Publicado: 10.09.2015 12:55 |Actualizado: 10.09.2015 17:17

La encuesta del CIS estima que los independentistas obtendrán una ajustada mayoría absoluta tras el 27S

Junts pel Sí y la CUP sumarían entre 68 y 69 escaños, sobre 135, aunque sólo reunirían el 44% de los votos válidos. Después de la lista formada por Mas y Junqueras quedaría Ciutadans, con entre 19 y 20 escaños, seguido de Catalunya Sí que es Pot (18-19).

Publicidad
Media: 2.69
Votos: 13
Comentarios:
gráfico encuesta cis catalunya

Gráfico de la encuesta del CIS sobre las elecciones en Catalunya

MADRID.- Las dos candidaturas independentistas catalanas lograrían una mayoría absoluta de escaños en el próximo Parlament de Catalunya tras las elecciones autonómicas del 27S si se cumplen los resultados de la encuesta difundida este jueves por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) horas antes del inicio de la campaña electoral.

Junt pel Sí, lista en la que se integran el president Artur Mas y el líder de ERC, Oriol Junqueras, obtendría entre 60 y 61 escaños con el 38,1% de los votos, mientras que la Candidatura d'Unitat Popular (CUP), que también propugna la secesión unilateral, ganaría 8 diputados (5,9% de las papeletas), con lo que entre ambas reunirían 68 (la mayoría absoluta de la cámara) o 69 parlamentarios, según el CIS.



En segundo lugar, quedaría Ciutadans, con 19-20 escaños, seguido de la lista formada por Podem e ICV, Catalunya Sí que es Pot, que conseguiría entre 18-19 frente a los 13 que tienen actualmente ICV y EUiA. El PSC se situaría en cuarto lugar, con 16 o 17, y el PP quinto (12-13).

La formación liderada por Albert Rivera doblaría su representación en el Parlament, donde ahora cuentan con 9 asientos. Los socialistas bajarían de los 20 diputados conseguidos en 2012, mientras que la gran bajada la protagonizan los conservadores, que en las anteriores elecciones consiguieron 19 parlamentarios. UDC se quedaría fuera del Parlament ya que no conseguiría ningún diputado en la primera convocatoria en la que concurre en solitario.

Resultados de la encuesta del CIS sobre la estimación de voto para las elecciones en Catalunya.

Según los datos de la encuesta, la ajustada mayoría absoluta que conseguirían Junts pel Sí y la CUP no se traduciría en el número de votos, ya que la estimación conjunta se quedaría en un 44%. Un porcentaje que da un margen muy estrecho para que la lista, junto al apoyo de la CUP, consiga la mayoría de 68 escaños que Mas puso como meta para que su proceso soberanista quedara legitimado en las urnas.

Los 60-61 diputados que la candidatura de Mas y Junqueras conseguiría el próximo día 27 se quedarían a diez de los que sumaron CiU y ERC en las autonómicas de 2012, cuando los nacionalistas sacaron 50 y los independentistas 20. Otro dato a tener en cuenta es la proporción de indecisos que detecta la encuesta del CIS, realizada a partir de 3.000 entrevistas hechas entre el 30 de agosto y el 4 de septiembre: hasta un 26,1% de los sondeados opta por el "no sabe" o "no contesta".

Tan español como catalán

Desde que convocara las elecciones, Mas ha defendido estos comicios como una suerte de plebiscito sobre la independencia. En el CIS, a la pregunta sobre la forma de Estado favorita, la respuesta mayoritaria es la de "un Estado en el que se reconociese a las comunidades autónomas la posibilidad de convertirse en estados independientes" con un 46,1%. Le sigue la opción de "un Estado en el que las comunidades autónomas tengan mayor autonomía que en la actualidad" con un 27,8%.

Un 56,7% de los encuestados "no" se considera nacionalista catalán frente al 41,3% que sí lo hace. En otra de las preguntas, el 42,1% considera que se siente tan español como catalán. Asimismo, la suma de los que han respondido que se sienten más catalanes que españoles o sólo catalanes es del 46,7% frente a los que dicen sentirse más españoles que catalanes (4,4%) o sólo españoles (5,3%).

El paro, la mayor preocupación

El sondeo, que cuenta con un nivel de confianza del 95,5% y un margen de error del 1,8 %, indica que el desempleo sigue siendo la principal preocupación de los catalanes.  Con un 31,9% como primera respuesta y un 18,2% como la segunda preocupación, el paro se sitúa por encima de las otras preocupaciones. Sin embargo, el debate soberanista ─particularizado en el apoyo o rechazo a la independencia y el nivel de autogobierno─ aparece situado como segunda cuestión que preocupa a los catalanes, con un 10,4% como primera respuesta y un 3,4% como segunda.

El sistema de financiación autonómico y un pacto fiscal se sitúan en el sondeo como tercer problema (9,8%) seguido de "los problemas económicos" (4,7%), mientras que el anunciado "que no den el derecho de autodeterminación" es asumido como quinto problema (7,2%). Las "relaciones con España y el Gobierno central" quedan situadas a continuación (5,5 %), y ya a más distancia aparecen la sanidad (3,3 %), los problemas sociales (1,8 %) y la inmigración y los recortes presupuestarios (ambos con un 1,9 %).