Publicado: 12.09.2015 21:59 |Actualizado: 12.09.2015 22:04

Errejón: "Claro que al otro lado del Ebro hay gente escuchando a los catalanes"

El número dos de Podemos plantea las elecciones autonómicas del 27-S como clave para tener la “'pole position'” en las generales. Rabell exclama que CDC “no puede dar lecciones de soberanía” después de sus pactos con el PP.

Publicidad
Media: 4.56
Votos: 9
Comentarios:
Foto de familia posterior a la rueda de prensa. GEORGIE URIS

Foto del equipo de Catalunya Sí Que es Pot posterior a la rueda de prensa. GEORGIE URIS

TORTOSA (TARRAGONA).- “Os ofrezco un pacto. Nosotros os ayudamos a echar a Mas y después vosotros nos ayudáis a echar a Rajoy y a los corruptos”. Con estas palabras, el número dos de Podemos, Iñigo Errejón, ha vinculado los comicios autonómicos del 27 de septiembre con los generales de final de año y ha manifestado que “nadie piense que son dos elecciones separadas, ya que las catalanas servirán también para tener la pole position” en las estatales. En un mitín de Catalunya Sí Que es Pot (CSQP) en Tortosa, la principal ciudad de las Terres de l'Ebre -en el sur de Tarragona-, y en compañía de Lluís Rabell, Errejón ha valorado la masiva movilización independentista de ayer y ha pedido a los asistentes que “no nos dejéis solos con Rajoy” y les ha señalado que a pesar del inmovilismo del gobierno central “claro que hay gente escuchando a los catalanes al otro lado del Ebro”.

Antes de empezar su intervención, el secretario político de Podemos ha querido ganarse al auditorio colgando un pañuelo de la Plataforma en Defensa de l'Ebre (PDE) -la entidad que hace más de una década lideró las protestas contra el Plan Hidrológico Nacional (PHN) que proponía el trasvase del río Ebro- y utilizando el catalán en gran parte del discurso. Ante unas 150 personas, que han llenado un centro cívico de la ciudad, Errejón ha vinculado las políticas de CDC y Artur Mas con las del PP y Mariano Rajoy, una línea argumental continuada posteriormente por Lluís Rabell, el candidato de CSQP a la presidencia de la Generalitat.




Errejón ha recordado que la formación de Artur Mas votó la reforma laboral y la amnistía fiscal del PP y que ambos partidos han sido “cómplices” en las “políticas antisociales”. Rabell, por su parte, ha añadido que en el pasado mandato en Barcelona el gobierno convergente de Trias tomó todas las decisiones importantes “de la mano del PP” y ha sentenciado que “todas las derechas se entienden para silenciar a la Catalunya social”, a la que según él se dirige CSQP. El candidato ha exclamado en referencia a CDC que “esta gente no está capacitada para darnos lecciones de soberanía”.

“Llevaremos la desobediencia al Parlament y al Congreso”


La Via Lliure que abarrotó ayer la avenida Meridiana de Barcelona ha copado parte de los discursos. Errejón ha querido salir al paso de las declaraciones de Jordi Sánchez, presidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), quién ha manifestado que la entidad está dispuesta a "dar cobertura" a eventuales acciones de desobediencia civil si son necesarias en caso de una victoria de los partidos soberanistas en el 27S y un bloqueo por parte del Estado. “Cuando las élites de Barcelona y Madrid todavía negociaban, la mejor gente de este país estaba haciendo desobediencia civil no violenta para hacer frente a los recortes, defiendo los hospitales y las escuelas públicas y ayudando a sus vecinos a evitar desahucios. Sabemos lo que es la desobediencia y la llevaremos ahora en el Parlament y después en el Congreso”, ha expuesto.

En todo caso, el dirigente de Podemos ha reconocido en un contacto previo con los periodistas que la manifestación de ayer “evidencia” la necesidad que de las generales salga un gobierno que “escuche la voz de los catalanes y que dé garantías para resolver de forma democrática la relación de Catalunya con el Estado español. En relación a este tema, Rabell ha vuelto a insistir en la propuesta de un referéndum para decidir el futuro nacional de Catalunya porque es el objetivo que une a la “inmensa mayoría” de la sociedad y lo que permitiría “desbloquear” la actual situación. “Queremos democracia porque con la democracia siempre ganas los de abajo”, ha proclamado.

A pesar de que las encuestas pronostican ahora mismo el tercer lugar de CSQP en las elecciones del 27-S, por detrás de Junts pel Sí -la lista de Mas- y Ciudadanos, Errejón se ha mostrado convencido de que la candidatura dará la sorpresa. “Habrá una participación elevada y esto es positivo porque cuando mucha gente desilusionada acude a las urnas, son posibles los cambios”. Durante todo el día la candidatura ha hecho campaña en la zona, ya que al mediodía Rabell ha participado en un acto en el municipio costero de Sant Carles de la Ràpita, en compañía de los números uno y dos de la candidatura en la provincia de Tarragona, Gerard Bargalló y Hortènsia Grau. Ambos también han intervenido en el mitín de Tortosa.