Público
Público

El embajador de EEUU apoya un pacto nacional contra la corrupción

El diplomático Alan Solomont subraya que es imprescindible actuar decidida y contundentemente frente a los continuos escándalos porque en este momento de grave crisis los ciudadanos deben recuperar la confianza en su Gobierno y sus pol&iacut

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El embajador de Estados Unidos en España, Alan Solomont, se ha mostrado esta mañana favorable al establecimiento de un 'pacto nacional contra la corrupción' entre los diversos partidos parlamentarios, para hacer frente al descrédito de la clase política y del Gobierno provocado por los continuos escándalos que están saliendo diariamente a la luz.

Durante uno de los desayunos informativos organizados por Europa Press, el diplomático norteamericano subrayó que 'en un momento [de grave crisis] en el que la credibilidad del Gobierno es tan importante para infundir confianza a la ciudadanía, es muy importante para los españoles que el Ejecutivo haga frente a estos asuntos [relacionados con la corrupción en los partidos y las más altas instituciones del Estado] de forma decidida y contundente, con el fin de disipar cualquier duda' de los electores sobre la respetabilidad de sus gobernantes.

Por supuesto, el embajador de EEUU hizo hincapié varias veces en que la forma de afrontar este grave problema debe ser 'decidido por los españoles' y que Washington no pretende dar lecciones ni interferir sobre ello. Solomont sí aseguró que la Administración de Barack Obama está empeñada en 'invertir profundamente en la recuperación económica de España' porque para EEUU es prioritario que nuestro país supere la recesión y la Eurozona resuelva la crisis de la deuda.

Kerry: 'Más que nunca, la política exterior de EEUU es política económica'El diplomático citó al próximo secretario de Estado estadounidense, John  Kerry, para afirmar que 'ahora, más que nunca, la política exterior [de EEUU] es política económica', por lo que el 'imperativo de reforzar nuestras relaciones económicas es una cuestión de importancia estratégica vital' para Washington.

No obstante, Solomont advirtió: 'Estamos muy preocupados sobre el clima de regulaciones en España para los inversores extranjeros, así como sobre el pirateo en internet, que para nosotros supone un robo de propiedad [intelectual], porque la lucha contra las descargas ilegales se ha estancado y el pirateo está floreciendo sin freno de nuevo en España'.

Presionado para que especificase qué le preocupa a EEUU del entorno empresarial en nuestro país, el embajador norteamericano hizo una defensa cerrada del 'sector privado, que es el que genera la mayor parte del crecimiento económico' y criticó las regulaciones del Estado en el campo económico, subrayando que España está muy lejos de los puestos de cabeza en la lista de países donde es más fácil poner en marcha nuevas empresas.

Solomont: 'España debe tomar medidas para estimular el crecimiento económico' Solomont incluso bromeó sobre los comentarios de algunos empresarios de EEUU que opinan que 'en España es más fácil cerrar empresas que abrirlas', para argumentar que el Gobierno debe ayudar a las empresas a expandirse en vez de tratar de regular los mercados, especialmente el energético: 'Nos preocupan algunos elementos de regulación [estatal] en la reforma energética, en relación a la inversión extranjera. Entendemos que España no tiene acceso a recursos energéticos propios, pero las reglamentaciones pueden frenar la creación de empleo'.

En cualquier caso, el embajador recalcó que, a pesar de lo encomiable que puedan ser los 'esfuerzos para contener el gasto público', Washington está preocupado de que el Gobierno de Rajoy no tome 'medidas para estimular el crecimiento. Es necesario emprender una política económica que impulse el crecimiento', frente a la imposición de la austeridad a ultranza que exige Alemania.

Y concluyó el argumento con otra broma de la patronal norteamericana: 'El mayor peligro para la economía de España es la política interna... de Alemania'.

 

DISPLAY CONNECTORS, SL.