Público
Público

ERC advierte a CiU de que el apoyo a los Presupuestos catalanes "no está garantizado"

Los republicanos no ven bien que el Ejecutivo catalán "tome decisiones sin consultar", como el anuncio de recortar 700 millones en la función pública.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, ha asegurado este sábado que el apoyo de los republicanos a los presupuestos de la Generalitat de Catalunya no está garantizado: 'Lo tendrá si lo hace bien, si nos ponemos de acuerdo, si no, obviamente no estará garantizado', ha subrayado. En una entrevista al canal 3/24, ha sostenido que los republicanos no ven bien que el Ejecutivo catalán 'tome decisiones sin consultar', como el anuncio de recortar 700 millones en la función pública.

'Eso se tendrá que acabar votando en el Parlament. No lo han consultado con nosotros. ¿Por qué no 500? ¿Por qué no 600? No nos sentimos implicados en lo que no nos consultan', ha añadido. Junqueras ha comparado el presupuesto de la Generalitat con una manta, y ha advertido de que es mucho más pequeña de lo que Catalunya necesita, por lo que 'cuando se estire la manta para proteger a las escuelas, no será suficiente'

El republicano ha lamentado que cuando le dice al Gobierno central que Catalunya tejerá un trozo a la manta, 'corta el trozo de manta, toma las herramientas para tejer y fija un impuesto tipo 0 para proteger a los bancos, como si no los hubiera protegido ya bastante'.

Junqueras, por otro lado, ha pedido a los partidos políticos que se 'limpien' de imputados, a riesgo de ser injustos, ya que ha reconocido que estar imputado no es una acusación ni una condena oficial. Así, ha instado a los partidos que no han hecho una buena gestión de los recursos a su alcance, que 'si no quieren que los ciudadanos hagan limpieza con sus votos, que la hagan ellos primero'.

Sobre las presuntos casos de espionaje político, Junqueras ha recordado a todos los partidos que supuestamente conocían estas prácticas que 'saber un delito y no denunciarlo también es un delito'. Para el republicano, es una evidencia que el espionaje y los casos de corrupción amenazan al proceso soberanista: 'Nos han amenazado toda la vida durante siglos. Poca gente con mucho poder está interesada en que no vaya bien. Pero mucha gente con poco poder, que es la fuerza de las urnas, queremos que vaya adelante'.