Público
Público

ETA Rajoy asegura que las condenas se seguirán cumpliendo y no habrá "impunidad"

El Ministerio del Interior convocará una reunión del Pacto Antiterrorista en los próximos días para analizar la situación tras la disolución de la banda terrorista ETA.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en una declaración institucional en el Palacio de la Moncloa sobre la declaración de ETA anunciando su disolución.. REUTERS/Sergio Perez

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado hoy que los crímenes de ETA se seguirán "investigando" y sus delitos "juzgando y, en su caso condenando" y las condenas se seguirán cumpliendo, ya que "no hubo ni habrá impunidad" para todos sus delitos y atentados.

En una declaración institucional en el Palacio de la Moncloa, que ha sido acordada por el Consejo de Ministros, tras el anuncio de disolución de la banda terrorista ETA, Rajoy ha afirmado: "Nada les debemos ni nada tenemos que agradecerles porque ahora asuman que abandonan definitivamente la violencia". Además, ha confirmado que en los próximos días el Gobierno convocará a los partidos firmantes del Pacto Antiterrorista para analizar la disolución de la organización criminal.

Ha subrayado en este sentido que "nada" se le debe a ETA ni nada hay que agradecerle porque ahora asuma que abandona definitivamente la violencia. Tras lamentar que la banda terrorista haya tardado demasiado tiempo en "reconocer su derrota", Rajoy ha puesto en valor que frente a la "sinrazón del terrorismo" España ha respondido "con la fortaleza moral de una sociedad madura y decidida a defender su vida democrática".

"Desaparece ETA, pero como he dicho sus crímenes se seguirán investigando, sus delitos se seguirán juzgando y las condenas se seguirán cumpliendo", ha reiterado el presidente, quien ha destacado que hoy la banda terrorista "ha reconocido por fin, después de 50 años, que toda su historia ha sido un fracaso".El jefe del Ejecutivo ha dedicado sus primeras palabras a todas las víctimas, "sin distintivos y sin categorías", porque "a todos ha igualado en su fanatismo la violencia" y porque "no hay lugar para justificaciones y excusas" y "nada que justifique tanto dolor".

Ha invitado por eso a toda la sociedad a recordar a todas y cada una de las 853 víctimas de ETA, personas "únicas e irrepetibles" que tenían una vida ante sí que no pudieron disfrutar porque "todo les fue arrebatado".

Rajoy ha afirmado que ETA "no ha logrado ninguno de los objetivos políticos que se marcó en su larga historia criminal, ninguno", al igual que tampoco han conseguido los terroristas "ningún rédito por matar", o por haber dejado de hacerlo hace ya algunos años.