Publicado: 20.01.2016 16:59 |Actualizado: 20.01.2016 17:39

Podemos emplaza al PSOE a negociar ya la investidura de Pedro Sánchez

La formación morada ha llevado a un segundo plano de su discurso su exigencia de un referéndum en Catalunya como solución al desafío soberanista, y sus esfuerzos se centran en forzar a los socialistas a que pongan sobre la mesa "el proyecto que quiere para España", en busca de un posible acuerdo.

Publicidad
Media: 3.60
Votos: 5
Comentarios:
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha visitado hoy San Sebastián en su día grande, una fiesta que este año sirve también como antesala de la gran inauguración de la Capitalidad Cultural Europea 2016. EFE/Javier Etxezarreta

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha visitado hoy San Sebastián en su día grande, una fiesta que este año sirve también como antesala de la gran inauguración de la Capitalidad Cultural Europea 2016. EFE/Javier Etxezarreta

MADRID.- Podemos y sus socios territoriales han redoblado sus esfuerzos para exigir al PSOE que dé el próximo paso de cara a empezar a negociar cuanto antes un posible acuerdo de investidura de su candidato Pedro Sánchez, y evitar así un gobierno del PP. Por ello, han llevado a un segundo plano de su discurso su exigencia de un referéndum en Catalunya como solución al desafío soberanista, y sus esfuerzos se centran en forzar a los socialistas a que pongan sobre la mesa "el proyecto que quiere para España", en busca de un posible acuerdo.

Aunque ni Podemos ni sus socios renuncian todavía al derecho a decidir y al reconocimiento de la plurinacionalidad, ya que es uno de sus compromisos electorales y la "única" salida, a su juicio, para desencallar la situación en Catalunya, sus portavoces y principales dirigentes evitan desde hace unos días sacar esta medida a relucir en sus intervenciones públicas, una propuesta que suponía, para los socialistas, el principal escollo para sentarse si quiera a hablar con el partido morado.



En su lugar, se centran en exigir al PSOE que mueva ficha para negociar la investidura de su candidato, Pedro Sánchez. "Nuestra propuesta es la consulta vinculante, pero no sabemos cuál es la propuesta que tiene exactamente el PSOE y como se sustancia", ha explicado en declaraciones a los medios el diputado de En Comú Podem y secretario cuarto de la Mesa del Congreso, Marcelo Expósito.

"Cuando el PSOE, además de decir constantemente 'no' a las vías que platean los demás, tenga una propuesta clara encima de la mesa, y cuando sepamos como se sustancia eso, veremos si las propuestas de unos y otros son compatibles, o si son contradictorias, pero de momento no sabemos cómo quieren solucionar la cuestión catalana", ha explicado el representante de la candidatura de confluencia catalana, que hasta ahora siempre ha sido la que ha defendido con más firmeza el referéndum como condición irrenunciable a cambio de un posible apoyo.

Desde la Secretaría Política de Podemos, al frente de la cual está el número dos del partido, Íñigo Errejón, recién nombrado portavoz parlamentario, también se ha hecho énfasis este miércoles en el mensaje de que si "Pedro Sánchez quiere ser investido, es él quien tiene que decir qué proyecto quiere para España, no hablar sólo de sillones como en el caso de la negociación de la Mesa del Congreso".

"Lo hemos dicho siempre: estamos dispuestos a tender la mano frente a los desahucios, a favor de un plan para modernizar la economía, frenar las políticas económicas de la desigualdad y revertir los recortes", explica la Secretaría Política en el breve informe que ha difundido este miércoles sobre los asuntos en los que trabaja hoy el partido hoy.

Prioridad de la agenda social

También ha puesto de manifiesto este cambio en la estrategia del partido la portavoz adjunta de Podemos en el Congreso, Irene Montero, quien ha fijado como prioridad la necesidad de que el PSOE ponga "fecha y hora" para debatir sobre la propuesta de 'Ley 25 de emergencia social' que presentó la formación morada para hacer frente a las emergencias sociales y sobre la que todavía no ha recibido respuesta de los socialistas.

Según ha dicho, aún no ha habido conversaciones "porque el PSOE ha puesto líneas rojas solamente para sentarse a dialogar". "Nosotros esperamos una rectificación a eso y sentarnos a la mesa ya porque los debates de quién va a conformar el nuevo Gobierno no pueden esperar y porque hay propuestas de cumplimiento más urgente, como que no haya un desahucio más, ni más cortes de luz y agua y que la sanidad vuelva a ser verdaderamente universal", ha dicho en declaraciones a La Sexta.

Preguntada por el referéndum, Montero ha insistido en que Podemos sigue siendo "firme" en su defensa de esta propuesta ya que "más allá de las negociaciones, es una necesidad del país" solucionar la cuestión territorial. No obstante, ha vuelto a poner sobre la mesa que también son propuestas firmes "acabar con los desahucios y con los cortes de luz".

La secretaria general de Podemos en Andalucía y una de las principales representantes del sector crítico del partido, Teresa Rodríguez, ha llegado a decir incluso que en las negociaciones con el PSOE se debe priorizar la agenda social frente al referéndum en Catalunya. "Hasta ahora hay una declaración de voluntad para presentar una candidatura alternativa a Rajoy, pero nos falta saber para qué, porque en función de eso sus socios serían unos u otros", ha reafirmado.

Por su parte, la portavoz de En Marea, Alexandra Fernández, ha trasladado incluso al Rey Felipe VI la disposición de su grupo de apoyar la investidura del secretario general del PSOE como presidente del Gobierno si presenta un "proyecto de izquierdas". A su juicio, los socialistas deberían ofrecer para este acuerdo asuntos como un blindaje ante los "ataques" al Estado del Bienestar o la lucha contra la corrupción.

El PSOE insiste que aún no es momento de sentarse a negociar

El PSOE insiste en que aún no es momento de iniciar las negociaciones sobre una posible investidura de su candidato, Pedro Sánchez, porque sigue siendo el momento del aspirante del PP, Mariano Rajoy, que es quien tiene que dar el primer paso. Después, y si los 'populares' fracasan en su intento, los socialistas hablarán "con todos".

Según han indicado fuentes de la dirección del PSOE, el calendario de Pedro Sánchez y su partido no ha cambiado respecto al planteamiento inicial, es decir, que dado que el PP fue el partido más votado le corresponde a su candidato intentar formar gobierno y no será hasta que se constate que no es capaz de hacerlo, como creen que va a ocurrir, cuando comenzarán las conversaciones para intentar llegar a La Moncloa.

Así lo han asegurado después de que Podemos y sus socios territoriales hayan redoblado sus esfuerzos para exigir al PSOE que dé el próximo paso de cara a empezar a negociar cuanto antes un posible acuerdo de investidura de su candidato Pedro Sánchez, y evitar así un gobierno del PP.

Sin embargo, la dirección socialista insiste en que hasta este viernes no terminarán las conversaciones del Rey con las formaciones políticas y hay que respetar los plazos marcados. Su intención, tal y como han reiterado también el portavoz en el Congreso, Antonio Hernando, es esperar a que llegue el momento de Sánchez, que cada vez está "más cerca".

"Una vez que (Rajoy) haya fracasado, si es que fracasa, entonces le tocará a Pedro Sánchez" .- Antonio Hernando

En declaraciones en el Congreso, Hernando ha explicado que "una vez que (Rajoy) haya fracasado, si es que fracasa, entonces le tocará a Pedro Sánchez". Y en ese momento, ha dicho, hablará "con todo el mundo, a izquierda y derecha", siempre con el "para qué por delante".

En este sentido, el dirigente socialista ha reconocido que cree que "temporalmente" esa negociación "está más cerca" porque "más cerca está el momento en que Rajoy vendrá a pedir la confianza de la Cámara". A partir de aquí, y aunque aumenta la presión desde Podemos para comenzar las negociaciones cuanto antes, el PSOE no da ningún apoyo por cerrado.

Fuentes próximas a Sánchez insisten en que es muy pronto para hablar de acuerdos y de socios. En opinión el PSOE, el escenario está todavía muy abierto. Lo que sí tienen claro, recalcan, es que los socialistas votarán 'no' a la investidura de Rajoy y a la de cualquiero otro candidato del PP.