acusado de nepotismo con su prima, Eloína Núñez.

Asier Antona, Canarias

Tras la crisis abierta en el PP canario tras la dimisión de José Manuel Soria por el escándalo de los papeles de Panamá, Asier Antona -en aquel entonces, secretario general- fue el elegido de Génova para ocuparse de la Gestora provisional. 

Varios dirigentes canarios mostraron a Cospedal su descontento con dicha situación. No querían más dedazos en las islas. Sin embargo, al final se impuso el candidato de Madrid: un licenciado en Ciencias Políticas que sólo ha tenido cargos de concejal en Santa Cruz de la Palma y diputado autonómico.

En Canarias llegó a haber hasta cuatro candidatos en liza. Finalmente llegaron a la primera vuelta sólo dos: Antona y Cristina Tavío. Se impuso el primero, tras ganar en todas las islas a excepción de Lanzarote, con un 82,16% de los votos. Votaron sólo unos 4.000 afiliados de los más de 40.000 que hay en el territorio. 

Biel Company, exconseller del govern de les Illes i candidat a la presidència del PP autonòmic.

Gabriel (Biel) Company, Baleares

Como en Canarias, varios candidatos se barajaron en un principio para presidir el PP de Baleares. En la batalla final quedaron dos: el expresidente José Ramón Bauzá y quien fue su consejero de Agricultura y Medio Ambiente Gabriel Company. 

En Génova, tras la sorpresa por la vuelta del dimitido Bauzá, querían un candidatura única. Pero no fue así. En el proceso no llegó a haber denuncias de boicots ni favoritismos, pero sí un cruce de insultos entre ambos candidatos: Company criticaba la debacle electoral post-Bauzá mientras que éste le acusaba de estar cercano al "nacionalismo". 

En el Congreso, los votantes tumbaron una enmienda en favor de la "libertad lingüística" frente a la inmersión en catalán. Company, condenado por agredir a un niño, empresario y diputado en el Parlament balear, contaba con el apoyo de buena parte del PP balear que ahora preside. Ganó con un 71,82% de los votos. Acudieron a las urnas unos 7.000 d elos 22.000 afiliados de las islas.

Luis María Beamonte, Aragón

La sucesión de Luisa Fernanda Rudi transcurrió sin sobresaltos. El alcalde de Tarazona, Luis María Beamonte, fue el único candidato. 

Beamonte, licenciado en Derecho, fue secretario interventor en la Administración local. Milita en el PP desde hace 31 años y ha sido presidente de la Diputación de Zaragoza en la legislatura anterior. Actualmente, es diputado en el Parlamento aragonés, presidente del PP de Zaragoza y miembro de la Junta Directiva Nacional. 

Su historia le permitió recoger hasta 3.000 avales para presentarse como candidato. Al final, sólo 900 compromisarios se acreditaron para el Congreso. Sólo votaron 595, de los que 578 lo hicieron a favor de Beamonte (un 97,8%).

Alfonso Fernández Mañueco, Castilla y León

En Castilla y León, los dos candidatos a suceder a Juan Vicente Herrera se criaron en "sus pechos", como dijo el propio presidente saliente. Aunque en esta ocasión la votación estuvo más ajustada, el alcalde de Salamanca terminó imponiéndose al de León ya en la primera vuelta.

¿El resultado final? 67,59% de los votos (4.087) frente al 31,5% (1.905). Sólo 6.000 votaron, de los 52.000 militantes que se supone tiene la organización territorial.

Tras la victoria, Alfonso Fernández Mañueco, licenciado en Derecho y ligado a la política desde siempre -es hijo de un alcalde franquista-, quiso "integrar" en su lista a Antonio Silván, aunque éste rechazó su oferta.

Ahora el también expresidente de la Diputación provincial de Salamanca y exconsejero de Presidencia (2001-2007) y de Interior (2007-2011) tendrá que librarse de alargada sombra de Herrera para imponer la verdadera renovación en el PP de Castilla y León.

Mercedes Fernández, 'Cherines'; Asturias

Es "la mejor presidenta que puede tener el PP asturiano", en palabras de María Dolores de Cospedal. En Asturias, la candidata oficialista también fue la elegida: Mercedes Fernández se impuso a la presidenta del PP de avilés, Carmen Rodríguez Maniega, con un 88% de los votos.

Ya como candidata única al final del proceso obtuvo el 96% de los apoyos. De los 715 compromisarios que votaron, 686 lo hicieron a su favor.

Isabel Bonig, Valencia

Es el clavo ardiendo de Génova. Isabel Bonig, licenciada en Derecho y exaspirante a juez, tuvo una difícil misión: hacerse cargo del Partido Popular de la Comunidad Valenciana que su antecesor, Alberto Fabra, no pudo levantar tras haber pagado el pato de la corrupción. 

En Madrid le critican su "falta de liderazgo" y no cuentan con altos cargos de su agrupación ni en el partido ni en el Gobierno. En Valencia temen que sus posturas extremadamente conservadoras puedan alejar (más) al PP de la imagen de partido de centro que intentan ofrecer. Pero no hay nadie que pueda sustituirla.

Por ello, fue la encargada -en su día, con el beneplácito de Rita Barberá, que luego la amenazó para que dejara de criticar su gestión al frente del Ayuntamiento- de ocuparse la Gestora provisional en la Comunidad los últimos dos años. 

Ahora, tuvo un rival, pero no llegó ni a la primera vuelta. El expresidente de Nuevas Generacionas José Luis Bayo se retiró antes de ello tras haber intentado impugnar en los tribunales el proceso de elecciones internas. Al final, Bonig fue la candidata única. Ganó con el 94% de los apoyos. Votaron 1.523 personas, de las que 1.431 lo hicieron a su favor. 

Ana Beltrán, Navarra

La sustituta de Pablo Zalba -presidente del Instituto de Crédito Oficial- al frente del PP navarro tampoco tuvo rival. La portavoz parlamentaria, Ana Beltrán, hija del empresario Arturo Beltrán -uno de los condenados en el caso Lamuela-  fue elegida como nueva presidenta con el 81.24% de los votos. 

Con ella se cierra la crisis abierta en el PPN tras la marcha de Enrique Martín "por diferencias" internas en 2014. Una labor que Zalba asumió provisionalmente hasta que ahora ha decidido no acumular cargos y dedicarse por completo al citado departamento que depende del Ministerio de Economía. 

El nuevo líder del PP riojano, José Ignacio Ceniceros (c), junto al vicesecretario de Acción Sectorial del PP, Javier Maroto (c) y la alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarra (i),durante la clausura del congreso. EFE/Fernando Díaz

José Ignacio Ceniceros; La Rioja

Él es el verso suelto del PP, el único que logró ganar contra todo pronóstico. El del PP de La Rioja fue uno de los dos únicos congresos regionales que llegaron a la segunda vuelta. Y se alzó con el poder por apenas un puñado de votos

El actual presidente de la Comunidad, profesor, funcionario del Estado y militante desde 1988, dio un puñetazo sobre la mesa y se presentó desoyendo las peticiones de "unidad" de Génova para sustituir a Pedro Sanz al frente de la organización territorial.

La favorita de Sanz, de Madrid y también del Gobierno era Concepción 'Cuca' Gamarra, alcaldesa de Logroño. Pero Ceniceros, exsenador, que fue presidente del Parlamento riojano durante varias legislaturas, no quería ser un presidente autonómico "de transición". Y se impuso con el 52,25% de los votos frente al 47,39% de la edil. Sólo 109 votos decidieron, de los más de 2.000 que llegaron a las urnas.

María José Sáenz de Buruaga, Cantabria

Algo similar ocurrió en Cantabria, la otra comunidad donde la pugna estuvo reñida hasta el final. Aunque, en este caso sí ganó la candidata de Génova. Eso sí, en la segunda vuelta -donde votan los compromisarios- porque en la primera -la de todos los militantes-, ganó su opositor. 

En la primera, el hasta ahora líder del PP regional, Ignacio Diego, ganó a la hasta ahora secretaria general, María José Sáenz de Buruaga, por una diferencia de 154 votos. En la segunda, de 912 votos válidos, ella obtuvo el 50,22% frente al 49, 78% de él. Una diferencia de sólo 4 votos (458 vs. 454) permitió a la número dos adelantar al que fue número uno de la formación durante 13 años.

Ella, abogada y afiliada al PP desde 1991, era partidaria de un acercamiento a Miguel Ángel Revilla. Él, no. Además, Sáenz de Buruaga contaba con el apoyo del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, cuya relación con Diego no era buena. Sin embargo, después de los rifirrafes de la campaña, la nueva presidenta del PP de La Rioja tuvo buenas palabras para su antecesor: "No es un compañero vencido, sino un amigo que tenía una opinión distinta".

Juan Jesús Vivas, Ceuta

En Ceuta, las aguas llegaron más que calmadas al congreso regional. El actual alcalde-presidente de la Ciudad Autónoma, Juan Jesús Vivas, fue reelegido líder del PP territorial con un 99,5% de los votos de los 325 compromisarios que participaron. Economista, en política desde 1999, ocupa el cargo de máximo dirigente del PP ceutí -con el beneplácito de Génova- desde 2009. 

Juan José Imbroda, Melilla

Lo mismo ocurrió en Melilla, el último de los congresos regionales en cerrarse. Este mismo domingo, Juan José Imbroda, titulado en Profesorado Mercantil y militante desde épocas de la UCD, puso el broche final a estos procesos.

El actual alcalde-presidente de Melilla se quedó como candidato único después de que su contrincante, Juan Díaz Morano, no lograra los avales necesarios para concurrir a las elecciones internas. Imbroda, que también cuenta con respaldo en Madrid, fue reelegido, con el 98% de los votos. En total, 362 afiliados le han dado su apoyo.