Publicado: 24.05.2015 22:10 |Actualizado: 25.05.2015 01:13

Ada Colau arrasa en Barcelona y acaba
con Trias

Barcelona en Comú es la lista más votada en la capital catalana Su líder podrá convertirse en alcaldesa si logra una gran coalición de izquierda con el apoyo de PSC, ERC y las CUP.

Publicidad
Media: 5
Votos: 5
Comentarios:
Simpatizantes de Ada Colau expresan su alegría al conocer los primeros resultados escrutados de las elecciones del 24M. EFE/Alberto Estévez

Simpatizantes de Ada Colau expresan su alegría al conocer los primeros resultados escrutados de las elecciones del 24M. EFE/Alberto Estévez

BARCELONA.- Las encuestas no le han fallado a Ada Colau. La líder de Barcelona en Comú ha visto cumplidas todas las previsiones, arrasando en Barcelona y acabando con el liderazgo de Xavier Trias (CiU) en la capital catalana.

Su coalición ha logrado, con más del 98% de los votos escrutados, 11 concejales, de los 41 que se disputaban. CiU, en cambio, se ha quedado con sólo 10 ediles, de los 14 que obtuvo en 2011.

Colau no tendrá mayoría absoluta, pero sí tiene opciones de convertirse en la futura alcaldesa de Barcelona. Para ello, a la conocida activista antidesahucios tendrá que lograr los apoyos de ERC (5), PSC (4) y las CUP (3). En total, la posible coalición de izquierdas sumaría 23 concejales. La mayoría absoluta son 21, una cifra que no alcanzaría un posible tripartito de derecha entre CiU y PP (3 concejales) -ya de por sí inviable- y Ciudadanos (5 ediles). 



Celebrando el éxito desde los primeros sondeos 

Ante los primeros sondeos a pie de urna que TV3 ha proyectado a las 20.00 h. en la pantallas de la sede de Barcelona en Comú, un grito unánime saltó como respuesta: ¡Sí se puede! Los resultados provisionales anunciados por la televisión catalana dan como ganadora del Ayuntamiento de Barcelona a la plataforma encabezada por Ada Colau con 10-12 concejales, mientras que CIU sacaría 9-11, PSC y Ciutadans 4-5 y el PP, 4-6.

Colau no tendrá mayoría absoluta, pero sí tiene opciones para convertirse en futura alcaldesa de Barcelona

La antigua fábrica de Fabra i Coats, en el barrio barcelonés de Sant Andreu, es el lugar elegido por la candidatura formada por Guanyem, ICV-EuiA, Equo, Procés Constituent y Podem para seguir la noche electoral de los comicios municipales. Allí cientos de personas se han acercado para vivir en primera persona lo que se espera como el inicio de una nueva historia, de Barcelona, de España. “Esto es un anticipo de lo que pasará en noviembre en todo el país”, exclama Victoria, vecina de Sant Andreu, emocionada ante los resultados provisionales lanzados por TV3. “Yo creo que sí que ganaremos y, por fin, entrarán aires nuevos en Barcelona”, añade Pedro, su marido.

Las expectativas son altas, la ilusión crece, pero la prudencia obliga. Gerardo Pisarello, el número dos de BCN en Comú, ha hecho las primeras valoraciones tras los sondeos de las 20 horas y, aunque no ha escondido su entusiasmo, su misión sobre la tarima ha sido, sobre todo, la de transmitir cautela. “Estamos muy contentos porque la alta participación que se ha registrado ya es una victoria para nosotros, un partido que ha apostado contra el descrédito y por la implicación ciudadana en el proceso de cambio”, ha declarado Pisarello.

El trabajo de la gente de los barrios durante esta campaña también se siente presente en la fábrica de Fabra i Coats, donde muchos de los voluntarios que han hecho posible la candidatura de Barcelona en Comú han venido para apoyarlos en la recta final. “Yo creo que ganaremos pero, pase lo que pase, es mañana cuando empieza el trabajo en serio. Nosotros, en el barrio, ya tenemos convocada una reunión el lunes para ponernos manos a la obra”, cuenta Susana, una vecina de Can Baró- Guinardó que colabora con BCN en Comú desde primera hora.

Que son unas elecciones diferentes a todas las anteriores, muchos son los indicios que lo confirman. Las campañas electorales financiadas por crowfunding y no por créditos bancarios, la colaboración voluntaria de diseñadores gráficos, dibujantes y músicos en los actos y carteles de partidos como BCN en Comú o Ahora Madrid, son algunas de estas señales inequívocas de cambio. Pero hoy, durante la noche electoral en la sede de la plataforma de Colau, también puede palparse una diferencia: personas que nunca antes se habrían acercado a la central de un partido para seguir los resultados de unos comicios, aquí están, expectantes, de pie, sin perderse un milímetro. “En mi vida había venido a un sitio como este y hoy me he desplazado sin dudarlo porque es la primera vez que voto por ilusión y no para echar a alguien”, expresa Cristina, vecina de Barcelona.

Desde la organización de BCN en Comú también se vive la noche electoral con muchas expectativas, pero todavía puede más la emoción por el camino recorrido que la ansiedad por lo que está por venir. “Estamos nerviosos pero, sobre todo, con mucha emoción, porque ha sido tanto el trabajo desde la plaza (Catalunya) hasta ahora..!”, dice Marcelo, miembro de la organización de BCN en Comú, con los ojos humedecidos. “Lo hemos hecho todo nosotros, no hemos querido contratar a nadie, los de sonido, los músicos, el director de campaña, los de prensa, todos somos los que estábamos en las plazas. No queremos ser lo mismo a los otros partidos, en nada”. Y eso se nota, también en la forma en que la candidatura de Ada Colau espera los resultados de estas elecciones históricas.