Publicado: 28.08.2015 18:26 |Actualizado: 30.08.2015 23:30

Euskadi involucra a los municipios en el recuerdo a “todas” las víctimas del terrorismo

Iñigo Urkullu reunirá el viernes en Bilbao a los 128 alcaldes de las localidades en las que asesinaron ETA, GAL o distintos cuerpos policiales.

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 4
Comentarios:
La reparación de las víctimas centra gran parte de la agenda del lehendakari, Iñigo Urkullu. / JAVIER ETXEZARRETA (EFE)

La reparación de las víctimas centra gran parte de la agenda del lehendakari, Iñigo Urkullu. / JAVIER ETXEZARRETA (EFE)

SAN SEBASTIÁN.- En el proceso de paz abierto en Euskadi en 2011 a raíz del anuncio del cese definitivo de la violencia por parte de ETA aún quedan muchos asuntos pendientes: la organización terrorista no ha entregado las armas ni ha pedido perdón a sus víctimas; el Gobierno se niega a cualquier tipo de negociación o diálogo que ponga fin a la excepcional dispersión de los presos, y mantiene la presión policial sobre elementos políticos; y aún está por construir la memoria y la reparación de las víctimas.

Este último aspecto centra gran parte de la agenda del lehendakari, Iñigo Urkullu, y ha motivado el Plan de Paz y Convivencia que su Gobierno ha diseñado en esta misma legislatura. Esa hoja de ruta tiene marcado en rojo en el calendario el próximo viernes 4 de septiembre, día en el que el jefe del Ejecutivo vasco reunirá en la que será próximamente la sede del Instituto Vasco de la Memoria, en Bilbao, a los 128 alcaldes de los municipios en los que en las últimas décadas se produjeron atentados bien de ETA, los más numerosos, o bien de otros grupos terroristas como el GAL, así como asesinatos por parte de los distintos cuerpos policiales que han operado en el País Vasco en los últimos 50 años.



A la cita están convocados regidores del PNV, partido con más alcaldías en Euskadi, pero también de EH Bildu y el PSE. No han sido invitadas otras fuerzas con presencia en el territorio como el PP –que gobierna tres municipios vascos en los cuales nunca ha habido víctimas–, UPyD o Podemos, porque no lideran ningún consistorio afectado por la violencia. No obstante, esta última ya ha mostrado su respaldo a la iniciativa. El objetivo del encuentro no es otro que la entrega por parte del máximo representante del Gobierno vasco de un documento en el que se recogen los datos de cada una de las 707 personas asesinadas en Euskadi entre 1960 y 2010 y que se titula Retratos Municipales de la Vulneración del Derecho a la Vida. En total son 128 retratos, uno por cada uno de los pueblos o ciudades donde se produjeron asesinatos.

En ciudades y pueblos

El secretario de Paz y Convivencia del Ejecutivo autonómico, Jonan Fernández, explicó el pasado día 19 que, además, se tratará de involucrar a esos municipios en la importancia que tienen el desarrollo de “políticas memoriales y de recuerdo a las víctimas”, instándoles así a que realicen distintos homenajes en sus localidades bajo la premisa de verdad, justicia y reparación que rige la mencionada Secretaría. A nivel particular distintos alcaldes del PNV ya se han mostrado a favor de la iniciativa. Es el caso del regidor de San Sebastián, Eneko Goia, que esta misma semana reconocía la importancia que su presencia tendrá en la reunión del viernes al ser el alcalde de la ciudad en la que más asesinatos se han producido.

Lo cierto es que los homenajes han sido habituales en la capital guipuzcoana, al igual que en las otras capitales vascas, gobernadas tradicionalmente por PNV, PSE o PP. Pero cobra especial importancia esta propuesta del Gobierno vasco en las localidades más pequeñas y en las que durante años ha gobernado EH Bildu. Pero el hecho de que la Secretaría de Paz y Convivencia haya decidido incorporar a esos retratos no sólo a víctimas del terrorismo sino también a las de otros grupos, ha acercado a la coalición independentista a la iniciativa. No obstante, para que estén “todas”, término empleado por la parlamentaria vasca de EH BIldu, Rebeka Ubera, la pasada semana, la coalición echa en falta algunos nombres, que mencionará en la reunión del viernes.

Esa equiparación entre las víctimas causadas por unos u otros grupos terroristas es, en cambio, lo que parece suponer un claro obstáculo para los socialistas vascos. Su secretaria general, Idoia Mendia, acusó al Gobierno vasco de intentar “diluir la violencia específicamente desarrollada en Euskadi, el terrorismo de ETA y de quienes trataron de combatirlo ilegalmente, en un conjunto de violencias que vendrían a avalar la tesis del conflicto político”, según informó el diario Noticias de Gipuzkoa. Aún más contundentes en contra de la iniciativa se han mostrado también el PP y UPyD, por lo que la búsqueda del consenso por parte del equipo de Urkullu resultará determinante para constatar el éxito de la propuesta y para cumplir con su objetivo de memoria y reparación.

Unión de víctimas y sociedad

Esta creación del mapa municipal de las víctimas se suma a otras acciones impulsadas por la Secretaría de Paz y Convivencia del Ejecutivo vasco para promover la interacción, la confluencia y la unión entre víctimas y sociedad. En junio, el departamento anunció que grabaría en vídeo los testimonios de cerca de un centenar de víctimas del terrorismo y, además, creó una web (www.memoriaplaza.eus) en la que invitó a participar a todos los vascos para que depositen, también en vídeo, sus experiencias o sugerencias acerca del pasado violento del País Vasco. Todos los documentos audiovisuales depositados en esa llamada Plaza de la Memoria quedarán posteriormente en manos del mencionado Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos que dirige la exparlamentaria de Aralar, Aintzane Ezenarro.