Público
Público

Estrasburgo El PP, PSOE y Cs hacen frente común para no despenalizar las injurias a la Corona pese a la sentencia de Estrasburgo

Las tres formaciones respetan pero no comparten la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de condenar a España a indemnizar a dos jóvenes catalanes condenados por quemar una foto del rey.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, a su llegada a la rueda de prensa en la cámara baja. EFE/ Zipi

El PP, PSOE y Cs hacen frente común para no despenalizar las injurias a la Corona pese a la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de condenar a España a indemnizar a dos jóvenes catalanes condenados por quemar una foto del rey.

El portavoz parlamentario del PP, Rafael Hernando, ha recalcado que no comparte el fallo del TEDH porque las injurias al jefe del Estado son una "ofensa" para "muchísimos" ciudadanos. 

"La protesta es una cosa, pero la ofensa de forma deliberada a los sentimientos de la gente tiene que tener algún tipo de penalización", ha manifestado el dirigente conservador en rueda de prensa en el Congreso. No obstante, ha querido dejar claro que el PP apoya las sentencias de los tribunales, incluida la del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

De entrada, Hernando ha avanzado que su grupo parlamentario rechazará la toma en consideración de la proposición de ley que Esquerra Republicana (ERC) somete este martes a votación en el Pleno del Congreso para despenalizar las injurias a la Corona y la quema de banderas.

En esta línea, el PSOE también se opone a despenalizar el delito de injurias a la Corona, pese a la sentencia del TEDH. En rueda de prensa en la cámara baja, la portavoz parlamentaria del PSOE y magistrada de profesión, Margarita Robles, ha rechazado entrar a valorar la sentencia, pero sí ha precisado que, "en una primera aproximación" y a falta de una lectura más pausada, el fallo de Estrasburgo juzga "excesiva" la pena de prisión dictada para estos jóvenes como castigo a "lo que consideran (los jueces del TEDH) una manifestación de la libertad de expresión".

La portavoz del PSOE en el Congreso Margarita Robles. EFE/Zipi

Esta sentencia, explica Robles, deberá ser tenida en cuenta por los tribunales españoles a la hora de enjuiciar casos similares, pero no afecta a la posición decidida previamente por los socialistas de votar en contra de la proposición de ley presentada por ERC para derogar los artículos del Código Penal en los que se castiga con penas de prisión el delito de calumnias o injurias a los miembros de la Casa Real, y multas por ofensas o ultrajes a España, sus comunidades autónomas o a sus símbolos o emblemas.

El voto contrario a la toma en consideración de esta iniciativa de ERC se justifica en que, a juicio del PSOE, la propuesta de ERC "no se centra" tanto en el ámbito de la libertad de expresión como en posicionarse contra la institución, además de que defiende la "despenalización general" de todo tipo de calumnias e injurias.

Por su parte, Ciudadanos "acata" y "respeta" la decisión del Tribunal de Estrasburgo, pero insiste en que la sentencia "podría llamar a equívoco" porque estos delitos siguen existiendo y "se pueden penar". 

"Revolcón" de la Justicia europea a la española

Sin embargo, la portavoz de Podemos en el Congreso, Irene Montero, ha celebrado este martes la decisión del TEDH porque demuestra que todos los ciudadanos son iguales ante la ley, incluido el monarca. "Nos ha recordado que todos somos iguales ante la ley, que el rey y la reina también. Que nadie está por encima de la ley", ha asegurado en la rueda de prensa que ha ofrecido en el Congreso tras la Junta de Portavoces.

Asimismo, ha asegurado que esta condena pone de manifiesto que en España "es necesario defender la libertad de expresión de aquellos que están intentando vulnerarla".

Además, se ha mostrado a favor de derogar el delito de injurias a la Corona del Código Penal. "El delito de injurias ya está en el Código Penal y como todos somos iguales ante la ley, no debe haber distinción entre ciudadanos españoles a la hora de ser injuriados", ha apostillado.

El coordinador general de IU, Alberto Garzón, ha destacado que la sentencia de Estrasburgo confirma que la libertad de expresión se está vulnerando en España por leyes anacrónicas que protegen a instituciones como la Monarquía por encima de la Constitución.

Pero Garzón, que ya propuso en febrero derogar el delito de injurias a la Corona y de ultraje contra patria, entre otros, ha precisado que la decisión del Tribunal Europeo no afecta solo a leyes anacrónicas, sino también a la "interpretación reaccionaria" de los tribunales españoles.

En su opinión, todos los grupos de la cámara deberían entender que es momento no solo de derogar preceptos del Código Penal, sino de revisarlo en su totalidad para que se preserve la libertad de expresión y España no quede como un país "pasado de rosca" en la defensa de derechos fundamentales.

En el mismo sentido se ha pronunciado su compañero de grupo parlamentario Miguel Anxo Fernán Vello, de En Marea, quien ha hablado de un nuevo "revolcón" de los tribunales europeos a la Justicia española y de "paso positivo importante" en la lucha por los derechos y libertades.

"La libertad de expresión está por delante de la defensa de la figura del rey", ha recalcado el diputado gallego, mientras que para el portavoz del PDeCAT, Carles Campuzano, la sentencia pone de manifiesto el "grave problema de déficit democrático" de España, que existen comportamientos autoritarios y que la justicia solo llega desde Estrasburgo.

Ha recalcado que son los tribunales europeos los que protegen los derechos de libertad de expresión y pensamiento, y ha considerado que "sería bueno" que los progresistas españolas leyeran sus sentencias.

Para el portavoz del PNV, Aitor Esteban, la resolución conocida es "acertada" y ha llamado a tener "mucha consideración" porque ocupa una posición "más alejada y neutral". Ha recordado que este tipo de decisiones ya se han producido en países que tienen como máxima la libertad de expresión, como Estados Unidos, donde ya se dijo que quemar un bandera no es delito.