Publicado: 01.12.2016 14:40 |Actualizado: 01.12.2016 17:08

Errejón acusa al PSOE de usar como
excusa el salario mínimo para apoyar al Gobierno con el techo de gasto

El número dos de Podemos recuerda que la cámara ya ha dado el primer visto bueno a la iniciativa de su grupo para elevar el SMI hasta los 800 euros, casi 100 más de los que contempla la oferta de los socialistas al Ejecutivo de Mariano Rajoy.

Publicidad
Media: 4
Votos: 3
Comentarios:
El responsable de la Secretaría Política de Podemos, Íñigo Errejón, durante la presentación en Madrid de la iniciativa Hacemos. / EFE

El responsable de la Secretaría Política de Podemos, Íñigo Errejón, durante la presentación en Madrid de la iniciativa Hacemos. / EFE

MADRID.- Íñigo Errejón afeaba este jueves la oferta del PSOE al Gobierno por la que los socialistas se comprometerían a apoyar el objetivo de déficit en los Presupuestos del Ejecutivo de Rajoy a cambio de una subida de un 8% en el salario mínimo interprofesional (SMI).

"El PSOE negocia con el PP muy por debajo de lo que este parlamento está en condiciones de imponerle al Gobierno"

En declaraciones a los medios de comunicación desde el Congreso de los Diputados, el número dos de Podemos recordaba que el Partido Socialista ya apoyó una proposición de ley planteada por Unidos Podemo para elevar el salario mínimo que logró el primer visto bueno de la cámara. "¿Por qué ahora [el PSOE] presenta este intento de subida mucho más modesta cuando ya sabe que estamos tramitando una subida de verdad en el Legislativo? Creo que tiene que ver con buscar una excusa para apoyar al Gobierno en el techo de gasto", razonaba, insistiendo en que los socialistas persiguen "sacarle una patata caliente del fuego al PP".

La iniciativa de su grupo plantea elevar el SMI de los 655 euros en 14 pagas hasta los 800 euros en enero de 2018, y hasta los 950 euros al final de la legislatura, frente a los 707 euros que contempla la propuesta de los socialistas. "El PSOE tendría que explicar por qué prefiere 700 y no 800 euros para llegar a fin de mes", afeaba Errejón. "El PSOE negocia con el PP muy por debajo de lo que este parlamento está en condiciones de imponerle al Gobierno", apuntaba. 

El también portavoz de Unidos Podemos en el Congreso, que asegura haber conocido la oferta del PSOE por la prensa, insistía este jueves en que si se mantienen firmes el Gobierno estará obligado a aplicar su iniciativa sobre el salario mínimo, que puede "retrasar, pero no vetar", y recordaba que el techo de gasto que quiere imponer el Ejecutivo "incluye 5.000 millones en recortes, pero no dicen de dónde los van a sacar". "No entiendo como [el PSOE] puede apoyar los avances sociales en el Parlamento pero después escoltar al Gobierno en mayores recortes", apostillaba.

Por otra parte, y preguntado por la anunciada ausencia del líder del partido, Pablo Iglesias -y la suya propia- en la recepción oficial en el Congreso con motivo del Día de la Constitución, el 6 de diciembre, Errejón ha recordado que el partido estará representado por Carolina Bescansa y Pablo Echenique. "Nos parecen bien los homenajes y vamos a participar, pero nos parece más importante trabajar cada día para ir ensanchando el acuerdo constitucional". "El mejor servicio a la Constitución es no convertirla en papel mojado", apostillaba.



Incógnitas sobre la reunión de los diputados de Podemos

Los diputados de Podemos han celebrado este jueves su primera reunión tras la formación del nuevo Gobierno. Si bien a primera hora de la mañana este encuentro no aparecía en la agenda del Congreso, ni estaba recogido en la agenda mediática del partido, en torno a una hora antes de que comenzara -las 13.30 horas- la formación sí ha incluido una convocatoria para cámaras y fotógrafos en su agenda diaria para que pudieran tomar imágenes de la reunión.

Fuentes del partido explican a Público que el objetivo de la reunión era planificar la actividad del grupo en la próxima semana y abordar distintos aspectos organizativos. Han estado presentes los diputados de Podemos y Equo, pero no así los de las confluencias gallega y catalana, ni tampoco los parlamentarios de IU.

En sus declaraciones de este jueves, preguntado por los aspectos a mejorar en el desarrollo de la actividad del grupo, Errejón reconocía que deben "adaptar" su funcionamiento al "trabajo del día a día" de la institución. Apuntaba que el hecho de ser un grupo confederal, lo que implica "el diálogo de tú a tú con otros sujetos políticos", supone que requieran de "una mayor deliberación". "A tenor de las medidas sacadas [en el Congreso] estoy razonablemente satisfecho", apuntaba.

El líder de Podemos y presidente del grupo parlamentario, Pablo Iglesias, no ha acudido a esta cita, ni tampoco a la reunión de la Comisión Constitucional en la Cámara Baja este jueves, a la que ha asistido la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. El encargado de representar a Unidos Podemos en esta comisión ha sido Xavier Domènech, líder de la confluencia catalana En Comú Podem y portavoz adjunto en esta comisión.

Podemos ha considerado que era quien mejor podía dar la réplica a la vicepresidenta en su comparecencia, ya que se iba a abordar fundamentalmente la cuestión catalana, según ha explicado la jefa del gabinete de Iglesias, Irene Montero, en una conversación informal con periodistas recogida por la agencia EFE.