Público
Público

Control al gobierno ERC pregunta a Rajoy si es "el señor X" de la'operación Cataluña'

Las formaciones soberanistas, ERC y PDECAT, mantienen un duro cruce de acusaciones con Rajoy y la vicepresidenta del Gobierno en la sesión de control en el Senado sobre el proceso independentista

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 6
Comentarios:

Mariano Rajoy recibe los aplausos tras su intervención en la sesión de control al Gobierno, esta tarde en el pleno del Senado. | CHEMA MOYA (EFE)

Choque de trenes. Y a gran velocidad. La sesión parlamentaria de control al Gobierno en el Senado celebrada esta tarde ha puesto de manifiesto el abismo que existe entre el Ejecutivo que preside Rajoy y las formaciones que defienden el proceso de independencia de Catalunya. Si era posible, la sesión parlamentaria en la Cámara alta ha hecho másprofunda la brecha.

“Señor Rajoy, es usted el señor X de la operación Cataluña”, le ha espetado la senadora de ERC Mirella Cortès, nueva portavoz del grupo de ERC en el Senado que le ha interpelado por primera vez. Cortès, con un verbo contundente, ha calificado la operación policial contra el proceso soberanista como "un nuevo GAL, aunque sin violencia, pero con policías y fondos reservados para combatir a quienes defienden el derecho a decidir".

El presidente del Gobierno, que se ha visto tremendamente incómodo en el cruce de intervenciones con su interpelante, le ha contestado de forma un tanto despectiva: "¡Déjese usted de inventar operaciones, ahora aparece otra operación que llaman zanahoria!". "Le voy a dar un consejo: aplique su imaginación y tiempo a asuntos más provechosos que se lo agradecerá el común de los mortales".

No ha sido el único encontronazo. Momentos después, el senador del PDECAT José María Cleries, portavoz de esta formación soberanista integrada en el grupo mixto, ha mantenido un agrio cruce de reproches con la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, también a cuenta del proceso soberanista catalán.

La portavoz de ERC no se ha andado por las ramas y desde un principio ha sido contundente: "¿Conoce usted la operación con el uso de los aparatos del estado contra el proceso soberanista?".

"De la única operación que conozco y por la que me he ocupado es la de superar la crisis (…)", ha dicho Rajoy, y a partir de ahí ha descrito una serie de medidas de su Gobierno en la anterior legislatura "de las que se ha beneficiado la Generalitat".

"Y conozco a muchos que quieren que se cumpla la ley, que quieren seguir siendo españoles, catalanes y europeos, que consideran que es mejor ir juntos que separados", y así sucesivamente se ha alargado el presidente del Gobierno.

La senadora de ERC le ha respondido con el refrán catalán que se aplica a quienes se llaman a andanas ante una pregunta concreta. "Et pregtunte per naps i la resposta es de cols" —"Te pregunto por nabos y la respuesta es de coles", ha traducido la propia senadora un tanto molesta por la contestación de su interlocutor—.

"¿Niega usted ahora la existencia de la operación para destruir el independentismo catalán?", le ha preguntado la senadora de ERC antes de comparar esa situación con la de los GAL

Cortès le ha citado en su segunda interpelación varias frases que aparecen en las grabaciones desveladas por Público de la conversación entre el ex ministro Fernández Díaz, y el ex director de la Oficina Antifrau de Catalunya, Daniel de Alfonso, así como los mensajes entre el director del gabinete de la Presidencia, Jorge moragas, y Victoria Álvarez, antigua novia de un hijo de Jordi Pujol.

También ha citado las actuaciones de dirigentes policiales como Eugenio Pino y Ángel Fuentes Gago contra responsables del proceso soberanista catalán. "¿Niega usted ahora la existencia de la operación para destruir el independentismo catalán?", le ha preguntado antes de comparar esa situación con la de los GAL de los años noventa y preguntando si él era "señor X".

Rajoy, que le ha reprochado de forma irónica "el tono constructivo" que ha utilizado Mirella Cortè, se ha preguntado su vez: "¿Qué podemos hacer para que la Generalitat esté en manos de radicales?". Rajoy le ha recriminado a la senadora de ERC el recurso a las teorías de la conspiración y de pretender "hacer la pregunta y al mismo tiempo aporta la respuesta".

"Están ustedes muy radicales"

Este clima de confrontación se ha vuelto a poner de manifiesto unos momentos después, cunado ha llegado el turno de las preguntas a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría. El portavoz de los exconvergentes, Josep María Cleríes, más experto que su predecesora, no ha rehusado recurrir al dramatismo para crear una tensa confrontación.

"Están ustedes muy radicales", le ha espetado a la vicepresidenta del Gobierno, "no quieren dialogar con los representantes del pueblo catalán”, ha asegurado Cleries, quien se ha interesado en su pregunta por los criterios de selección de los interlocutores del Gobierno en Catalunya mientras no hablan con la Generalitat.

"Ustedes no tienen una propuesta para 7,5 millones de ciudadanos de Catalunya, donde el 80% está a favor de celebrar un referéndum para pronunciarse sobre el futuro que quieren. Ustedes quieren una Catalunya de súbditos, nosotros la queremos libre. Ustedes no pueden atendernos porque hace años que ustedes abandonaron Catalunya", ha sentenciado el senador independentista.

"Ustedes quieren una Catalunya de súbditos, nosotros la queremos libre. Ustedes no pueden atendernos porque hace años que ustedes abandonaron Catalunya"

La vicepresidenta no se ha quedado corta a la hora relanzar sus reproches al senador del PDECAT. "Es la primera vez que una pregunta en sede parlamentaria me causa estupor porque cuestiona el derecho de reunión. Qué criterio, pues el de la pluralidad, señor Cleries", le ha dicho en primera instancia.

Sin embargo, Sáenz de Santamaría ha querido ir más allá en su respuesta para denunciar laz radicalidad de las actitudes soberanistas. "Al presidente de la Generalitat lo eligió la CUP", ha lanzado sin contemplaciones la vicepresidenta para regocijo de la bancada popular. "Tiene usted un sentido patrimonialista propio de otros regímenes. Su Gobierno [en referencia a la Generalitat] se limita al pensamiento único. ¡Quien les ha visto y quien les ve!", ha exclamado Sáenz de Santamaría para terminar.

Podemos pregunta por Trump

Las otras dos preguntas a Rajoy, sin duda de gran enjundia, han pasado bastante desapercibidas en medio de este clima de confrontación sobre el proceso independentista catalán. Ramón Espinar, portavoz de Podemos, se ha interesado sobre la conversación mantenido por Rajoy con el presidente norteamericano Trump recientemente.

Espinar le ha reprochado una actitud subsidiaria ante Trump en asuntos como el aumento del presupuesto defensa o la ausencia de críticas al muro que se pretende levantar en la frontera de EE UU con Méjico. Rajoy ha desmentido que hablase de los asuntos que le citaba su interpelante ya que la conversación se limitó a hablar de la positiva evolución de la economía española y sus buenas relaciones con los países iberoamericanos. Según Espinar, "Trump es una bomba de relojería", por loo que le aconsejó que lo tuviera en cuenta.

Más desapercibido pasó el primer rifirrafe entre el portavoz socialista, Vicente Álvarez Areces, quien se interesó por las medidas que pensaba adoptar Rajoy para garantizar el sistema público de pensiones. El presidente del Gobierno se limitó a describir las reformas adoptadas en la pasada legislatura y su archiconocida receta de crear empleo para que aumenten las cotizaciones al sistema de la Seguridad Social. Y no hubo manera de que aportara novedad alguna, y eso que Areces siempre formula sus preguntas con un gran sentido común y lo que se llama “sentido de Estado”