Publicado: 18.02.2014 07:00 |Actualizado: 18.02.2014 07:00

El entorno de Chacón ve "generosa" la oferta de tándem a Madina porque ella es favorita en las encuestas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Apuntaba maneras, nunca ha negado sus intenciones y sus apariciones estratégicas en España añadían más argumentos a las sospechas. Pero hasta ahora, ni la exministra Carme Chacón ni su entorno habían reconocido jamás de forma clara que ella estaba dispuesta y preparándose para presentarse a las primarias abiertas con las que el PSOE dará con su próximo candidato a la Presidencia del Gobierno.

Nunca antes la voluntad de lanzarse a la batalla había estado tan clara hasta conocerse las informaciones publicadas por diferentes medios acerca de los movimientos que se produjeron a finales del año pasado entre ella y otro de los supuestos aspirantes, el secretario general del Grupo Socialista en el Congreso, Eduardo Madina.  

Esa reunión del 17 de diciembre se produjo, y el entorno de la exministra ha reconocido a este diario que durante el mismo ella ofreció al diputado vasco ser su número dos. Esto supone que esas fuentes ya dan por hecho que la hoy profesora de la Miami Dade College concurrirá al proceso que culminará a finales de noviembre de este año. Lo asumen por primera vez, porque hasta ahora ninguno de los que se incluyen en las quinielas, ni siquiera ella misma, se han atrevido a confesar que se presentarán. Tampoco lo hace ella ahora de manera oficial.

Anoche, fuentes parlamentarias cercanas a Chacón explicaban a Público que el ofrecimiento "está puesto en razón". Argumentaban que el hecho de que se ofreciera a Madina el número dos de la candidatura a las primarias va en consonancia con la "petición de unidad" que realiza la exministra para que "la renovación se abra" en el partido y se pueda desbancar a Alfredo Pérez Rubalcaba de la Secretaría General del partido.

Señalaban, además, que se trata de una "propuesta generosa" por llegar por parte de la aspirante favorita de la ciudadanía. "Carmen está muy por encima de Madina en las encuestas", apuntaban. "Está a suficiente distancia como para poder ganar a Rajoy en las generales", añadían. Por último, agregaban que lo que han demostrado todos los estudios demoscópicos es que "los ciudadanos quieren cambio" y que, para ello, su "preferencia" es la de la exministra de Defensa. Y añadían que el ofrecimiento fue mutuo, que el vizcaíno también propuso a Chacón que fuera su número dos. 

Este aspecto ha sido tajantemente rechazado por el entorno de Madina. Fuentes cercanas al secretario general del PSOE en el Congreso matizan que él no ofreció "nada" a la socialista catalana en aquel encuentro, y que tan sólo se limitó a recordarle que aún no había decidido si concurriría o no al proceso. Tampoco ha tomado aún la determinación según esas mismas fuentes. Y al igual que otros aspirantes como el líder de los socialistas vascos, Patxi López, o incluso el diputado Pedro Sánchez, no dirá si va o no hasta pasadas las elecciones europeas. Unos buenos resultados en estos comicios también podrían determinar que el propio Rubalcaba opte al proceso.

Ferraz ve así de importantes las elecciones de la próxima primavera, y así se lo explicó el secretario de Organización, Óscar López, a los vicesecretarios generales autonómicos y a los líderes provinciales durante la reunión que mantuvieron ayer en Ferraz. Fuentes asistentes a la misma han asegurado que el número tres del PSOE quiso ayer dejar claro que el resultado no sólo afectará a la Ejecutiva federal sino que los comicios serán una radiografía de lo que se avecina en el ciclo electoral que comienza ahora, que seguirá en 2015 con las municipales y autonómicas y que culminará en otoño de ese año con las elecciones generales. 

Distintos miembros del partido reconocían que a la espera de las europeas el equipo de Rubalcaba ha logrado la "paz orgánica" incluso con las federaciones más díscolas, como la de Madrid, ya que ni siquiera su representante en la reunión, la número dos del PSM, Maru Menéndez, manifestó ninguna discrepancia con la dirección a diferencia de otros encuentros.

El único asunto peliagudo que se abordó en la reunión, que se prolongó durante apenas una hora, fue el relacionado con la moción de censura con la que ha amenazado el PSN a la presidenta navarra, Yolanda Barcina, y que la derecha ha tratado de relacionar con Bildu, ya que la coalición independentista podría apoyarla si finalmente los socialistas la presentan. Uno de los representantes del PSE en el encuentro advirtió de la necesidad de que haya conversaciones y acuerdos entre los miembros del partido antes de hacer declaraciones respecto a la relación con Bildu. En respuesta, Óscar López ha lamentado que el PP esté utilizando el caso para "lavar su cara" y utilizar el asunto en clave electoral contra el PSOE.