Público
Público

España estudia enviar más tropas a Afganistán y se lo comunica a EEUU

El Gobierno avisó a Estados Unidos de la retirada de las tropas de Kosovo un día antes del anuncio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La prioridad de la política exterior de Barack Obama no está en Kosovo. El anuncio de la ministra de Defensa de que España retirará sus 620 militares de allí , realizado el jueves desde la base española de Istok, ha servido para confirmar que el verdadero interés de la Administración de EEUU es que España le ayude en Afganistán. Y el Gobierno ha cogido el guante.

Según pudo saber este periódico de fuentes del Departamento de Carme Chacón, así se constata en la conversación mantenida entre el número dos de Robert Gates -secretario de Defensa norteamericano- y el secretario general de Política de Defensa (Segenpol). William Lynn y Luis Cuesta hablaron en la víspera del anuncio de Chacón debido a la imposibilidad de ésta de contactar con Gates. Cuesta trasladó a Lynn los motivos y la estrategia de repliegue del Gobierno para la misión de la OTAN en Kosovo (KFOR) y el número dos de la Defensa norteamericana, que aceptó 'comprensivamente' estas razones, pasó a preguntar inmediatamente si había posibilidades de que España reforzase la misión en Afganistán (ISAF).

La respuesta del responsable de Política de Defensa fue que 'sí había esas posibilidades' y que, de hecho, se están estudiando, informan las mismas fuentes. Tanto en Defensa como en Moncloa adelantan, además, que 'es bastante probable' que se acabe ampliando el contingente español allí.

Es la primera vez que el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero admite la posibilidad de ampliar su presencia en Afganistán, pues incluso el propio presidente, en su última entrevista televisada el 26 de febrero, aseguró con un 'no' tajante que el número de soldados españoles en la república islámica se mantendría igual aunque Obama  pidiese más militares a España.

La ministra de Defensa tiene previsto presentar el plan español de cooperación en Afganistán en la próxima cumbre de la OTAN, que se celebrará en Estrasburgo (Francia) y Kehl (Alemania) los próximos 3 y 4 de abril.

También en conversación con Público, el secretario general de la Presidencia, Bernardino León, se refirió a la 'etapa de cooperación' que se abre entre los ejecutivos español y estadounidense en el marco de la ISAF. Este asunto fue, aseguró, el que ocupó buena parte de la reunión que mantuvo con el consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, el general James Jones, el jueves en Washington.

En la cumbre de Estrasburgo y Kehl, que conmemora el 60º aniversario de la Alianza Atlántica, también el presidente de EEUU presentará su estrategia para el país centro-asiático. La similitud entre el proyecto español y el norteamericano es muy grande, explica el secretario general de la Presidencia; 'casi idéntico', subraya. Porque el pilar de ambos planes para el futuro de Afganistán es, naturalmente, la seguridad, pero también lo son 'la cooperación, el desarrollo y la gobernabilidad', constata León que certificaron él y Jones durante su larga reunión de hace dos días.

Fue inevitable que en la agenda del encuentro entre León y Jones se colara a última hora, y tras la polémica levantada con los aliados, la retirada de España de la KFOR . Al respecto, el responsable de la política exterior del presidente recordó que el Gobierno de Obama 'ha comprendido perfectamente' la posición española y que ahora se trata de trabajar juntos, como en Afganistán.

En realidad, además de Bernardino León, las fuentes consultadas por este periódico, tanto en Moncloa como en el Ministerio de Defensa, coinciden en resaltar el 'respeto escrupuloso' a los procedimientos que exige el repliegue de los militares españoles que participan en esta misión de paz organizada por la OTAN en Kosovo.

Por un lado, las mismas fuentes recuerdan que la responsable de Defensa, en su comparecencia en el Congreso el pasado 10 de diciembre señaló que, a lo largo de 2009, podría producirse una disminución de las fuerzas desplegadas sobre el territorio kosovar. Asimismo, Chacón, en la reunión de ministros de Defensa de la OTAN, celebrada en Cracovia el 19 y 20 de febrero, abogó por que la OTAN pasase a la siguiente fase, consistente en una disminución sustancial de sus efectivos en Kosovo.

Por otro lado, desde el Gobierno aseguran que la ministra pidió al Estado Mayor del Ejército hace tres meses el plan de repliegue de sus soldados en Istok, plan que le fue entregado hace dos. Mes y medio después, es decir, hace 15 días, Chacón explicó al presidente que era hora de poner fin a la misión española y que debía anunciarse durante su visita en Istok.

Zapatero aceptó y aseguró que, aunque los aliados y la OTAN debían ser conocedores de la inminente retirada, el mensaje concreto del 'nos vamos' había de lanzarse frente a los soldados desplegados en Kosovo. Un día antes de volar hacia allí, la ministra llamó al presidente y le recordó que anunciaría el fin de la parte española de la KFOR. Zapatero dio el visto bueno. Al mismo tiempo, el embajador de España ante la OTAN comunicaba verbalmente y por escrito al organismo la decisión española.

Sobre las declaraciones de León en una radio el sábado por la mañana, de las que se hicieron eco todos los medios y en las que el secretario general de Presidencia parecía responsabilizar a la ministra de Defensa de haberse explicado mal, éste aseguró a Público, que, en primer lugar, no le gusta que 'tergiversen' sus palabras y, además, nada más lejos de su intención que 'criticar' la óptima gestión de Chacón.