Publicado: 23.03.2016 14:29 |Actualizado: 23.03.2016 14:29

Errejón reaparece tras el cese de Sergio Pascual, pero declina hablar: "No es el momento"

El número dos de Podemos llevaba ocho días sin aparecer en público.

Publicidad
Media: 3.80
Votos: 5
Comentarios:
Los diputados de Podemos, Juan Antonio Delgado, Iñigo Errejón y Miguel Vila, tras el minuto del silencio que la Cámara Baja ha convocado hoy a mediodía como muestra de repulsa ante los atentados terroristas de Bruselas. / PACO CAMPOS (EFE)

Los diputados de Podemos, Juan Antonio Delgado, Iñigo Errejón y Miguel Vila, tras el minuto del silencio que la Cámara Baja ha convocado hoy a mediodía como muestra de repulsa ante los atentados terroristas de Bruselas. / PACO CAMPOS (EFE)

MADRID.— El secretario de Política de Podemos, Iñigo Errejón, no aparecía en público desde la destitución del responsable de Organización del partido, su amigo Sergio Pascual, hace ya una semana. Mucho tiempo para quién se ha prodigado en los medios durante los dos último años.

Errejón acaparó el interés de todos los medios en el homenaje del Congreso de los Diputados a las víctimas de los atentados de Bruselas. Sin embargo, el número dos de Podemos declinó hacer declaraciones."No es el momento", se limitó a decir".



Desde el cese de Pascual, decidido el día 15 por el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, Errejón había restringido su presencia pública. Errejón, junto con otros dirigentes de Podemos como Rafael Mayoral y Tania Sánchez, participó en el minuto de silencio ante la Puerta de los Leones y, tras el acto, intercambió impresiones con el portavoz del PP, Rafael Hernando, y después con su homólogo del PSOE, Antonio Hernando.

El portavoz parlamentario de la formación morada fue abordado por los periodistas que le pedían declaraciones sobre la situación de Podemos y la anunciada entrevista entre Pablo Iglesias y el socialista Pedro Sánchez, pero evitó contestar: "No es el momento. Vamos a tener muchos días, pero hoy, no". Así las cosas, Errejón y el resto de la delegación de Podemos, perseguida por cámaras y periodistas, acabó abandonando las escalinatas del Congreso sin hacer declaraciones.

Etiquetas