Publicado: 06.07.2016 13:50 |Actualizado: 07.07.2016 09:13

ERC entrega a Rajoy un 'pendrive' con las grabaciones de Fernández Díaz

Tardá y Rufián constatan su "no" a un Gobierno del PP ni a cualquier otro que no autorice "un referendum a la escocesa" para Catalunya.

Publicidad
Media: 3.80
Votos: 5
Comentarios:
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (d), conversa con los dirigentes de ERC Gabriel Rufián (i) y Joan Tardá (c), durante la reunión que han mantenido en el Palacio de la Moncloa, dentro de la ronda de contactos que ha iniciado en busca de apoyos par

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (d), conversa con los dirigentes de ERC Gabriel Rufián (i) y Joan Tardá (c). /EFE

MADRID.- Su 'no' a "un Gobierno de derechas" era predecible. Pero los líderes de ERC han aprovechado su reunión con Mariano Rajoy para quejarse por el escándalo de las escuchas del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y el director de la Oficina Antifraude de Catalunya en las que se pone de manifiesto que ambos buscaban pruebas para intentar desacreditar al os nacionalistas catalanes. "Es inadmisible. Somos un partido con 85 años de historia y estamos orgullosos de decir que somos el único al que no se nos conocen casos de corrupción. No se entiende esa voluntad de buscar algo que no han encontrado", lamentó el portavoz de los republicanos en el Congreso, Joan Tardà.

Tardà y Gabriel Rufián (número uno por Barcelona) entregaron a Rajoy, como símbolo de su desencuentro, un pendrive con las noticias de este diario que desvelan tales informaciones y le pidieron la dimisión de Fernández Díaz. "No he oído a Rajoy ningún planteamiento ni voluntad de aceptar nuestras posiciones", lamentó Tardá, que explicó que el actual presidente en funciones sigue enrocado en plantear su "investigación abierta" como señal suficiente para zanjar el tema.



Tardà: ""Si no hay referéndum es señal de que no es un Gobierno de izquierdas""

En lo relativo a una posible investidura, Tardà no quiso calificar el encuentro en la Moncloa como un "diálogo de sordos" para valorar, al menos, esa voluntad de diálogo, pero constató que el propio Rajoy ya se esperaba su 'no' rotundo. "Vivimos en mundos paralelos y las paralelas están empeñadas en no encontrarse", metaforizó el portavoz de ERC, que insistió en que su formación "nunca" apoyará la investidura de "un Gobierno de derechas".

¿Sus condiciones? Las mismas de siempre: "Políticas económicas, sociales y fiscales que, como mínimo, sean de carácter socialdemócrata y la autorización de un referéndum 'a la escocesa' (al que se responda únicamente 'independencia sí o no') a celebrar en el plazo de un año en Catalunya". "Si no hay referéndum es señal de que no es un Gobierno de izquierdas", añadió Tardà, rechazando también la "actual" postura del PSOE a ese respecto.

En cualquier caso, Tardà manifestó su "impresión" de que en principio será Rajoy quien lo intente, quizá, antes de agosto porque es en ese mes cuando hay que aprobar el techo de gasto para los próximos presupuestos. Asimismo, los republicanos consideran que el actual presidente en funciones aún "confía en la abstención del PSOE" para poder conformar un Gobierno en minoría. Aunque, incidió, se trata sólo de una "impresión". Lo que sí está claro, en cambio, es que Rajoy no podrá contar con los nacionalistas -tampoco con el PNV- para esta investidura.