Público
Público

ETA provoca el refuerzo de la unidad democrática

La ola de atentados frena el conato del PP de reabrir este frente de oposición. Partidos y agentes sociales reafirman la determinación de derrotar a la banda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La última ola de atentados de ETA no ha tenido otro efecto político que reforzar la unidad de los partidos y agentes sociales. Si a finales de la semana pasada el PP daba muestras de querer volver al choque con el Gobierno solicitando la comparecencia en el Parlamento del fiscal general del Estado tras la ilegalización de ANV y EHAK, la banda terrorista no dejó ayer resquicio para la diferencia ni el matiz.

Diez minutos tardaron los portavoces de los partidos parlamentarios, y los principales dirigentes de CEOE, Cepyme, CCOO, UGT y USO en estampar su firma en un comunicado que ratifica la determinación compartida de 'combatir con coraje y fortaleza democrática a la organización terrorista ETA hasta derrotarla definitivamente a través de la fuerza exclusiva del Estado de Derecho'.

La convocatoria la puso en marcha, poco después de las siete de la mañana, el vicesecretario general del PSOE, José Blanco, con una llamada telefónica a la secretaria general del PP, María Dolores Cospedal, aunque la reunión formal hubo de posponerse hasta las cinco de la tarde para que pudieran llegar los portavoces que residen fuera de Madrid.

No hubo en esta ocasión tiras y aflojas sobre el uso de unos y otros términos. La base del comunicado es el texto que se acordó en marzo, tras el asesinato del concejal socialista Isaías Carrasco, y que se reprodujo básicamente también en mayo, cuando ETA asesinó en Legutiano a un guardia civil.

'ETA -dice el texto- ha hablado de la única manera que sabe: poniendo bombas y causando dolor y tragedia. Nuestra respuesta es serena y firme: Jamás conseguirán sus objetivos, no doblegarán la democracia ni el Estado de Derecho, no conseguirán ninguna de sus pretensiones. Permaneceremos firmes en la defensa de la vida, de la libertad, de la democracia y del Estado de Derecho. A los autores de este atentado y al resto de los terroristas, sólo les espera la aplicación de la ley, la acción policial y el ejercicio de la Justicia'.

Al tratarse la última víctima de un militar, se añadió un párrafo de reconocimiento a las Fuerzas Armadas: 'Junto a nuestro condolencia, quede aquí patente nuestro reconocimiento a las Fuerzas Armadas, que constituyen una de las instituciones esenciales al servicio de nuestra democracia'.

Este párrafo enlaza con otro en el que se manifiesta 'a todos los servidores públicos que garantizan nuestra seguridad, nuestro reconocimiento por la labor abnegada que realizan cada día y por su sacrificio permanente en defensa del Estado de Derecho'.

También se hace una referencia expresa de 'solidaridad y afecto para los ertzainas heridos' en el atentado de Ondarroa 'y para todas las personas que han sufrido daños como consecuencia de estos salvajes atentados'. En este punto se insta 'a las Administraciones Públicas correspondientes para una eficaz y rápida intervención con las ayudas públicas establecidas'.

El comunicado fue leído por José Antonio Alonso, portavoz parlamentario del PSOE y ex ministro de Defensa, con la portavoz del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, a su derecha, y el resto de dirigentes políticos, empresariales y sindicales a su alrededor.

Como en ocasiones precedentes, el lugar elegido para la declaración fue el Congreso de los Diputados, como 'máxima expresión de la soberanía popular' y foro más adecuado para proclamar que 'no cabe la violencia' en libertad y democracia.