Público
Público

Fin de ETA El PP se aferra a los rescoldos del terrorismo para justificar su postura antinacionalista

"Hoja de ruta de ETA" o "batasunización del territorio" son conceptos que vuelve resucitar el PP, pocos días después de hacerse publica la disolución de ETA, para intentar frenar la reclamaciones de más autogobierno que puedan plantear Euskadi o Navarra.

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 6

Fotografía facilitada por el Ministerio del Interior del titular del Departamento, Juan Ignacio Zoido (i), con los representantes de asociaciones de víctimas del terrorismo.

Una semana después de la disolución de ETA, el PP sigue manteniendo la misma política, sólo que ahora se aferra a los rescoldos del terrorismo para justificar su postura antinacionalista. Por ejemplo, los conservadores rehúsan acercarse a la comisión del Parlamento Vasco, que busca fijar las bases de una nueva etapa en Euskadi, ya que "la postura es la misma que se viene manteniendo".

Aunque ya no existe oficialmente la violencia, este mismo jueves, el Gobierno ha celebrado dos actos con el terrorismo como eje central. En este sentido, el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, ha presidido la reunión del Pacto Antiterrorista para "abordar la disolución de la banda terrorista", una disolución que ya se ha hecho efectiva. Después, el ministro se ha trasladado con las víctimas del terrorismo a la Moncloa para reunirse con Mariano Rajoy.

Las filiales del PP en Euskadi y Navarra, por su parte, también siguen aferradas al pasado para justificar sus posiciones más inmovilistas. Fieles al "Todo es ETA" que durante años ha marcado la política vasca, los conservadores han resucitado esta semana viejos fantasmas. En ese contexto, han vuelto a aparecer conceptos como “hoja de ruta de ETA” o “batasunización”.

"No habrá contraprestaciones ni concesiones"

Juan Ignacio Zoido ha reiterado este jueves, tras la reunión del Pacto Antiterrorista, que no se va a premiar a ETA por "reconocer su fracaso y derrota", y ha insistido en que no habrá "impunidad posible, ni en el presente ni el futuro" ni contrapartidas de ningún tipo.

Tras recordar que lo único que ha hecho ETA es "asesinar y causar dolor", el titular de Interior sacaba pecho y reiteraba que lo único que van a hacer es "garantizar la memoria, verdad y justicia de las víctimas". "No vamos a permitir que se falte el respeto a la memoria de las víctimas, con distinciones entre ellas o con alusiones a una falsa e insultante responsabilidad compartida", ha enfatizado el ministro.

Respecto al acercamiento de los presos de ETA, el Gobierno insiste en que se aplicará de forma "escrupulosa" la ley y que, en todo caso, para que eso se produjera, no bastaría "con rellenar un formulario", ha advertido el responsable de Interior.

A pesar de que en el orden del día no figuraba el punto de "ruegos y preguntas", Zoido, ante la pregunta "¿y los presos qué?" de un representante político, ha respondido: "No habrá contraprestaciones ni concesiones".

Sobre la ausencia del PNV en la reunión —además de ERC—, el titular de Interior ha señalado que "cada uno es libre de tomar las decisiones que le parezcan oportunas". Y, pese a que el lehendakari, Íñigo Urkullu, haya manifestado que había observado en el presidente del Gobierno sensibilidad para cambiar la política penitenciaria, Zoido ha recalcado que el mensaje del Gobierno en este aspecto tampoco no ha variado.

Mariano Rajoy, en la reunión mantenida este jueves con los representantes de asociaciones y víctimas del terrorismo —acompañados por Zoido—, ha ratificado que no cambiará la política penitenciaria, que no ha negociado y que no negociará y que mantendrá en todo momento su compromiso con las víctimas, a pesar de que algunas de estas voces les han reprochado que pacte con el PNV cuestiones como el proyecto de ley de presupuestos generales del Estado.

Asimismo, la presidenta del colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco (COVITE), Consuelo Ordóñez, y la de la Fundación Gregorio Ordóñez, Ana Iríbar —hermana y esposa del concejal del PP Gregorio Ordóñez asesinado por ETA—, han exigido a Rajoy más gestos y compromisos.

Política vasca y navarra

El portavoz de los conservadores vascos, Borja Sémper, tras conocerse la propuesta presentada por PNV en la ponencia de autogobierno del Parlamento Vasco, habló de "hoja de ruta de ETA". En realidad, según el preámbulo de su documento, el partido de Iñigo Urkullu se refiere al "derecho a decidir", "identidad propia" o relación "bilateral".

A pesar del acercamiento que vivieron en las últimas semanas tras confirmarse que el PNV apoyará los Presupuestos Generales del Estado, el PP vasco ha decidido marcar distancia de los nacionalistas en el Parlamento Vasco. Así lo volverán a remarcar la próxima semana, cuando la Ponencia de Autogobierno vuelva a reunirse para seguir abordando los puntos en común que podrían alcanzar las formaciones políticas en torno a la reforma del Estatuto. Ahí está la clave: para el PP no hay ninguna necesidad de profundizar el autogobierno. Y si el PNV insiste en profundizarlo, los populares lo asociarán automáticamente con la ya desaparecida ETA.

Mientras tanto, la portavoz de los populares en Navarra, Ana Beltrán, recorre estos días la Comunidad Foral con un mensaje apocalíptico: se aproxima la "batasunización del territorio". Ese ha sido el eslogan elegido para atacar al gobierno de Uxue Barkos, al que el PP —y también los regionalistas de UPN— considera afín a las tesis del "nacionalismo vasco". Según el argumentario de Beltrán —quien este viernes dará una charla en la Casa de Cultura de Cizur Menor— Navarra está "en manos de un Gobierno nacionalista cuyo objetivo último es la anexión de Navarra a Euskadi, utilizando la imposición de la lengua, los símbolos y el territorio".

En ese contexto, el partido de Rajoy también tiene previsto realizar una caravana de coches que saldrá este sábado desde Tutera y recorrerá distintos puntos de la comunidad. El objetivo, según adelantó Beltrán, será denunciar que el Ejecutivo liderado por Barkos "utiliza el euskera como arma para intentar unir Navarra y País Vasco". Todo esto se enmarca en la campaña que la responsable del PP navarro presentó el pasado 20 de abril en Madrid junto al exalcalde de Vitoria y actual vicesecretario de Política Sectorial, Javier Maroto. Aquel día, ambos dirigentes conservadores lanzaron un vídeo que compara la situación de Catalunya con la realidad actual de Navarra.

"Desde 2015, el gobierno foral está en manos de la izquierda abertzale, que tiene como objetivo que Navarra desaparezca. Para ello está imponiendo un proceso de batasunización con una hoja de ruta clara", dice el PP en el vídeo de 55 segundos. El éxito del mensaje ha sido relativo: más de 20 días después de su presentación, sólo había sido visto por 752 personas.