Público
Público

Entrevista a Lorena Ruiz-Huerta "Cifuentes usa los servicios de la Asamblea para su beneficio, como Ignacio González"

Unas horas antes de presentar la moción de censura contra la presidenta de la Comunidad de Madrid, la candidata a sustituirla explica a 'Público' las claves de su discurso, el programa que defenderá este jueves en la Asamblea y las preguntas por contestar de Cifuentes en su comparecencia para dar cuenta de los informes de la UCO que piden su imputación. Acusa a la líder del PP madrileño de tener "miedo", y de no contar con argumentos para defenderse.

Publicidad
Media: 3.89
Votos: 9
Comentarios:

Ruiz-Huerta, entrevistada en la sede de Público.

Como le ocurrirá a Mariano Rajoy en sólo unos días, Cristina Cifuentes se enfrentará este jueves a una moción de censura en la Asamblea de Madrid, la segunda en la historia de la cámara autonómica. Y, como hará el presidente del Gobierno español, Cifuentes esquivará la tribuna de oradores y dejará que sean otros diputados del PP quienes la defiendan. "Es el miedo lo que le impide defenderse", asegura a Público Lorena Ruiz-Huerta (Madrid, 1977), abogada de profesión, diputada y portavoz de Podemos en la Asamblea, además de candidata a desbancar a la presidenta de la Comunidad de Madrid.

A escasas horas de la presentación de la moción de censura, Ruiz-Huerta explica a a este diario las claves de su discurso, el programa que defenderá, así como las contradicciones en las que una "nerviosa" Cifuentes ha incurrido en sus explicaciones ante la comisión de investigación de la Asamblea sobre los dos informes de la UCO que piden su imputación. Podemos sabe que los números no están de su parte, que la iniciativa no contará con el respaldo de PSOE ni C's, y por tanto no prosperará.

Pero, como ocurre con la moción a Rajoy, el partido morado insiste en que la corrupción y las inefables políticas del PP hacen que plantear esta iniciativa sea obligatorio, un "imperativo ético", y se dispone a visibilizar la existencia de una "mayoría social" contraria a las políticas de Cifuentes, herederas de sus predecesores directos: la dos veces dimitida Esperanza Aguirre, el encarcelado Ignacio González -en prisión preventiva- y el no menos criticado Alberto Ruiz-Gallardón. A su entender, los cuatro son puntales del modelo de "normalización de la corrupción" que pretenden volar por los aires.

Cifuentes compareció en la Asamblea el viernes para hablar del contrato concedido por la cámara a Arturo Fernández, y de los dos informes de la UCO. ¿Reforzaron sus palabras la idea de que la moción es necesaria? ¿Cómo vieron desde Podemos a la presidenta?

De la comparecencia de Cifuentes destacaría, en primer lugar, lo nerviosa que la vimos todos. Últimamente se le ha visto perder los papeles como no era habitual hasta la fecha, y como creo que no está a la altura de una presidenta del Gobierno, que debe ser capaz de sostener una situación incómoda sin llegar a ese nivel de nerviosismo, de arrogancia y de mal trato a la oposición. Estamos haciendo nuestro trabajo, no tenemos nada personal contra ella. Por otra parte, es sorprendente que la presidenta haya preferido comparecer en una comisión de investigación de la corrupción, en lugar de hacerlo en el hemiciclo, como solicitó Podemos. Parece un lugar más adecuado para comparecer una presidenta del Gobierno, en vez de hacerlo como cualquier corrupto más, ahí, en el banquillo de la comisión. Por último diría que la presidenta no fue capaz de dar explicaciones convincentes a la ciudadanía sobre lo que la UCO apunta, que es que efectivamente ella compatibilizó la pertenencia a esos dos órganos, el Comité de Expertos que evalúa las ofertas contractuales, y la Mesa de Contratación que finalmente adjudica los contratos. La ley no permite la pertenencia a los dos órganos, la UCO señala que eso podría ser constitutivo de delito, y como digo la presidenta Cifuentes no fue capaz de dar ninguna explicación convincente para que no podamos seguir manteniendo todas las sospechas sobre que ha podido cometer estas irregularidades.

Además de defender ese informe 'ad hoc', presentado recientemente en la Asamblea, y de los datos que ha dado en su comparecencia, ¿Cifuentes incurrió en contradicciones? ¿Despejó alguna duda? 

Quedó de manifiesto que la presidenta Cifuentes utiliza, al igual que ha hecho su predecesor, Ignacio González, los servicios jurídicos de la Comunidad de Madrid y de la Asamblea de Madrid en su propio beneficio, para defenderse de las acusaciones que están sobrevolando sobre ella. Quedó demostrado que el informe jurídico que ha hecho la secretaria general de la Asamblea faltó a la verdad, porque nuestro portavoz en la comisión, Ramón Espinar, aportó dos sentencias del Tribunal Supremo que vienen a contradecir las conclusiones que había extraído la secretaria general. Ella decía que esta era una cuestión no resuelta en derecho, que había una especie de disputa intelectual en torno a si es o no legal la pertenencia a estos dos órganos. Las sentencias que aportó Podemos, que aportó Ramón, vienen a desmentir este hecho, y dicen claramente que esta cuestión sí es cuestión resuelta en derecho. Cifuentes solamente dijo que ella comparecía en calidad de experta, como experta comensal de la Asamblea de Madrid, lo cual es prácticamente una burla a la ciudadanía. Ella no tiene ninguna cualificación como experta, y no fue capaz de aclarar con ninguna explicación convincente por qué o quién había decidido que ella perteneciese a ese Comité de Expertos, sin reunir las características o las condiciones para ello.

¿Podían ustedes imaginar que algo así iba a estallar? Cuando avanzaron la moción, y poco después Pablo Iglesias lanzó una iniciativa similar, pero a nivel estatal, los informes de la UCO no estaban sobre la mesa. ¿Esperaban este escenario?

"La política de Cifuentes representa lo mismo que la de sus predecesores. Ella lleva 26 años como diputada, años en la dirección del partido, en Fundescam..."

Esto demuestra la coherencia del discurso de Podemos. Desde que llegamos a la Asamblea de Madrid dijimos que no hay un viejo PP y un nuevo PP. La presidenta Cifuentes representa exactamente lo mismo que han representado sus predecesores, porque sus políticas son idénticas y porque ella lleva 26 años como diputada en la Asamblea, porque estuvo en el Tamayazo, arreglándole la silla a Esperanza Aguirre. Porque ha ocupado puestos institucionales del PP durante todos estos años, porque ha formado parte de la dirección del partido, y del patronato de Fundescam. El problema no es el recambio de caras, son las políticas y la estructura corrupta que está instalada en las instituciones, y ese es el motivo que nos llevó a presentar esta moción. Lo único que ha pasado desde que sacamos a la calle el Tramabús y presentamos las mociones en el Congreso, a Rajoy, y en la Asamblea, a Cifuentes, es que han ido sucediéndose acontecimientos que vienen a reforzar nuestras tesis iniciales, gracias a la labor de la Justicia, que a duras penas, y con muchísima valentía y esfuerzo, investiga estos casos de corrupción, y a los medios de comunicación, que nos lo estáis explicando magníficamente.

En la comparecencia de Cifuentes Espinar comentó que la presidenta quizás debería haberse inhibido, y ella respondió que conocía a muchas personas, a "miles de personas", y que por eso no se inhibió a la hora de adjudicar ese contrato a Arturo Fernández, a pesar de que presuntamente este señor financiaba al PP a través de Fundescam. ¿Debería haberse inhibido la presidenta?

Hay muchas preguntas que están en el aire y que quedaron sin contestar. Efectivamente, yo creo que debía haberse inhibido por conocer a esta persona. Sin duda sabía, porque Cristina Cifuentes formó siempre parte de la dirección del partido en Madrid, porque era patrona de Fundescam, que recibía las donaciones de Arturo Fernández... además de inhibirse por conocer a esta persona, no debió pertenecer simultáneamente a los dos organismos. Ahí es donde está el pecado capital. Por mucho que ella diga que se limitó a seguir el criterio de los expertos de la asamblea... ¿Cómo es posible que ella no analizara las ofertas? ¿No se lo estudió? ¿Firmó tapándose los ojos, mirando para otro lado y sin enterarse de nada? Porque en ese caso es una irresponsabilidad. Y si sabía lo que estaba sucediendo, o alguien le dio instrucciones para que se puntuaran los contratos de alguna forma, también es una irregularidad.

Como candidata a sustituir a Cifuentes con la moción que defenderán el jueves, ¿cómo explicaría las claves de la iniciativa? La réplica del PP, incluso de PSOE y C's, es que si no va a prosperar en la Asamblea la moción no tiene mucho sentido.

Creo que es un planteamiento equivocado. Aunque por supuesto hubiera sido deseable que pudiéramos obtener el número de votos necesarios para construir una mayoría alternativa de cambio al PP, creo que lo más relevante, y lo que planteamos desde el principio, es que es una moción ciudadana.

"Hubiera sido deseable contar con los números, pero creo que lo más relevante es que esta es una moción ciudadana. Está ganada en la calle"

Lo primero que hicimos fue consultar a nuestros inscritos e inscritas si estaban de acuerdo con que presentáramos una moción de censura. Nos hemos reunido con la sociedad civil, con los sindicatos, con las mareas, hemos celebrado actos multitudinarios para tomar el pulso a la calle, y hemos visto que la gente mayoritariamente está con nosotros. Incluso las encuestas nos refieren que muchos de los votantes de otros partidos están de acuerdo con esta moción de censura. Decimos que esta es una moción ciudadana que ya está ganada en la calle, y el resultado de lo que pase en los debates, tanto en la Asamblea como en el Congreso de los Diputados, será una fotografía fija en la que quedará reflejado que los grupos parlamentarios de la oposición, salvo Podemos, ya no están reflejando en las cámaras de representación a la gente que está en las calles, y que mayoritariamente quiere al PP fuera de las instituciones.

¿Y no contempla que Cifuentes pueda salir reforzada al demostrar que no hay una mayoría capaz de echarla? ¿Esperan salir más fuertes por haber visibilizado su posición, aunque no les den los números?

No creo de ninguna de las maneras que ninguno de los acontecimientos que están sucediendo puedan reforzar a Cristina Cifuentes. La hemos visto comparecer en la comisión de investigación como una corrupta más, para tratar de dar explicaciones que no fue capaz de ofrecer, de la misma manera que vienen haciendo otros muchos imputados en casos de corrupción del PP, que han ido desfilando por esta comisión. Ahora la vamos a ver en una moción de censura, y, a pesar de que ella manifiesta que no va a participar en el debate, al igual que Rajoy, porque tienen una especie de performance para mostrar que desprecian esta moción de censura, la realidad es que el miedo es lo que impide a Cifuentes subirse a la tribuna y defenderse de las acusaciones.

"El miedo es lo que impide a Cifuentes subirse a la tribuna para defenderse de la moción. No lo hace porque no tiene ningún argumento para ello"

Tendría una oportunidad para defenderse de todo lo que se la acusa, para explicar que ella efectivamente abandera la regeneración democrática de su partido y de las instituciones madrileñas, y para defender su programa de gobierno. Estamos impugnando una serie de políticas que están generando una gran desigualdad y pobreza en nuestra región desde hace muchísimos años. La presidenta tendría una grandísima oportunidad para defender sus políticas y para defenderse de los ataques, y si no lo hace es porque no puede, porque no tiene ningún argumento para ello.

¿Cuáles van a ser claves de su discurso? ¿Se van a centrar en la impugnación de la hoja de ruta del PP, de la corrupción?

Diría que la principal seña de identidad de la Comunidad de Madrid a nivel internacional es la corrupción, y eso no se puede consentir. Tampoco podemos consentir que la corrupción se normalice. Somos un partido que proviene del 15-M, de la indignación de la gente que salió a las calles a decir que no hay pan para tanto chorizo, que no nos representan, y desde luego no podíamos permanecer callados, haciendo preguntas de control o pidiendo dimisiones en las entrevistas con los medios. Teníamos que dar un paso más allá, lanzar una acción más contundente, como esta moción. Por una parte va a censurar al Gobierno por la corrupción institucionalizada en nuestra región, pero también porque la política del Gobierno de Cifuentes ha demostrado no diferenciarse en nada con la de sus predecesores, y no me refiero sólo a Aguirre o a González.

"Venimos del 15-M: no podíamos permanecer callados. Teníamos que dar un paso más"

Me refiero incluso a la etapa de Ruiz-Gallardón. Cifuentes, en lugar de recaudar impuestos para financiarse, prefiere pedir créditos privados a los bancos con un tipo de interés variable, y en el momento en que el Banco Central Europeo decida que suban los tipos, la CAM puede entrar en un estado de quiebra técnica. Y esta afirmación no es de izquierdas, ni de derechas, ni populista, son puras matemáticas. Nosotros vamos a proponer un modelo alternativo basado en una profunda reforma fiscal, en un impuesto a la riqueza. Madrid está dejando de recaudar más de 3.000 millones de euros en impuestos al año. Simplemente con esto se podría apostar por un modelo productivo diferente al del PP, que lo único que ha hecho ha sido concentrar la actividad económica en unas pocas grandes empresas, fundamentalmente constructoras amigas, que a su vez, a cambio de las adjudicaciones de obra y del pastel, financiaban a cambio a este partido. Hay que apostar por ayudar a quienes de verdad generan empleo de calidad en Madrid, que son los autónomos, las pymes, las cooperativas, las empresas de economía social.

Suena como el programa autonómico de 2015. ¿Hay algún elemento nuevo, algo que hayan revisado? ¿Alguna incorporación destacable?

En el discurso que pronunciaré mañana no solamente defenderé el programa de Podemos en la Comunidad de Madrid, del que lógicamente no podemos apartarnos demasiado, porque ha sido validado por los círculos, por la ciudadanía. Creo que en estos dos años de trayectoria hemos conocido con mayor profundidad la Comunidad de Madrid, hemos podido afinar el discurso e introducir medidas mucho más específicas, que ya iremos revelando mañana, cuando se defiende la moción de censura. Hay que dejar un poquito de suspense para la ocasión.

Sobre las similitudes que menciona entre la forma de gestionar de Cifuentes y sus predecesores... ¿Cómo ha justificado el PP su oposición el lunes a la propuesta de PSOE y Podemos de liquidar la SA de Canal Isabel II para pasar a ser un ente público, tras todos los escándalos del Canal y sus filiales?

Ellos se basan en una posibilidad que tiene el Gobierno, lo mismo que hacen en el Congreso de los Diputados, para paralizar una iniciativa legislativa de la oposición por su impacto económico en los Presupuestos. Basándose en esa posibilidad legal que tiene el Gobierno lo que han hecho es una trampa descarada, saltándose la propia ley. La PL de Podemos y PSOE, que está elaborada en su mayor parte por la Plataforma Contra la Privatización del Canal, si bien es cierto que prevé algunos impactos presupuestarios, estos entrarían en vigor para el presupuesto de 2018, no 2017. El Gobierno ha hecho una trampa muy evidente y muy grosera para paralizar esta PL, porque la única realidad es que el PP no quiere revertir la forma jurídica de la sociedad del Canal Isabel II.

"El Gobierno de Cifuentes ha hecho una trampa muy grosera: no quiere que el Canal deje de ser una sociedad anónima. Quiere que siga teniendo menos fiscalización que un ente público"

No quiere que deje de ser una sociedad anónima para que vuelva a ser ente público. No quiere, porque este ha sido precisamente el mecanismo por el cual el PP ha podido saquear las empresas públicas, escapando de la fiscalización. Por mucho que a Cifuentes se le llene la boca con que abandera la regeneración de la democracia, no termina con este tipo de prácticas. Sería tan sencillo para demostrar a la ciudadanía que ella de verdad quiere terminar con estas prácticas opacas, que al menos consintiera que se debatiera este proyecto de ley en la cámara, que se presentaran algunas enmiendas por parte de los grupos de la derecha... al menos que se debatiera.

¿Cuál ha sido el papel del PSOE en lo que respecta a la moción? Ha dicho que se reunieron con ellos, aunque afirma que no hicieron mucho caso a su programa. ¿Les han dado alguna razón para no sumarse, más allá de que no dan los números?

"El PSOE nos dijo que apoyar la moción tendría un rédito negativo para ellos.

La verdad es que no. Al menos accedieron a reunirse con nosotros, cosa que no fue posible en el caso de Ciudadanos. El PSOE acudió a esta reunión y nos dijo que, aunque compartían plenamente el diagnóstico sobre la situación de la corrupción y el PP, a ellos no les salían las cuentas. Les parecía que esto podía tener un rédito negativo para su formación, el impulsar o presentar una moción de censura que íbamos a perder por sólo un voto de diferencia, puesto que Ciudadanos no la iba a apoyar en ningún caso. Quedó en evidencia que el PSOE ha estado todo este tiempo a la interna, mirándose al ombligo. Me gustaría saber si el PSOE va a seguir diciendo a la ciudadanía que hay que esperar dos años más para poder echar al PP de las instituciones, cuando existe la posibilidad de trabajar por una mayoría alternativa de cambio. Hay un 21% de gente en Madrid en riesgo de exclusión social, de pobreza severa. Vivimos problemas enormes de descapitalización de los servicios públicos, de escasez de escuelas infantiles, de brecha salarial, de paro, de ley de dependencia sin financiar, de gente que se muere en la lista de espera con su derecho a tener una ayuda a la dependencia reconocida, pero sin que se le haya dado esta prestación. ¿De verdad el PSOE va a decirles que tienen que esperar dos años más a ver si ganamos las elecciones a Cristina Cifuentes y podemos gobernar? Es una irresponsabilidad. Si se lo pensaran mejor, y en el siguiente periodo de sesiones decidiesen plantear una moción, Podemos siempre tendrá la mano tendida para negociar, para llegar a acuerdos sobre líneas programáticas, y para tratar de echar al PP de las instituciones.

En la comparecencia de Cifuentes el diputado de C's, César Zafra, fue muy crítico con la actuación de la presidenta. ¿Cómo se explica el hecho de que en esa comisión sean tan duros, pero luego sostengan al Gobierno y no quieran ni reunirse para estudiar la posibilidad de acabar con el Ejecutivo del PP?

"Me preocupa que el contorsionismo que tiene que hacer Ciudadanos llegue a quebrarles la espalda y no les permita acabar la legislatura"

Tengo entendido que a la sede de algunos partidos como C's están llegando grandes cajas con bolillos, hilo de seda y aguja para hacer encaje de bolillos, que es exactamente a lo que se tiene que dedicar este partido, que por la mañana es el partido de la oposición que lanza críticas con mayor dureza, que compite con todos nosotros por ser más duro, más mordaz y más agresivo con Cifuentes, y luego vota con el PP absolutamente todo, para que nada cambie. No solamente les sostienen en el Gobierno, sino que votan con ellos año tras año los Presupuestos. Me preocupa que el contorsionismo que tiene que hacer Ciudadanos llegue a quebrarles la espalda y no les permita acabar la legislatura.

En una entrevista con 'Público' difundida este domingo Iglesias se refería a la moción madrileña como "el prólogo" de la moción que se debate la semana que viene en el Congreso. ¿Hay alguna diferencia entre estas iniciativas, más allá de lo estrictamente parlamentario?

El discurso es común, la situación de decrepitud que inunda las instituciones del Estado es la misma que la que inunda la CAM. No hay diferencias sustanciales entre la corrupción de las instituciones y las pésimas políticas que hacen, tanto el Gobierno de Rajoy, como el de Cifuentes. No teníamos más remedio que utilizar esta herramienta, que por otro lado está prevista en la Constitución y en los reglamentos autonómicos, es perfectamente legal. No es ningún circo, ningún fuego de artificio: es un instrumento jurídico perfectamente válido en democracia. Que se haya utilizado en pocas ocasiones habla mal del trabajo de la oposición hasta la fecha. Situaciones críticas a lo largo de estos años ha habido muchas. Es verdad que probablemente tan crítica como esta, tan de excepcionalidad... quizás estemos llegando al límite, porque ahora estamos conociendo muchos más casos de corrupción. Pero son dos herramientas iguales.

¿Quién está más tocado de los dos? ¿Rajoy o Cifuentes?

"El juez no se ha pronunciado mediante ninguna resolución judicial diciendo que Cifuentes no tenga responsabilidad penal. Sólo emitió una opinión en una conversación con periodistas. Está todo abierto"

Están muy tocados los dos. Mariano Rajoy es un presidente del Gobierno absolutamente impresentable. Lo único que hace el PP, y concretamente Rajoy, es resistir y no hacer absolutamente nada, a ver si con ello consigue que la oposición, y concretamente Podemos, se desgaste, se canse y deje de minar el poder omnímodo del PP.

Han tenido mayoría absoluta hasta hace sólo dos años, y están ahí sentados luchando contra la corrupción, pero sentados en una silla y hablando de Venezuela a ver si nos desgastamos. Y creo que Cifuentes no contaba con la valentía de la UCO, con la valentía de realizar un informe en contra de una fuerza tan poderosa como el PP, que tiene una capacidad enorme de presionar a las instituciones del Estado. Con mucha valentía la han señalado en estos informes, que están en el expediente de la Púnica. Y, ojo: el juez no se ha pronunciado mediante ninguna resolución judicial diciendo que Cifuentes no tenga responsabilidad penal. Está todo abierto, y todo podría suceder. El juez ha emitido una opinión en una conversación con periodistas, pero no hay una resolución judicial que decida no imputarla porque no tiene responsabilidad penal, es importante que la gente lo sepa. Es una posibilidad abierta.

Si hubiera elecciones anticipadas en la CAM, ¿quién sería el candidato o candidata de Podemos? Usted es candidata en esta moción, pero si Cifuentes es imputada o hay una convocatoria electoral, ¿quién representaría a su partido?

En ese caso habría que celebrar unas primarias precipitadamente. Y, como siempre, serían los inscritos e inscritas quienes decidieran quién debe encabezar la lista para concurrir a las elecciones en la Comunidad de Madrid.

Iglesias decía este martes que "un ticket Errejón-Carmena sería ganador", para la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la capital, respectivamente. También que "Íñigo tiene muchas posibilidades de ser el próximo presidente de la CAM". ¿Ha participado Errejón en el proceso de presentación y preparación de la moción? ¿Le parece que sería un buen candidato?

Pablo Iglesias ha manifestado su opinión, está en su absoluto derecho de tener sus preferencias y de valorar positivamente a quien él estime oportuno. Pero, como digo, los candidatos o candidatas para cualquier proceso electoral al que concurra Podemos son siempre decisión de los inscritos e inscritas. Con respecto a Manuela, creo que, efectivamente, entendiendo sus circunstancias, es una señora que ya ha agotado su trayectoria profesional, que en este momento puede tener deseos de retirarse o de descansar un poco más. Creo que Manuela es una alcaldesa querida y valorada por los ciudadanos, que Ahora Madrid está haciendo un magnífico trabajo de transformación de la ciudad, y que en verdad nos hace un roto marchándose. Sería muy deseable que Manuela repitiese un poco más. Serán los inscritos e inscritas quienes decidan quién es el candidato o candidata óptimo para el Ayuntamiento o la Comunidad. Y por supuesto, Íñigo Errejón, si ese es su deseo y quiere concurrir, es una persona capaz y valiosa... se presentará y los inscritos le podrán en el lugar que quieran que esté.