Publicado: 14.12.2015 22:13 |Actualizado: 15.12.2015 07:00

A 140

Escaños en Blanco: “No queremos que nos voten”

Solo llevan un punto en el programa electoral: no ocupar los escaños que pudieran obtener en las elecciones. Se presentan como alternativa al voto en blanco, nulo o la abstención para que “quien no tiene a quién votar también sea tenido en cuenta”

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3
Comentarios:
Perfil en Twitter de Escaños en Blanco.

Perfil en Twitter de Escaños en Blanco.

MADRID.- Dicen ser la solución para quienes, en época de elecciones, se dejan la vista en internet buscando qué hace más daño: si no votar, votar en blanco o meter cinco papeletas y chicle de fresa en la urna.

No son nuevos. En los comicios de 2011, obtuvieron casi 100.000 votos; más que la Chunta Aragonesista o Geroa Bai. No tienen representación parlamentaria por culpa de una ley electoral que quieren que se reforme… aunque eso sea cosa de otros porque su razón de ser es dejar vacíos los escaños que pudieran conseguir.

En las listas de Escaños en Blanco van amas de casa, un internacional de balonmano, varios parados y un enterrador. También Miguel Colomo, representante general de EB, que se coloca detrás de la cuenta @escanosenblanco para no pedir el voto el 20-D .



Su programa sí que se puede resumir en 140 caracteres. Anímese.

Escaños en Blanco es una alternativa al voto en blanco, nulo o la abstención, que pretende dar representación al que quiere votar esas opciones con el escaño vacío.

Se presentan para no representar a nadie…

Representados quedan representados. Hay mucha gente que no tiene a quién votar. Esa gente debería ser tenida en cuenta a la hora de formar mayorías.

Escaños en blanco 1

Pero si uno quiere votar en blanco, vota en blanco, o si se quiere abstener, se abstiene.

Lo que nosotros conseguimos es que su voto valga igual que el que vota a un partido. El que vota en blanco, nulo o se abstiene no tiene escaño, lo que convierte su voto en un voto de segunda. Queremos que su voto en la ley sea igual que cualquier otro.

Imagine por un segundo que este país se vuelve loco y ganan ustedes las elecciones. ¿Qué pasa entonces?

Que tendríamos un problema muy gordo. ¡Pero no por los escaños vacíos! Hay que planteárselo al revés. ¿Qué pasa ahora si más de la mitad de los ciudadanos no quiere a ninguno de los candidatos? Lo que ocurre ahora es que sale el menos malo y gobierna en contra de la opinión de la mayoría.

Si les llamo anarquistas o antisistema, ¿usted responde?

Lo que queremos nosotros es más democracia. El dejar un escaño vacío funcionaría como regulador. Cuando las cosas empezaran a ir un poco mal, saltaría una alerta que tendría respuestas como la presentación de nuevas candidaturas o un cambio en las que hay.

Leo en su cuenta de Twitter: “Votar Escaños en Blanco es una forma de utilizar el poder de tu voto para expulsar políticos de las instituciones”.

El voto de quien así lo quiera debe valer lo mismo. Nosotros no somos un partido anarquista, pero si un anarquista no quiere a nadie en el poder y nos vota a nosotros, su voto será tenido en cuenta.

Escaños en blanco 2

Y sigo leyendo: “No se puede cerrar el Senado ocupando los asientos del Senado”.

¡Claro! ¡Es que no se puede!

Pero sin Congreso tampoco se puede cerrar el Senado.

Hay partidos que se presentan al Senado para cerrar al Senado. No se puede. Y al final lo que pasa es que están ocupando unos cargos -y cobrando unos sueldos- que no valen para nada. Lo honrado sería, como hacemos nosotros, dejar los escaños vacíos. O no presentarse.

Ya se han presentado a comicios anteriores.

El partido se creó en 2010 y en 2011 sacamos 94.000 votos. Son muchos. Si no existiera la deformación que introduce la ley electoral en el reparto, nosotros habríamos sacado un escaño.

Y sin Congreso tampoco hay reforma de la ley electoral.

Correcto, pero lo que nosotros hacemos es forzar el cambio de la ley. Y si no se cambia, al dejar los escaños vacíos, nosotros ya lo estamos haciendo sin reforma de la ley.

En las europeas, más de 100.000 votos. ¿Y en las municipales y autonómicas?

En las autonómicas, no. En las municipales de 2011 sacamos tres concejalías; en las de la primavera pasada sacamos una.

Y no están ustedes allí donde obtuvieron representación.

No. Tenemos el acta de la concejalía electa pero no se ha tomado posesión del cargo.

Escaños en blanco 3

¿Ninguno cayó en la tentación de sacarle partido al puesto?

No, ja ja ja. Hay que explicar que para nosotros, que haya representación es bueno. El problema es que sigue habiendo votos en blanco, nulos y mucha abstención. Pero que mucha gente quisiera votarnos sería malo. Es una ironía, pero es así. Que la gente tenga a quién votar es algo bueno.

¿A quién se le ocurrió la idea? ¿Quién está detrás de Escaños en Blanco?

La idea lleva mucho tiempo y ha habido partidos antes que nosotros, como Alternativa en Blanco. Y es una idea que está apoyada por gente de prestigio como Manuel Castells, Miquel Roca, Jorge Urdánoz, del PSN. No es una idea rara; lleva tiempo.

Y el dinero ¿quién lo pone?

Los poquitos afiliados del partido; no llegamos a 300 personas. Tenemos una cuota anual de 60 euros para el que pueda pagarla. Pero hacemos campañas austeras, muy modestas.
En las europeas nos gastamos 6000 euros. En esta nos vamos a gastar mucho menos porque hemos tenido que llevar al Constitucional los avales.

¿Por qué?

En 2011, PSOE y PP aprobaron un cambio en la ley electoral que obligaba a los partidos sin representación a recoger firmas para presentarse a las elecciones. Tenemos que demostrar un apoyo social, aunque tuviéramos en las europeas muchos más votos que las firmas que nos piden. Geroa Bai, con 40.000 votos, consiguió un escaño en 2011. Y nosotros tuvimos 94.000.  En Barcelona, como la ley electoral es la misma, se han pedido firmas cinco veces en los últimos cinco años. Es absurdo y así lo trasladamos al Constitucional que desestimó el recurso.

Y se quedaron sin listas en Madrid y Barcelona. ¿Cuantos ‘no candidatos’ tienen ustedes?

Nos presentamos en doce circunscripciones. En Asturias, La Rioja, Aragón y Murcia. En provincias como Córdoba, Palencia, Álava, Vizcaya y Tarragona. Y en Tenerife, como tienen un régimen un poco extraño, nos pudimos presentar al Senado pero no al Congreso.

En su web destacan que tienen un piloto y un internacional de balonmano en sus listas. Pero, vaya, como si fuera Obama ¿no?

Correcto. El mensaje que pretendíamos trasladar es que somos gente de todo tipo. También tenemos un enterrador, bastantes parados desgraciadamente. Es gente de la calle que va a seguir con sus trabajos. No aspiramos al poder ni a vivir de esto. Sólo queremos que nuestro voto se tenga en cuenta.

Escaños en blanco 4

A los debates no les han invitado…

No.

Hubieran ido o se hubieran hecho un Rajoy con atril vacío?

En las catalanas sí nos invitaron a uno y, sí, hicimos como él. Pero no es lo mismo el atril vacío de Rajoy. La suya era una decisión política. La nuestra fue una decisión de los ciudadanos que no querían que estuviéramos ahí. Es como quien nos dice: “Pero si el Parlamento ya está vacío”. No es lo mismo el político que hace pellas que nosotros que renunciamos a sueldo y subvenciones.

Hay un 40% de indecisos. Convénzales.

¡No queremos que nos voten! Somos el único partido que no quiere que le voten. Queremos que el ciudadano se informe, que conozca candidaturas, programas y propuestas. Y sólo si ninguna le gusta, y quiere que su voto cuente, que vote Escaños en Blanco el 20-D.