Público
Público

ERC exige penas más duras para los militares que intervengan en política

Bosch reclama al Gobierno que condene y sancione actitudes como la del general que sugirió la intervención del Ejército en el caso de que Catalunya defendiera el derecho de autodeterminación. Entre otras medidas, propone que se

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

ERC ha pedido hoy el endurecimiento de las penas para los militares que intervengan en la vida política, cuestionen la sumisión del poder militar al político o legitimen un golpe de Estado. Así figura en una proposición no de ley presentada por el diputado Alfred Bosch, en la que se refiere a las afirmaciones del general de división en la reserva Juan Antonio Chicharro que, según recoge el texto de la iniciativa, 'dejó entrever la necesidad de intervención de las Fuerzas Armadas en caso de considerar que no funcionasen los mecanismos de defensa del orden constitucional' en Catalunya.

Según ERC, el militar arrogó a las Fuerzas Armadas el papel de salvaguarda de la Constitución por encima del propio Gobierno democrático y el Ejecutivo, que tiene una responsabilidad absoluta en la condena y represión de actitudes antidemocráticas como la expresada por este militar. 'Y debe hacerlo de manera rápida y contundente, especialmente cuando éste no es el único episodio en los últimos tiempos en que se escucha un cierto ruido de sables', apunta ERC.

En su proposición no de ley, ERC reclama al Gobierno endurecer las penas a los militares que pretendan intervenir o interferir en la vida política y, especialmente, de aquellos que cuestionen públicamente la sumisión del poder militar al político o legitimen la posibilidad de dar un golpe de Estado. Pide entre otras medidas la retirada de cualquier privilegio u honor, la imposibilidad de regresar al Ejército y la retirada del permiso de armas. Para los militares que incurran en estos supuestos, ERC solicita establecer la pena más severa posible.

En la misma línea, desde el BNG se ha pedido la comparecencia en el Congreso del ministro de Defensa, Pedro Morenés, por esas mismas declaraciones de Chicharro que, según los nacionalistas gallegos, reflejan un comportamiento golpista que no se resuelve sólo con sanciones. Para la portavoz del partido en la Cámara Baja, Olaia Fernández Davila, esas declaraciones resultan 'inadmisibles' por 'antidemocráticas y golpistas'. 'Un alto mando militar que se atreve a cuestionar la legalidad establecida, cuestiona la Constitución, y hace un llamamiento a llevar a cabo acciones golpistas, es algo totalmente inadmisible y anti democrático', sostiene.

Según Fernández Davila, el ministro Morenés debe acudir al Congreso a explicar qué medidas va a adoptar en relación a este mando militar, 'que está en la reserva pero no está retirado, con lo cual sigue sujeto al código disciplinar castrense'. 'Y no vale con sanciones que supongan que este general de división continúe ligado de algún modo a las Fuerzas Armadas, tiene que ser apartado porque realizó unas afirmaciones que no tienen cabida en una democracia, y desde luego, que se sitúan en la línea de situaciones que vivimos en este Estado hace ya unos año', ha añadido.

La diputada del BNG sostiene que la defensa de una intervención militar en Catalunya en el caso de que siguiese el camino de la independencia 'es propio de regímenes autoritarios, dictatoriales y propios de otros tiempos que debían estar superados'.