Publicado: 09.06.2014 13:46 |Actualizado: 09.06.2014 13:46

ERC y BNG incluyen el derecho a decidir en sus enmiendas sobre la sucesión del rey

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) ha incluido en sus enmiendas a la ley que regula la abdicación de Juan Carlos I el derecho de autodeterminación, así como un referéndum para que los ciudadanos españoles puedan decidir ente Monarquía y República. La Izquierda Plural (IU-ICV-EUiA-Cha) también ha presentado una enmienda a la totalidad del texto que regula la sucesión y como anunciara Cayo Lara el pasado sábado, pedirá que se celebre una consulta sobre el modelo de Estado en el plazo de tres meses. Por su parte, el BNG reclama asimismo un referéndum en el plazo de un mes y que se incluya el derecho a decidir.

ERC exige de nuevo en sus enmiendas al proyecto de ley que se reconozca a las "nacionalidades" del Estado como sujetos de soberanía y se les permita ejercer, por tanto, el derecho "inalienable" de convocar un referéndum de autodeterminación. En este sentido, emplazan al Gobierno a comprometerse a realizar los cambios constitucionales y legislativos "necesarios" para "garantizar la plena eficacia" de ese derecho. Además, ERC plantea que la abdicación del rey sólo sea "efectiva" después de la convocatoria del referéndum, en consonancia con el artículo 92 de la Constitución, que establece que las decisiones políticas "de especial trascendencia" sean  sometidas a consulta de todos los ciudadanos.

El grupo catalán sugiere que se añada un nuevo artículo al proyecto de ley de abdicación para que, antes de que el príncipe de Asturias sea proclamado rey en las Cortes Generales, el Gobierno someta a referéndum consultivo la oportunidad de iniciar los trámites de reforma constitucional necesarios con el fin de modificar el modelo político del Estado. Con estas enmiendas, los republicanos catalanes ya avanzan que pedirán la devolución del proyecto de ley del Gobierno que permitirá la abdicación de Juan Carlos I porque, según remarcan, ERC no puede asumir que el jefe del Estado "lo sea por herencia, y no por voluntad popular". "No negamos el derecho que pudiera tener Felipe de Borbón de ser jefe de Estado, pero sólo después de haber ganado unas elecciones en que la ciudadanía exprese su voluntad en tal sentido", apunta ERC, que tacha de "burla a la democracia" y al principio de igualdad de todos los ciudadanos" la pretensión de que el Parlamento resuelva por urgencia y en lectura única la renovación de la Jefatura del Estado.

A juicio de los independentistas catalanes, la "rapidez" y la "cerrazón" con que se pretende "dar carpetazo" a la sucesión dinástica se percibe como "una segunda Transición exprés, en que todo vuelve a estar atado y bien atado". Frente a esto, Esquerra defiende que la abdicación del rey es el momento "propicio" para impulsar las consultas a los diferentes pueblos españoles con el fin de iniciar, según cada caso, "los oportunos procesos constituyentes que permitan la superación de un proceso como el de 1978, que no permitió a la ciudadanía elegir libremente su futuro y, en particular, su encaje en el Estado o su independencia nacional".

"Esquerra Republicana no reconoce la legitimidad de la impuesta monarquía ni la imposición de un ordenamiento jurídico que no reconoce el derecho inalienable de Catalunya a decidir libremente su futuro", concluyen los republicanos catalanes, que ya han confirmado que no asistirán el próximo 19 de junio a la ceremonia de proclamación de Felipe VI como nuevo Rey de España que se celebrará en el Congreso.

También el BNG ha incluido en una enmienda la petición de un referéndum sobre el sistema monárquico y la apertura de un proceso constituyente que incluya el derecho a decidir. El texto, firmado por las diputadas Olaia Fernández y Rosana Pérez, aboga por que se aborde la renuncia del rey desde una perspetiva democrática y sometiendo a la decisión "libre y directa de todos los ciudadanos" el futuro modelo político-institucional basado en el derecho a decidir de las naciones del Estado español.

El texto alternativo considera que debe añadirse al proyecto de ley que hará efectiva la abdicación del rey un apartado que establezca que en un "plazo máximo de un mes" desde la entrada en vigor de la norma el Gobierno deberá convocar un referéndum consultivo para someter a decisión democrática el nuevo modelo político y pide que se reconozca "la soberanía de las naciones y su derecho a decidir".

Recalcan que el sistema monárquico no nace de la voluntad popular, que la designación del actual Jefe de Estado como rey proviene de la legislación de la dictadura franquista y que el proceso de abdicación consolida un régimen que no tiene origen en la democracia. También reprochan al Gobierno y al "bipartidismo" que pretendan mantener un Estado "unitario y centralista" que rechaza el ejercicio del derecho de los pueblos a decidir libre y democráticamente su futuro. Frente a ello, las diputadas del BNG solicitan que tras el referéndum consultivo se inicien "procesos constituyentes donde se reconozca a las naciones que integran el Estado español su derecho de autodeterminación y su condición de sujeto de soberanía con capacidad plena para decidir sobre su modelo político e institucional".

El BNG, por último, reivindica una "República de Galicia" como alternativa a un modelo de Estado "que está llevando a cabo políticas antisociales y de destrucción de su capacidad productiva".

En la misma línea, Geroa Bai ha registrado una enmienda emplazando al Gobiernoa iniciar "de forma inmediata" una consulta ciudadana sobre el modelo de Estado. En el escrito, depositado por la diputada Uxue Barkos, Geroa Bai recuerda el "severo castigo" que los partidos mayoritarios sufrieron en las elecciones europeas del pasado 25 de mayo, que pone en cuestión "el puro juego de la alternancia" de PP y PSOE.  

Según Barkos, se ha puesto de manifiesto el "hartazgo" de gran parte del electorado con el bipartidismo, pese a lo cual el PP y el PSOE han activado "los mecanismos necesarios para acometer de forma exprés la sucesión monárquica" para tratar de "consolidar la monarquía por la puerta falsa". 

En ese contexto, la coalición nacionalista de Navarra cree que "resulta necesario que la ciudadanía pueda expresarse y decidir si ve en la monarquía la forma más adecuada de que la Jefatura del Estado esté representada".