Publicado: 02.07.2015 15:05 |Actualizado: 02.07.2015 15:12

ERC y CUP rechazan una alianza de izquierdas si no es independentista

En un acto en el que también han estado PSC, Podemos, ICV y EUiA,  han quedado claras las diferencias de las fuerzas de izquierda de cara a las elecciones del 27-S.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Oriol Junqueras y David Fernández, líderes de ERC y las CUP, respectivamente, charlan en los pasillos del Parlament de Catalunya. EFE

Oriol Junqueras y David Fernández, líderes de ERC y las CUP, respectivamente, charlan en los pasillos del Parlament de Catalunya. EFE

BARCELONA.- ERC y la CUP se han desmarcado hoy de la posibilidad de formar alianzas entre los partidos de la izquierda catalana con motivo de las elecciones del 27S, preconizadas tanto por PSC como por ICV-EUiA y Podemos, porque estas fuerzas no dan prioridad al objetivo de la independencia de Catalunya.

Las diferencias de criterio con respecto a las alianzas para antes y después del 27S se han evidenciado este mediodía en una mesa redonda organizada por la Universitat Progressista d'Estiu de Catalunya (UPEC), en la que han participado líderes de ERC, EUiA, Podemos, PSC, ICV y CUP.



El presidente de ERC, Oriol Junqueras, ha pedido hacer "un ejercicio de realismo" para visualizar que la Generalitat "no dispone de los instrumentos para afrontar la crisis, pero tampoco el pago de la deuda pública o la mejora del Estado del bienestar". "Esto no cambiará con un cambio de mayorías en el Estado", ha destacado Junqueras antes de subrayar que "para defender los servicios hace falta la independencia de Catalunya", en cuyo objetivo, ha recalcado, es "irrelevante" el futuro de los políticos comparado con el "futuro colectivo".

Mientras, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha indicado que el objetivo del 27S es construir un gobierno de izquierdas, y esto sólo es posible cuando estas fuerzas se ponen de acuerdo: "En los lugares donde está habiendo un cambio es donde las izquierdas se han puesto de acuerdo", ha afirmado. Iceta también ha dicho ser consciente "de que la actual relación Catalunya-España no es sostenible, tiene que cambiar", y ha dicho que la idea de los socialistas catalanes es hacerlo "mediante una reforma constitucional federal".

El coordinador nacional de ICV, Joan Herrera, ha apuntado que se vive "en un contexto de emergencia social y un escenario de recentralización del Estado", ante lo cual ha planteado como solución escenarios de "confluencia" de las izquierdas en los que el protagonismo no sea tanto de las siglas de los partidos, sino de la ciudadanía. Herrera ha defendido un referendo en Catalunya y ha remarcado que éste no se puede sustituir por unas elecciones anticipadas, al tiempo que ha avisado de que si gobierna el PSOE en el Estado "no habrá cambio porque no habrá referendo" en Catalunya.

El coordinador general de EUiA, Joan Josep Nuet, ha señalado, por su parte, que el 27S tiene que haber un cambio porque hay una situación que no les gusta, "y se puede construir otra Catalunya, no sólo con otra relación con España, sino para que no haya recortes ni corrupción". Desde la CUP, el diputado Quim Arrufat ha pedido "no reproducir esquemas ya conocidos" y preguntarse si tienen "los instrumentos necesarios para revertir la situación actual", y ha subrayado que para su partido las elecciones del 27S tienen que ser "excepcionales" y "plebiscitarias".

Según Arrufat, se trata de decidir "mucho más que quien gobierna una autonomía". "No la queremos para nada", ha puntualizado. La secretaria general de Podemos en Catalunya, Gemma Ubasart, ha apuntado que las elecciones no lo son todo, porque con ellas "no se gana todo el poder político", y ha afirmado que el 27S habrá una confrontación entre dos modelos, "el de los que mandan y el de la mayoría de las clases populares empobrecidas".