Publicado: 22.02.2014 07:00 |Actualizado: 22.02.2014 07:00

Ernest Maragall deja la presidencia de Nova Esquerra Catalana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En plena efervescencia soberanista y en medio de una profunda crisis de identidad del PSC sobrevenida por el giro independentista de muchas formaciones catalanas, el exconseller Ernest Maragall decidía iniciar su propio camino al margen del partido que dirige Pere Navarro y fundaba Nova Esquerra Catalana (NeCat), con un marcado carácter catalanista. La Asamblea Constituyente que la formación celebró en diciembre de 2012 lo elegía a él, impulsor y cabeza visible de proyecto, como presidente, con la idea de dar a conocer el partido y encontrar su hueco en el amplio espectro de formaciones catalanas. 

Hoy, un año y dos meses después del nacimiento de NeCat, Maragall —hermano del expresident de la Generalitat Pasqual Maragall— considera que ya ha cumplido su labor y ha decidido dejar paso a nuevas personas con la intención de demostrar que el suyo "no es un proyecto personalista". Sin que aún se haya solucionado la crisis interna abierta en su anterior partido, el PSC, el actual celebra este sábado su III Asamblea en Barcelona con la intención de renovar sus estructuras y convertirse en una opción real para próximas citas electorales. 

Maragall explica en declaraciones a Público que lo más probable es que el partido no vuelva a tener presidente, ya que los planes con los que se trabaja contemplan la puesta en marcha de una "dirección compartida con atribuciones claras" dentro del Consell en el que él sí participará. A la espera del debate que se produzca hoy durante la asamblea que tendrá lugar en un edificio de Barcelona que pertenece a la Escuela Internacional de Comercio, el exconseller de Educación de la Generalitat asegura que quien más papeletas tiene para convertirse en la nueva cabeza visible del partido es Pere Almeda, jurista y actual responsable del Área Política de la dirección.

Al margen de la cuestión interna, la III Asamblea de NeCat aprobará una resolución política que suscribirá a pies juntillas la propuesta para una consulta soberanista en Catalunya para el mes de noviembre formulada por el president de la Generalitat, Artur Mas, y respaldada por, entre otros, CiU, ERC, ICV o CUP. Pero además, reclamarán la "reconstrucción del espacio socialista en Catalunya", así como impulsar la "confluencia de las izquierdas catalanas". 

Al cónclave asistirán como invitados miembros del sector crítico del PSC así como dirigentes e integrantes tanto de ICV como de ERC. A pesar de que Maragall evita dar siglas por precaución, estas dos fuerzas políticas son con las que NeCat mantiene previsiblemente conversaciones con la intención de conformar una candidatura conjunta para las elecciones europeas del próximo mes de mayo.

Maragall insiste en que "es necesaria una referencia socialista y catalanista a la vez", ante la deriva del PSC hacia los postulados más cercanos al PSOE en materia territorial. Así, el exconseller se muestra crítico con los miembros de su anterior partido que mantienen una línea díscola con la dirección de Pere Navarro por defender posturas más soberanistas, al considerar que "no hay motivo para seguir esperando" dentro del PSC viendo que sus ideas están en clara minoría.