Público
Público

Sólo el 3% de los españoles residentes en el extranjero pudo votar en las elecciones autonómicas de 2015

Poco más de 50.000 de los 920.000 residentes en el extranjero censados solicitó el voto. Se aceptaron 46.543 solicitudes y fueron escrutadas 27.336.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:

Un trabajador de Correos entrega los votos por correo en unas elecciones.-  EFE

MADRID.- No llegó al 3% el número de españoles residentes en el extranjero que votaron en las elecciones autonómicas y municipales de 2015.

En concreto, en esos comicios pudieron votas 919.082 españoles inscritos en el censo electoral. Sin embargo,  el número de solicitudes de voto realizadas fue 50.256, de las que fueron aceptadas 46.543 y escrutadas 27.336, según ha confirmado el Gobierno en respuesta a una pregunta por escrito formulada por el senador de Compromís Carles Mulet.

La pregunta fue registrada meses después de estas elecciones, pero la disolución de las cámaras legislativas antes de las elecciones generales hicieron que decayera. Para Mulet, los datos son "escandalosos". "La mayoría de gente exiliada laboralmente fuera del Estado son los jóvenes con mejor formación de nuestra historia, gente potencialmente crítica con el actual gobierno", ha explicado el senador, que recuerda que se han denunciado "casos flagrantes de extravío de correos, burocracia que se convertía en una carrera de obstáculos, colas infinitas concentradas en una sola ciudad de cada país con más jóvenes emigrados, la falta de información absoluta, todo ello para disuadir a los exiliados del voto".

Mulet considera que se cumplió con ese espurio, ya que sólo pudieron llegar al final del recorrido el 2,97% de los sufragios, y añade que "si vemos qué votó este 2,97% en esas autonómicas, el PP fue especialmente castigado”.

Pese a las críticas de varios partidos políticos y colectivos de jóvenes españoles emigrantes como la Marea Granate, el Gobierno mantuvo el complicado sistema para pedir el voto desde el extranjero para las elecciones generales del 20 de diciembre, cuando un 37% de los emigrados españoles recibieron tarde las papeletas para esa cita electoral, entre otras incidencias.