Publicado: 27.05.2014 18:25 |Actualizado: 27.05.2014 18:25

La Eurocámara encarga a Juncker buscar una mayoría y Schulz anuncia que aspira a la Comisión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La conferencia de presidentes de la Eurocámara (donde están representados todos los grupos políticos) ha pedido este martes que el candidato del Partido Popular Europeo (PPE), el luxemburgués Jean-Claude Juncker, sea el primero en buscar un respaldo suficiente para convertirse en el nuevo presidente de la Comisión Europea, dado que su partido ha resultado el ganador de las elecciones europeas.

Para ello, el Parlamento Europeo exige a los jefes de Estado y de Gobierno de los 28 que en la cumbre extraordinaria que celebran esta tarde den a Juncker un mandato claro para negociar con el resto de grupos políticos.

"No hay motivos para que el Consejo Europeo retrase el proceso", ha dicho el presidente del grupo socialista, Hannes Swoboda, que ha señalado que las fuerzas proeuropeas deben responder a las preocupaciones de los votantes elaborando con urgencia un programa detallado para los próximos cinco años.

"El PPE -pese a un retroceso sustancial- sigue siendo el mayor grupo en el Parlamento Europeo. Su candidato a presidente de la Comisión tiene el claro derecho de iniciar las negociaciones para buscar una mayoría en el Parlamento Europeo", ha subrayado Swoboda.

El acuerdo en la conferencia de presidentes supone una marcha atrás de los socialistas y su candidato, el alemán Martin Schulz, actual presidente de la Eurocámara. Tras conocerse los primeros resultados, Schulz rechazó apoyar a Juncker y sostuvo que los dos deberían negociar en paralelo para ver quién lograba la mayoría suficiente.

Schulz anunció este martes que se presentará el próximo 18 de junio como candidato a presidir la fracción de los socialdemócratas en la Eurocámara.

"Me presentaré el 18 de junio como candidato a liderar la fracción de los Socialistas y Demócratas (S&D) y dimitiré entonces como presidente del PE", señaló Schulz a su llegada a la reunión de los líderes socialistas de la Unión Europea (UE), previa a la cumbre extraordinaria de jefes de Estado y de Gobierno que analiza hoy los resultados de las elecciones europeas.

"Desde ese (nuevo) cargo encabezaré las negociaciones con otros grupos" europarlamentarios, afirmó Schulz, que espera que el Partido Popular Europeo (PPE) conceda hoy al candidato conservador a presidir la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, el mandato para negociar la mayoría necesaria en la Eurocámara.

El líder socialista valoró el "gran paso" dado hoy por los presidentes de los grupos políticos del PE para cumplir lo que había prometido antes de los comicios, el exigir al Consejo Europeo, con más de 600 votos, que el candidato ganador intente recabar el apoyo mayoritario para ser presidente de la CE. Asimismo, ha avisado que Juncker sólo logrará el respaldo de su grupo si presenta un programa detallado que dé prioridad a la creación de empleo, la elaboración de una política de inmigración europea y la lucha contra la evasión fiscal.

Según los últimos resultados, el PPE ganó las elecciones europeas con 213 escaños (el 28,36%) del total, frente a los 190 de los socialistas (el 25,3 del total). El sustituto de José Manuel Durao Barroso al frente de la Comisión debe ser ratificado por la Eurocámara por mayoría simple, lo que prácticamente exige un acuerdo entre populares y socialistas para evitar el bloqueo de las fuerzas anti-UE.

De acuerdo con el Tratado de Lisboa, son los líderes europeos los que deben proponer al candidato por mayoría cualificada "teniendo en cuenta" el resultado de las elecciones europeas.

El primer ministro británico, David Cameron, ya ha dejado ver su oposición a Juncker , al igual que el húngaro Viktor Orban. Cameron está buscando además el apoyo de otros países como Países Bajos o Suecia. La canciller alemana, Angela Merkel, ha resaltado que "Jean-Claude Juncker es nuestro candidato a la presidencia de la Comisión". "Sabemos que ninguno de los partidos políticos tiene mayoría en solitario, así que de lo que se trata ahora es de encontrar una amplia mayoría y ahora vamos a fijar los parámetros de ese procedimiento", ha explicado. Para ello, ha dicho, los líderes europeos darán un mandato al presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy. España, por su parte, considera "lógico" que Juncker sea el sustituto de Barroso.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha considerado hoy que Jean Claude Juncker debe ser "el primer candidato" a presidir la Comisión Europea ya que el Partido Popular Europeo (PPE) ha sido el partido más votado.

Rajoy, en declaraciones a los periodistas antes de la reunión del PPE previa a la cita informal de los líderes de la UE para debatir la futura renovación de las instituciones europeas, ha recordado que el compromiso de todos los socios comunitarios es que presidiera la Comisión el partido más votado, y ese ha sido el que proponía a Juncker.

El jefe del Ejecutivo ha señalado que eso es lo que va a transmitir en las reuniones de hoy en la capital belga, aunque ha reconocido que ningún partido tiene la mayoría y hay "diferentes formas de ver las cosas" en este asunto.