Público
Público

Elorza exige a Posada que anule el concurso para explotar la cafetería del Congreso por sus precios bajos

El diputado socialista considera que lo que cuestan las bebidas y las comidas, según la convocatoria hecha pública por la dirección de la Cámara Baja, está "por debajo de lo habitual en cualquier establecimiento equ

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los precios establecidos por la dirección del Congreso de los Diputados para la cafetería de la cámara han vuelto a colocar a la clase política en el disparadero de las críticas de diferentes medios y personalidades. El pliego del concurso para la futura adjudicación del establecimiento contempla unos costes de los productos que desde diversos sectores se han considerado por debajo de lo habitual en otros lugares a pesar de que además de los diputados, en la cafetería consumen trabajadores de la casa o periodistas. 

En esa misma línea, el diputado socialista y exalcalde de San Sebastián, Odón Elorza, ha exigido al presidente del Congreso, Jesús Posada, que anule la convocatoria y rectifique esos precios en unos pliegos nuevos. En una carta dirigida al máximo responsable de la Cámara Baja (ver PDF), el parlamentario considera 'injustificable e incorrecto' que esos precios se sitúen 'por debajo de lo habitual en cualquier establecimiento equiparable'.

'Me resulta evidente que una comida self-service a 9 euros, un menú del día servido en restairante a 13,40, un desayuno basico 1,05, cafė 0,85, copa de Rioja 1,65, botellin de cerveza 1,40, son precios que pudieran considerarse como reducidos o subvencionados. Además, nos encontramos con otras ofertas que, si bien es cierto que no son casi demandadas, tienen precios que llaman la atención; así: Gin Tonic Larios 3,45, Cuba libre 3,40...', denuncia Elorza en su texto. Precisamente, respecto a estas dos últimas bebidas, el exregidor donostiarra emplaza a Posada a eliminarlas de la carta del 'bar trasero del hemiciclo' por tratarse de bebidas de alta gradación y servírse en horas de Pleno. 

Elorza asegura que no acierta a explicarse que el contrato de la cafetería le suponga al Congreso una aportación económica de 'dinero de los contribuyentes de cerca de un millón de euros anuales'. Por eso insiste en la necesidad de que los servicios 'más habituales consumidos por los Diputados', entre los que incluye 'comidas, desayunos, bebidas y, de mantenerse, las copas' deben subir sus precios y 'aliviar un poco la aportación'.

El diputado socialista asegura ser consciente de que los diferentes tipos de funcionarios del Congreso utilizan estos servicios, así como otros empleados que trabajan en la casa, periodistas y visitantes. 'Por lo que no se me escapa la dificultad de duplicar los 165 precios que figuran en los pliegos', afirma. El parlamentario tampoco quiere entrar en la regulación de precios para los otros usuarios que, dice, 'son muy mayoritarios'.

Es por todo ello por lo que Elorza reclama la rectificación de los pliegos. 'Por razones morales, para evitar que la ciudadanía pueda pensar que gozamos de privilegios al disfrutar de unos precios en los servicios de cafetería y restauración difíciles de encontrar en establecimientos corrientes abiertos al público en general y para no dar pie a un mayor desprestigio de los miembros de esta Cámara', remacha.