Publicado: 26.12.2014 15:20 |Actualizado: 26.12.2014 17:50

“La España de Rajoy no es un país para jóvenes, ni para mujeres, ni para mayores de 45 años”

Pedro Sánchez  asegura que las políticas del Gobierno del PP siguen castigando a las clases medias y trabajadoras, que continúan los recortes laborales, en derechos sociales y en libertades, y que no se puede hablar de salida de la crisis hasta que se recuperen los parámetros de empleo y de bienestar social de antes de la misma.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
El líder del PSOE, Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa que ha ofrecido para hacer balance del año. EFE/Ballesteros

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa que ha ofrecido para hacer balance del año. EFE/Ballesteros

MADRID.- El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez admitió que los datos macroeconómicos están mejorando en nuestro país. Y así comenzó su conferencia de prensa de balance de 2014 el secretario general del PSOE.

Pero tampoco en eso le concedió al Gobierno el más mínimo mérito, atribuyendo a la coyuntura internacionalla bajada del petróleo, la depreciación del euro o las políticas monetarias expansivas.



A partir de ahí, Sánchez dibujó una panorama económico, social y político muy diferente al que, prácticamente a la misma hora, esbozaba Mariano Rajoy desde La Moncloa.

El líder del PSOE cree que España sufre un Gobierno que castiga a las clases medias y trabajadoras, que sólo beneficia al 10% de la población que más tiene, y que sigue utilizando la crisis para construir un nuevo modelo social desigual e injusto.

Sánchez exige a Rajoy que no utilice la palabra recuperación "en vano" hasta que recuperar los niveles de empleo y de protección social "previos a la crisis

Sánchez lo basó en tres pilares fundamentales que han cambiado nuestro modelo: la reforma laboral, la reforma fiscal y la reforma del sistema público de pensiones.

Sobre el paro, el líder del PSOE recordó que hay 650.000 empleos menos que cuando Rajoy llegó al Gobierno, gran precariedad laboral –que llegó a tildarla de “explotación laboral”- y menor cobertura por desempleo.

En cuanto a la reforma fiscal, insistió en que sólo beneficia a los que más tienen y denunció que la menor recaudación en la Seguridad Social, junto a la laminación del fondo de reserva, hace pensar que el Ejecutivo se inclina a acabar con el Sistema de Pensiones en favor de los sistemas privados.

Con todo ello, junto a una batería de denuncias más, Sánchez concluyó que “la España de Rajoy no es un país para jóvenes, ni para mujeres, ni para mayores de 45 años”, afirmó. Por ello, el líder socialista emplazó al presidente del Gobierno a no utilizar la palabra recuperación "en vano" hasta que en España no se recuperen los niveles de empleo y de protección social "previos a la crisis"

 

También recordó los recortes en derechos sociales, la aprobación de la LOMCE, la bajada del número de becas, el desmantelamiento de la ley de dependencia o la situación de precariedad del Sistema Público de Salud por falta de medios y de financiación.

No olvidó tampoco el recorte en libertades públicas, y citó que Rajoy empezó el año anunciando la ley del aborto y lo acabó aprobando la denominada “ley mordaza”.

Aboga por cambiar la política “como lo hizo Adolfo Suárez y los políticos de la Transición”

Finalmente, el líder socialista reiteró su decisión de modificar la Constitución y pidió recuperar el espíritu del patriotismo constitución. Incluso, dijo más: “Quiero cambiar la política como lo hizo Adolfo Suárez y los políticos de la transición”, por lo que reivindicó los grandes pactos de Estado.

Sánchez no quiso entrar en cuestiones internas del PSOE y aseguró que se ha comprometido en no hacerlo. Y, a continuación, vaticinó que el PSOE obtendrá un buen resultado en las elecciones municipales y autonómicas de 2015, “que nos permitirá hacer más gobiernos de izquierda en favor de las clases medias y trabajadoras”.

Al ser preguntado si era un guiño a Podemos, contestó: “Es a las clases medias y trabajadoras”.