Público
Público

Entrega de armas de ETA El Gobierno vasco sostiene que hay que buscar "el consenso" en la política penitenciaria

El secretario de Paz y Convivencia insiste en que el desarme ha sido sin contrapartida alguna.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El secretario de Paz y Convivencia del Gobierno vasco, Jonan Fernández. E.P.

El secretario de Paz y Convivencia del Gobierno vasco, Jonan Fernández, ha sostenido que tras el desarme "sin contrapartidas" de ETA se abre un escenario en el que es necesario buscar "el consenso" para modificar cuestiones como la política penitenciaria.

En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, Fernández se ha referido al desarme de ETA culminado este sábado y ha incidido en que una de las "condiciones" para que éste se desarrollara pasaba por el hecho de que "las armas no fueran destruidas".

A su juicio, en este momento "el cambio debe ser que hay que buscar el consenso que permita cambiar determinadas cuestiones como la política penitenciaria, cuestiones de convivencia y de reflexión del pasado".

"El cambio no es tanto el objetivo que se debe perseguir sino el método que se debe utilizar", ha valorado el secretario de Paz y Convivencia en relación al futuro, al tiempo que ha defendido que a partir de ahora "estaremos en mejores condiciones para trabajar".

"Eso no quiere decir que todo esté acabado hoy, y que hoy comience todo otra vez. No, se ha hecho un trabajo de varios años y aún queda trabajo para varios años más", ha añadido.

De este modo, ha subrayado que las instituciones, fuerzas políticas y agentes sociales están "emplazados a tejer un consenso que permita cambios".

Por otro lado, ha recordado que una de las "condiciones" del proceso de desarme de ETA pasaba por el hecho de que "las armas no fueran destruidas y en la medida en que no son destruidas pueden servir para establecer peritajes que permitan identificar si se han utilizado en un hecho delictivo u otro". "Para que el desarme fuera legal era fundamental que las armas no estuvieran destruidas", ha añadido.

Exigencias humanitarias y de legalidad

Asimismo, ha insistido en que el desarme ha sido sin contrapartida alguna y ha anunciado que el Gobierno vasco seguirá trabajando para lograr la modificación de la política penitenciaria por exigencias humanitarias y de legalidad.

Por último, ha incidido en que ETA tiene que disolverse a la mayor brevedad, "no sé en cuánto tiempo llegará", pero es algo "que nos une al pasado y, si queremos mirar al futuro, ETA tiene que disolverse cuanto antes".