Público
Público

La Ertzaintza irrumpe en la acampada de San sebastián y detiene a los seis miembros de Segi

Dos personas más han sido arrestadas por agredir a la policía vasca. Los agentes se llevaron uno a uno a los manifestantes sentados en el Boulevard de San Sebastián que pretendían evitar las detenciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Efectivos de la Ertzaintza han detenido a los seis miembros de Segi condenados por el Tribunal Supremo que acampaban en el Boulevard de San Sebastián junto a varios cientos de personas desde hace varios días. Asimismo, dos personas más han sido arrestadas por agredir a la policía vasca. Uno de los agentes ha tenido que ser trasladado a un centro hospitalario por las heridas sufridas.

Según ha informado el Departamento vasco de Seguridad, alrededor de las 6.00 horas de este viernes, más de una veintena de furgonetas de la Policía vasca llegaron al lugar donde se concentraban cientos de jóvenes arropando a los condenados, en un espacio que habían denominado Aske Gunea (Espacio de libertad).

Los agentes empezaron entonces el desalojo de la acampada. Uno por uno, fueron expulsando a los cerca de un millar de manifestantes que permanecían sentados en el Boulevard de San Sebastián para intentar evitar el arresto de seis de los ocho miembros de Segi condenados por el Tribunal Supremo por pertenencia a banda armada. En este lugar aguardaban, protegidos por los concentrados, seis de los ocho condenados -Egoi Alberdi, Miker Arretxe, Oier Lorente, Adur Fernández, Aitor Olaizola y Ekaitz Ezkerra-, ya que los otros dos, Nahikari Otaegi e Imanol Vicente, no participan en la acampada por motivos personales.

Más de un centenar de agentes de la Brigada Móvil y de Seguridad Ciudadana rodearon con un cordón policial a los congregados, que se mantenían sentados alrededor de los seis jóvenes condenados, mientras que otros agentes han cortado todos los accesos al Boulevard donostiarra.

Tras alertar en tres ocasiones de que se iba a proceder a las detenciones de los condenados, los agentes comenzaron, pasadas las 06.30 horas, a llevarse uno a uno a los manifestantes, que permanecen sentados y han adoptado una actitud de resistencia pasiva al tiempo que corean gritos como 'violencia la vuestra, asquerosos', 'no os los llevareis', 'el pueblo no perdonará' o 'Iñigo Cabacas, te recordamos'.

Antes de comenzar la actuación, el mando responsable del operativo mantuvo una conversación con el senador de Amaiur Urko Aiartza, quien le aseguró que los manifestantes mantendrían una actitud de resistencia pasiva y no actuarían de manera agresiva contra la Ertzaintza.

El mando, a su vez, el mando policial le informó de que su intención era llevarse uno a uno a los concentrados de manera ordenada y sin efectuar cargas, siempre que éstos mantuvieran una actitud pacífica.

A excepción de algunos forcejeos con los concentrados que ofrecieron mayor resistencia, la operación, en la que la Ertzaintza no desplegó lanzadores de pelotas, se desarrolló sin incidentes graves.

En varias ocasiones, tanto ayer como esta madrugada, cuando los concentrados conocieron la inminente llegada de la Ertzaintza, los organizadores del Aske Eguna advirtieron de que no permitirían agresiones ni 'insultos' a los agentes y que interpretarían que si alguno de los manifestantes recurría a la violencia sería sospechoso de ser un policía infiltrado.