Público
Público

Deliveroo Deliveroo pide una reunión con Errejón por sus críticas y este responde: "Primero, con los trabajadores"

El dirigente de Podemos rechaza mantener un encuentro con la empresa hasta que esta se reúna con los trabajadores. 

Publicidad
Media: 4.40
Votos: 5
Comentarios:

Rueda de prensa previa a la huelga de repartidores de Deliveroo del domingo 2 de julio./Twitter

Con los trabajadores no me reúno, pero con Íñigo Errejón, sí. Algo así debió pensar la directora de Deliveroo, Diana Morato, cuando ofreció una reunión al diputado de Podemos por Madrid para intercambiar opiniones "sobre el futuro de la economía on demand" después de que éste apoyara la huelga de trabajadores de la empresa en un artículo recogido por Público.

La respuesta del Secretario de Análisis Estratégico y Cambio Político ha sido clara: "Considero que antes, y seguramente lo comprende, Deliveroo debe reunirse y negociar con los y las riders que actualmente denuncian la precariedad en sus condiciones de trabajo", explicó Errejón en su respuesta.

La invitación de Diana Morato a Errejón ha molestado especialmente a los trabajadores que durante semanas han pedido reunirse, sin éxito, con la directora de la empresa para negociar las condiciones laborales que la empresa quería imponer. "Hemos pedido varias veces reunirnos con la directora. En las reuniones que manteníamos la persona que representaba a la empresa ni siquiera se identificaba y nos decía su cargo", denuncia Santiago, ex rider de la empresa, que fue despedido tras denunciar públicamente las nuevas condiciones laborales. 

"Considero que antes, y seguramente lo comprende, Deliveroo debe reunirse y negociar con los y las riders"

Santiago asegura que la única ocasión en la que pudieron hablar con la directora de Deliveroo fue en la calle, en las puertas de las oficinas de la empresa, y de manera completamente informal. Santiago acudió a las charlas que Deliveroo impartía sobre las nuevas condiciones laborales para entregar a la gente que acudía una especie de flyer en el que denunciaban estas condiciones por abusivas. "Entonces Morato bajó de su despacho y nos pidió que nos fuéramos. Nos dijo que hablaría con Londres y tal, pero no volvimos a saber nada", dice Santiago. 

Público ha intentado contactar con Deliveroo por el correo electrónico que la propia empresa aporta para medios de comunicación y, además, por redes sociales. No obstante, este periódico no ha obtenido ninguna respuesta por parte de la compañía. 

Por su parte, el diputado de Podemos Íñigo Errejón, en declaraciones a Público, ha señalado que el problema de fondo en esta cuestión es "la negativa de la empresa a reconocer a los riders como empleados, a pesar de que éstos han aportado pruebas sustanciales de una relación laboral, como hoy publica El Economista".

"No hay mayor precariedad que la de ser tratados como trabajadores sin que se te reconozca como tal. Por eso he puesto como condición para reunirme con la dirección de Deliveroo que acceda previamente a sentarse en la mesa con los representantes de los trabajadores, sería un paso importante hacia el reconocimiento de sus derechos", ha concluido Errejón.