Público
Público

El empresario Vilar niega sobornos a Fabra y culpa a sus exesposas "codiciosas"

Dice que su exmujer, por cuya violación está en prisión, entregó 55 millones de pesetas a la ex del expresidente de Castellón "por un agradecimiento"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El empresario Vicente Vilar, supuesto sobornador de Carlos Fabra, cambió este jueves durante el juicio su versión de los hechos y afirmó que no entregó dinero al expresidente de la Diputacion de Castellón a cambio de sus gestiones en favor de sus productos fitosanitarios. 'No quiero meter a Carlos en un lío que no se merece', señaló ante los magistaros que juzgan a ambos y a sus exesposas.

De hecho, Vilar señaló hoy que fue su exmujer la que dió hasta 55 millones de pesetas en dos entregas a la ex de Fabra, por 'un agradecimiento'. El empresario de fitosanitarios cumple actualmente condena en la cárcel por la violación de su exesposa, a la que calificó hoy de 'codiciosa' y atribuyó las entregas de dinero.

En la segunda sesión del juicio que se sigue contra Fabra por tráfico de influencias, cohecho y fraude fiscal, Vicente Vilar, imputado en la causa, ha cambiado la versión que ha mantenido hasta ahora. La causa contra Fabra se inició tras la querella que presentó este empresario y que denunciaba que le había pagado al entonces presidente de la Diputación y del PP de Castellón por sus supuestas gestiones ante el Gobierno para agilizar la concesión de licencias para los productos fitosanitarios que fabricaba.

Vicente Vilar ha asegurado hoy que fue su exmujer la que entregó, primero 30 millones de pesetas y después 25, a María de los Desamparados Fernández, exesposa de Fabra, por un 'agradecimiento'. El que fue propietario de la empresa de productos fitosanitarios Naranjax ha asegurado que Vives y Fernández eran 'dos mujeres codiciosas'.

Vilar ha hecho estas declaraciones a preguntas de la Fiscalía Anticorrupción sobre su relación con el expresidente de la Diputación. El empresario, que se encuentra cumpliendo prisión tras ser condenado por violación de su mujer en 2003, ha comparecido esposado y el magistrado le ha pedido numerosas ocasiones que se centrara en responder a las preguntas evitando 'circunloquios'.

Vicente Vilar ha dicho que no inició este proceso 'para fastidiar a Carlos Fabra sino para que la Justicia tuviera en cuenta todo lo que había en torno a esa denuncia de violación', por la que finalmente fue condenado a más de 10 años de prisión.

Vilar envió a Fabra una carta en la que decía: 'has cobrado un montón de millones por tráfico de influencias', pero hoy ha dicho que ese afirmación 'no es verdad' y que la misiva la envió 'enfadado' porque el presidente de la Diputación no le cogió el teléfono cuando le llamó tras ser acusado de violación. Se declaró fastidiado porque Fabra no le apoyara frente a la denuncia de su exesposa. 'Todavía estoy esperando que me diga algo', agregó.